Cómo leer y aplicar las fórmulas capitalistas de Carlos Marx planteadas en El Capital, IV

Todo proceso de producción comprende un proceso productivo y otro circulatorio.

En la reciente entrega III introdujimos la fórmula de la composición del capital. Luego de señalar las ecuaciones macroeconómicas conducentes al equilibrio estable de una economía burguesa, arribamos a la siguiente:

“Esa inestabilidad queda resuelta así:

  c     v       pl            PP[5]

--------------------------------

200  50    62,50  = 312,50

100  50    37,5    = 187,5

--------------------------------

300  100  100         500,00

 ---------------------------------”

Si observamos el dato de ese cuadro  a la altura de la primera columna, segunda fila (100), nos daremos cuenta de que, si bien se estabiliza el sistema  mediante una g’ común, en cambio se desequilibra ya que el sector productor de bienes de consumo no es capaz de cubrir toda la demanda del sector productor de medios de producción que expresada en precios de producción = 112,50, según los datos de la segunda y tercera columnas de la primera fila (50 + 62,50).

Finalmente, este desequilibrio se resuelve así:

  c        v       pl         PP.V [1]

--------------------------------

200      50    62,5  = 312,5

112,5   50    37,5  = 200

--------------------------------

Ahora, allí presentamos una situación de equilibrio estable para una economía cerrada o que no acumularía plusvalía.

Así queda resuelto también el imaginario “problema de la transformación” que los apologistas del capitalismo plantearon como arma teórica para  negar el origen de la ganancia y de la fuente del valor que es finalmente uno de los objetivos de El Capital  de Karl Marx.

Para comprender que los precios de producción son  los mismos valores de la producción, basta con observar que el valor 200 del segundo sector se conserva mediante el sacrificio de pl que este sector sufre cuando compra el valor orgánico de su capital constante (100) al precio de producción = 112,5 con cargo al sacrifico de parte de su plusvalía. Por su parte, el primer sector recibe este precio de producción en valores de producción = 112,5 porque sus trabajadores reciben 50 y sus capitalistas reciben 62,5 en bienes de consumo por ese valor. Repetimos el cuadro:

  c        v       pl         PP.V [1]

--------------------------------

200      50    62,5  = 312,5

112,5   50    37,5  = 200

--------------------------------

En resumen: en ese cuadro de ecuaciones macroeconómicas sólo aparecen datos expresados en valor trabajo como el representado por los precios de producción a los que el primer sector  vende sus medios de producción al segundo sector = 112,5 (dato de la primera columna, segunda fila), un valor trabajo que, como precio de producción, satisface el segundo sector con cargo al sacrificio = 12,5 que sufre este sector en su plusvalía, ahora reducida a 37,5(dato de la tercera columna, segunda fila)[2].

La dificultosa compresión correcta de esta supuesta conversión de valores en precios de producción  desaparece cuando recordamos que las mercancías tienen una doble valoración: una material, como valor de uso, y otra social, como valor de cambio. Vale decir: las mercancías conservan su valor , como valores de uso, aunque durante sus intercambios pierdan o ganen en valor de cambio.

Dicha conversión suele trastocarse  sólo cuando perdemos de vista que el proceso de producción de las empresas es un asunto microeconómico, sólo si lo parecíamos como proceso productivo, pero también es un asunto macroeconómico cuando reconocemos que también es un proceso circulatorio, mediado por el dinero. Circula el capital en pleno, tanto el reproducido como el producido: el capital constante, el variable y la plusvalía, o sea, los medios de producción y los bienes de consumo final absorbidos por asalariados y capitalistas.

20/03/2015 4:33:46




[1] El  título de la tercera columna lo hemos corregido y representa valor expresado ahora en precios de producción

 

[1] El  título de la tercera columna lo hemos corregido y representa valor expresado ahora en precios de producción

 

[2] Se da, pues, un trasiego de plusvalía, del sector segundo al primero.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3341 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: