Pildoritas 30 (año VIII)

¡Que no se vayan!

Bueno…. parece que ya no son presunciones ni rumores los deseos de la derecha apátrida, pareciera que cada vez estamos más cerca de ver surcar los cielos y los mares que nos separan del país más poderoso del planeta, para como en otros países del mundo, venir a dominarnos por la fuerza destructiva que dejaría en ruinas nuestra patria, y que traería muerte para miles de venezolanos y venezolanas y desolación para quienes protegidos por la Providencia, puedan quedar con vida para contarlo.-

El desenlace al que estamos llegando y que se comprueba con la mayor muestra de injerencia que cualquier país del mundo haya osado tener contra nuestra Patria en toda nuestra historia, tiene que ver en mucho con personajes bien conocidos que han estado al servicio del imperio y por lo tanto son redomados traidores.

Unos cuantos, pocos aun, están presos y siendo juzgados por sus crímenes, otros andan aun sueltos y con toda seguridad, la alegría que la decisión de Obama les causa, no es superior al miedo de saber que el pueblo les tiene bien reconocidos y va a proceder a tomarse la justicia que los órganos responsables de hacerlo, han postergado, y va a ir por ellos, por ello a estas alturas ya deben estar montando el operativo para huir como ratas porque están conscientes que el pueblo no perdona la traición.

Esa gente olvida la historia pasada y reciente que este pueblo ha escrito con su sangre, no les pasa por su mente de traidores, cómo va a ser la reacción de los pobres que en 16 años han comprobado por si mismos, como por fin un gobierno les tomó en cuenta, les visibilizó, les dio la importancia de seres humanos y no sólo eso sino que puso en sus manos la posibilidad de gobernar de la mano con su gobierno a través de los órganos de participación popular.

Esos pobres no sólo no se van a dejar robar sus conquistas tan fácilmente, sino que van a ir por quienes, bien identificados, son quienes han puesto en peligro esas conquistas y con ellas a toda la Patria, con el inminente peligro de intervención armada, que se deja entrever del decreto en que, quien se cree el policía del mundo, declara a la Venezuela Bolivariana, un peligro para su país lo cual según él le obliga a declarar a la potencia más poderosa del planeta en emergencia nacional y además se da el tupe de ordenar se proceda a poner en libertad a quienes son nada menos que los culpables del terrorismo que ya llevamos más de un año padeciendo por mandato y financiamiento imperial.-

Así pues que nadie debe irse, el pueblo como aquel 13 de abril inolvidable, tiene que esta vez, tomar las medidas pertinentes para no permitir su huida y que paguen su traición, bien porque los organismos competentes proceden en consecuencia o porque, con toda seguridad las bombas con que nos quieren dominar, no vienen solo marcadas con los nombres de los chavistas, sino que también van a caer sobre su humanidad y van a pagar su traición como la deben pagar los lacayos imperiales, con su vida en manos del pueblo o en manos de los agresores que no discriminan, ni tiene cómo hacerlo.-

¡Que no se vayan pues!.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1139 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: