Año II DC

Estamos conmemorando hoy dos años de la partida física del gigante que partió la historia venezolana en antes y después de Chávez.

Hugo Chávez el comandante eterno en 1992 después de su fulgurante aparición en pantalla en medio del fallido intento de golpe, impactó de tal manera la política y el devenir cotidiano de la patria de Bolívar que de inmediato se fracturó el tiempo histórico y la cuenta que mueve las agujas del reloj de los tiempos se fue a cero.

Antes de Chávez, Venezuela vivió de traición en traición de usurpación en usurpación; el reino de la injusticia dominaba todo el espectro nacional.
Los poderosos esclavizaron a los desprotegidos bajo en amparo de un poder judicial hecho con esa intención.

Después de la muerte súbita del padre de la padre, Venezuela quedó a merced de bandoleros amparados en los fueros obtenidos por la guerra de independencia y a excepción de muy pocos la traición al plan ideado por el libertador fue el denominador común.

La política nacional fue dirigida por los miembros de las oligarquías y sus asociados, en detrimento del campesino, del hombre de pueblo, del común de los ciudadanos.
Ese escenario permitió la entrada de los chupasangre del norte que al saberse de la aparición del petróleo en nuestro suelo (y mucho antes) vinieron en cambote a hincar el colmillo bajo el patrocinio de los encargados de representar al pueblo.

Pactos sucesivos, acuerdos entre iguales (ladrones y corruptos; corruptores y ladrones) dieron al traste con el plan libertario; el nombre de Bolívar se retomó para tener una referencia; y para tener un motivo de celebración donde los de palto y levita llevaban flores mientras el pueblo debía parir una camisa si quería atravesar una de las tantas plazas que se construyeron en toda la republica en honor a Simón Bolívar.

El pacto de Punto Fijo afianzó la alianza terrible que trajo la peor de las sombras que le cayeron a nuestro pueblo, peor aun que la sombra de analfabetismo que trajo la larga noche gomecista. El pacto de Punto Fijo trajo la muerte, los desaparecidos, la tortura, afianzó la desnutrición, la pobreza extrema, el racismo solapado, la discriminación. El pacto de Punto Fijo nos desdibujó como sociedad.

Ese pacto político criminal sentenció al pueblo a la inactividad, y en la zozobra, ese pacto dio licencia para matar al grupo G.A.T.O de Molina Gasperi; ese pacto dio licencia para volar aviones (con bombas) a Posada Carriles; ese pacto cambio de nombre a la DIGEPOL de Pérez Jiménez y con los mismos funcionarios, mas los jefes enviados por Estados Unidos, creó la DISIP con el mismo propósito.

La miseria en Venezuela en esa oscura noche del los tiempos Antes de Chávez, no tiene ni justificación ni perdón.

Con Chávez llegó la luz y las luces, con Chávez se erradicó el analfabetismo, con Chávez se redujo la pobreza crítica a un margen mínimo (hay que desaparecerla). Con Chávez se retomó el plan ferroviario que había sido desechado y que redundara en el abaratamiento del transporte de carga a un margen insospechado. Con Chávez surgieron las misiones, las grandes misiones; con Chávez se hicieron por primera vez en la historia de la patria elecciones libres, independientes y claras.

Con Chávez nació la Quinta Republica, con la más avanzada constitución del planeta; con Chávez se acabó la “Democracia representativa” (donde los miembros de una elite eran los representantes y el pueblo el representado, sin voz pero con voto para elegirlos solamente) y nació la Democracia Participativa y Protagónica, donde el pueblo tiene voz y voto (no solo para elegir).

Con Chávez se refundó la Republica, y Simón Bolívar el Libertador retomo su lugar de padre genuino de la Patria y nuestros orígenes volvieron a ser de importancia principal.
A dos años de la siembra del comandante supremo Hugo Rafael Chávez Frías; el ataque de la oligarquía ha arreciado con la intensión de retomar los espacios que mantuvieron por casi 170 años y que hace 15 que perdieron.

Esta en nosotros dejarlos, está en nosotros permitir que nos arrebaten lo que Chávez logró para todos; esta en nosotros permitir que la oligarquía se instale con toda su pestilencia sobre nuestra cabezas y viole nuestras hijas y corrompa nuestros hijos por cien años mas.
Venezuela después de Chávez no es la misma de 1988 cuando “El gocho” ganó por abrumadora mayoría, en concordancia con el pacto de Punto Fijo; Venezuela después de Chávez es una Venezuela Heroica que no se la cala mas con nadie. Venezuela después de Chávez cuenta con un pueblo Chavista y humanista (que es lo mismo), con un ejército Chavista y antiimperialista (que es lo mismo) y con una conciencia mayoritariamente Chavista.

Este es el año dos después de Chávez, está en nosotros seguir la lucha; esta en nosotros pintarle una paloma al imperio norteamericano y mandarlos pal carajo. Esta en nosotros superar esta guerra económica y no ser cómplices de ella, comprándole a los acaparadores o haciendo colas humillantes por una arepa.

Este es el año dos después de Chávez (II DC) rindámosle honores al héroe apoyando a su hijo el presidente Nicolás maduro y manteniéndonos rodilla en tierra para defender lo que tenemos, la libertad que apenas nace y que debemos hacer crecer entre todos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 787 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a203763.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO