¿Estamos preparados para lo inevitable?

El Capital, a lo largo de la historia, siempre se ha defendido con fiereza, frente a los avances de las fuerzas progresistas. Sin excepción.

El desarrollo del proceso venezolano transita hacia espacios de disputa del poder, progresivamente más violentos. Esta realidad no es deseable, pero INEVITABLE. Es altamente peligrosa la ilusión de que podemos evitarlo mediante "negociaciones" con lacayos internos o sus jefes imperiales.

El aspecto interno de esta batalla (dentro del chavismo) es singular importancia, pues el enemigo ideológico esta encubierto y con cuotas de poder diversas. Esta especie de 5ta columna enemiga, actúa de manera complementaria y hasta armónica con las fuerzas de oposición abiertas. En las primeras de cambio las bajas han sido diversas, selectivas y continuas (280 dirigentes populares, Chávez, Otaiza, Serra, Montoya, Odreman.)

La fase actual caracterizada por la estrategia petrolera imperial (precios del crudo) y las preliminares consecuencias del asesinato del Cmte. Chávez, en relación con la conducción no tan asertiva de las políticas de estado, frente la "Guerra contra el pueblo", explicada didácticamente por el Camarada Tony Boza, se combinan con pequeños avances del golpismo militar, expresado en las ultimas aventuras fallidas (Caso Tucano artillado), NO LOGRAN PRENDER LA PRADERA, pues estos 16 años han dejado su saldo en la politización, ideologización y organización de los sectores populares venezolanos. Basta solo un poco de imaginación prospectiva para visualizar el desarrollo político venezolano, luego de un retorno al poder de las fuerzas abiertamente reaccionarias.

¿Qué hacer?

Lo primero es revisar nuestras filas revolucionarias y determinar el estado de las mismas, su moral para el combate en cualquier terreno, inclusive en el debate contra sectores de la derecha enquistados en el poder constituido; pero revisar también su capacidad política, ideológica y militar; no podría por este medio delinear lo que considero procedente para la discusión en materia de tácticas y estrategias que deben desarrollarse frente a un enemigo tan poderoso, en cuya infantería política se anotan algunas facciones de la oposición, lo que sí podría adelantar como fase preliminar, es la necesidad de unificar todos los actores que en el seno de los diversos espacios socio- políticos (PSUV, POLO PATRIÓTICO, COLECTIVOS, ORGANIZACIONES SOCIALES DE BASE, CORRIENTES REVOLUCIONARIAS Y COMUNAS) están conscientes de un choque seguro con el imperio y la necesidad impostergable de prepararse para ese escenario inevitable, donde no exista conciliación posible y en la victoria este asociada a la posibilidad de organizar, politizar e ideologizar amplios sectores de la población venezolana, se trata de una acción prolongada, permanente y por aproximaciones sucesivas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1397 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: