Es defender al venezolano honesto, probo e institucionalista

Dejar de un lado la miseria humana

Al aceptar la sugerencia que hace mi hija, respaldada por la capacidad de discernir. Me lleva a escribir un libro, cuyo pre-título es: Vivencias, Petróleo y Efervescencia Política. A partir de 1958, al tratar de vincularme con lo que se percibía sobre los acontecimientos económicos y políticos. Lleva a inferir, que los mismos autores institucionales que han generado diversas crisis en el país, son los mismos que están en la actualidad. Además, los que fungían de líderes, unos están jubilados y otros están cometiendo los mismo errores. Lleva a una profunda reflexión, para determinar las causas que las originaron, con las mismas causas, que siguen generando inquietudes.

Se percibe, la heterogeneidad de las Sociedades Venezolana, atomizada con diferencias insalvables. Incapaz de defender al venezolano honesto, probo e institucionalista. Porque trata de resolver los problemas del país, incluyendo en los hechos, con variables, que no pueden controlar. E incapaz de establecer límites de bordes, que le permitan soluciones específicas más o menos verdadera. Que le permita brindarles a los pueblos las mejor seguridades económicas, políticas y sociales. Por el hecho de no contar con los controles idóneos y las decisiones con pertinencias, que le permitan maniobrar.

Al leer el libro "Cuando Venezuela Perdió el Rumbo" como un análisis económico de la economía venezolana entre 1945 – 1991 realizado por FUNDAFUTURO. Lleva a detectar entre líneas los problemas económicos, con alta correlación en lo político y social. Se observa, a pesar de muchos detractores políticos, que tratan de negarle al señor Betancourt lo que hizo por el país. Y por otro lado, el mismo comportamiento de otro sector que trata de negarle los aportes excepciones del Teniente Coronel Hugo Chávez. Ambas acotaciones neutraliza la capacidad maniobrar del pueblo venezolano; que tiene el derecho a vivir feliz.

Las efervescencia política del 1958 en adelante, no fue culpa de Pérez Jiménez. Fue culpa de una apreciable minorías de líderes con ansias de poder, que se enfrentaron entre sí con mucha vehemencia. Y en el camino, fueron muchos hombres sacrificados por la barbarie. Al encontrar algunas similitudes entre Betancourt y Chávez, que un buen analista tiene que analizar; con la finalidad de tener un criterio sólido y de esperanza, que permita experimentar con pasos firmes. Porque, cuando Betancourt llego al poder, el antecedente comunista; creo desconfianzas y los capitales huyeron. Incrementándose en el tiempo y negándose a regresar, por miedo

Mucho después de la II guerra mundial, los precios de petróleo subieron, por la escala producción de petróleo a nivel mundial. Basta leer la declaración en la toma de posición de Betancourt con características de pronóstico….tengo dominio de mis convicciones. Cómo en los años en que cumplí el mandato de la Presidente de la Republica no actué nunca con intención distinta a la de procurar con lealtad, con empeño creador, con fe, el que se quiere fanatizada, la gloria de Venezuela y la felicidad de su pueblo. Esto lleva a inferir, que por los resultados del gobierno de Betancourt y los de Chávez: han sido los venezolanos de mayor relevancia política del Siglo XX y del Siglo XXI.

La pregunta que hay que hacer es la siguiente: ¿Que pasó en los gobiernos de Leoni y el primero de Caldera. Vieron el autobús de la oportunidad y no se montaron; esperaban un helicóptero. Fueron incapaz de crear valores y principios, que permitiera al venezolano una cultura de consumo racional con las necesidades y de buen proceder con la patria. Pérez, se adelantó, al decir: que no había capacidad para manejar las entradas extraordinarias de dólares. Y Lo demostró. Porque Herrera Campis llegó, buscando los reales. Y la deuda externa lo enredó e igual que a Lusinchi. De nuevo Pérez, con gastos faraónicos en la celebración; indicaba que estaba más perdido que el hijo de Limberth.

Caldera, permitió que Venezuela llegara al borde del Abismo, no tuvo el valor de aceptar las pérdidas de capacidades. Y Venezuela no cayó al abismo, porque la revolución bolivariana la salvó. La razón de la constante fuga de capitales, tuvo un pico al llegar a la revolución, porque tildaban a Chávez como Comunista. Los mismos que atacaron a Betancourt, fueron los mismos que atacaron a Chávez. Betancourt lo combatió, con sangre y fuego. Mientras que Chávez, los atacó con estrategias y valores humanos. Y a medida que la revolución bolivariana rescate las raíces del venezolano y los valores patrios, en esa medida será imbatibles.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1157 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: