Entendimientos, reciprocidad de ideas, corazones y sentimientos

Científicos, pensadores, intelectuales, escritores, políticos y otros, hablan y escriben de diferentes formas, entre ellas: los que piensan que los lectores quieren leer u oír, los que quieren que los lectores lean o escuchen y lo que en realidad trasmiten. Algunos expertos afirman: que hay que escribir como si fuera el lector y otros dicen: lo que piensa que el lector quiere leer o escuchar. Sin embargo, el lector, es también un Ser Humano, que a veces piensa en lo que quiere leer o escuchar y muchas veces, hay algo que no quiere que les recuerden. También los hay, los que piensan que no hay nada oculto bajo el sol y que todo está dicho. No obstante, se sigue hablando y escribiendo.

No es solo la acción de hablar y escribir. Existen otros factores que no se han aplicados con efectividad o no se reconocen por completo; lo que se pueda hacer. Entre ellos se tienen: la comunicación con entendimiento, de corazón a corazón, la reciprocidad en las ideas y los sentimientos. Esto lleva a reflexionar profundamente, no solo tantos desencuentros entre los venezolanos, como por ejemplos: falta de delicadeza del rico, con el que no tiene, de los despropósitos, entendimientos inconclusos, falta de habilidad para negociar, defectos por causa moral, falta de humanidad, daños por soberbias y vanidad, orgullo, flojera, contrabando de combustibles y otros.

A fuerza de consecuencias, no se puede condenar a nadie por algún delito voluntario o involuntario. Porque el Ser Humano, confunde como un acto voluntario, algo que impacte y se fije en la psiquis; como el órgano de dirección. Pero si se puede adosar la responsabilidad al que causa dicho actos. Que impactan a alguien o algunos, cuyos razonamientos los hacen ver, como una esplendorosa perspectivas considerados como verdaderos y en muchos casos, como ideológicos y en la realidad; son falsos. Se transforman en impetuosos, precipitados, inhumanos y no comparten reflexiones. Orientados por la razón torcidas, se desliza en las turbias ideas y se olvidan del origen; que identifican las fantasías.

Como la praxis del entendimiento, es el actuar: que implica el pre objetivo, la mejor opción para alcanzarlos y la consolidación del objetivo. Cuando se actúa sobre los objetos de la naturaleza, se hace en base a las necesidades y con libre albedrio dentro de ciertos límites de bordes. Esto conduce a normas de conductas, que incluye a sí mismo y los demás, entre ellos: lo moral, la política, normas del buen ciudadano y otros. La relación entre corazones, es difícil de conceptuar y menos de definir. Sin embargo, es como actuar espontáneamente y como algo difícil de descifrar; cuando impacta el alejamiento físico. Es como sentir; que sufren o gocen de lo mismo.

Por falta de entendimiento práctico, las consecuencias de una inclusión humana, son: incremento de consumo de bienes y servicios, incremento de la inseguridad personal, inflación, falta de vivienda y otros. Y el incremento de la construcción de vivienda y el equipamiento, son: incremento de materiales, equipos, mano de obra, electricidad y otros. No es tiempo de llorar y ni lamentarse. De una u otra forma, todos tienen un grado de culpabilidad. Unos por presencia y otros por omisión. Es tiempo de construir, donde todos los venezolanos y extranjeros, tienen que poner en acción; los buenos oficios. Es poner el futuro de la Patria, en un nivel superior al de los intereses.

Entre los Sistemas Políticos, se habla de diferencias. Aunque se puede inferir, que lo diferentes son los enfoques. En todos los sistemas existen los mismos conceptos nominativos. Es el momento de estructurar bien los conceptos y los argumentos. Buscar donde existan reciprocidad de ideas comunes y que los valores morales afloren los sentimientos para que todos valoren la patria y que internalicen voluntariamente; que hay riquezas para todos, en el logro de la felicidad suprema. Es llamar la atención a aquellos que tienen razonamientos distintos; que busquen en la profundidad ontológica, la razón de ser. Y ver el estado de conmoción de la patria; como el de la inseguridad de las familias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1146 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: