Como hacemos revolución con: ¿La lógica del capital o la del sistema socialista?

El mundo vive una crisis de su sistema económico, el capitalismo con su fuerte poder militar, su poderosa maquinaria mediática, el control que posee sobre las finanzas internacionales, su ambición de poder y posesión infinita, no ha podido evitar y/o controlar su  decadencia, en su tendencia a extender su influencia económica y territorial sobre otros Estados, echa mano de todo, ocasionando intenso daño al medio ambiente, inestabilidad en el trabajo, consideran normal y necesario masacrar a pueblos enteros, dejando visualizar su carencia de sentido y expresión humana y social,  no han logrado controlar su crisis, por lo que, dentro de su enorme egoísmo, se plantean la destrucción global de la humanidad.

Venezuela es una parte del mundo que no escapa a esta crisis del capitalismo, acompañado a esto el ataque continuo sobre su economía, la cual, es utilizada como arma que ocasionaría desilusión, desapego al gobierno bolivariano a su principio antiimperialista y su decisión en la búsqueda de la alternativa socialista.

El comandante Chávez nos insto a leer a Mészáros, quien consideraba que en la etapa de transición se debía mediar, no como conciliación sino como una relación antagónica, y le carga esta responsabilidad a las organizaciones comunales, estableciendo que el cambio debería ser radical, ya que, si se cambia la clase dominante, y quedan las instituciones, el sistema se seguirá reproduciendo, por eso su insistencia en cambiar desde la raíz. Por esto cuando un proceso revolucionario es ilusionado a formar coaliciones con sectores de la burguesía, con seguridad, la traición es lo que se debe esperar, esto no sucede cuando pueblo y dirigencia asumen la línea revolucionaria, ya que, no hay margen para la componenda, por esto es tan importante desenmascarar al reformismo  para que el pueblo pueda diferenciar más claramente las dos posiciones.

En esta coyuntura es necesario utilizar todos los momentos y situaciones en intensificar, identificar, generar la conciencia, sobre la construcción de la sociedad alternativa, de la sociedad socialista publicitar, educar, elaborar campañas por los diferentes medios,  diferenciarla en su núcleo fundamental: LA PRODUCCION, enseñar al pueblo en que se basa la producción capitalista, y por que se diferencia de la producción socialista, cuando el pueblo se empodere de estos procesos NO HAY RETORNO. La propaganda sobre el aumento de la gasolina empodera al pueblo aun mas en la lógica del mercado comprar a un precio vender a otro mayor la ganancia es lo fundamental es mi consideración se debe replantear estos micros, es necesario el aumento de la gasolina para continuar repartiendo los excedentes en canaimitas, educación, salud, esto porque en esta coyuntura debemos colaborar, en nuestra tarea, acelerar el paso hacia la transición al socialismo, no en lanzar anclas en un sistema en crisis que nos planteamos sustituir.

Es inconcebible emancipar al trabajo sin simultáneamente superar al capital y también al Estado. Esto es así porque, paradójicamente, el material fundamental que sustenta al capital no es el Estado sino el trabajoIstván Mészáros



Esta nota ha sido leída aproximadamente 989 veces.



Marta Ortega

Docente jubilada, militante por la transformación social desde el voto nulo hasta hoy. Pionera en la formación de la Liga Socialista y defensora de los Derechos Humanos

 martaortega4@gmail.com

Visite el perfil de Marta Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: