A quienes prefieren papel tualé que Patria

Dijo Pedro Duno "Patria alude a una idea, a un sentimiento, una idealidad en la cual se recoge un pasado honrado y un proyecto para las generaciones futuras".

En estos tiempos, cuando algunos en nuestro país se dejan llevar por mezquinos intereses y por sentimientos innobles haciéndole el juego a los enemigos de la Patria que sólo buscan retomar el control de la riqueza petrolera que reposa bajo nuestro subsuelo, aquellas palabras con las que el filósofo Duno definía a la Patria deberían flagelar a estas almas mezquinas que vociferan que "hay patria pero no hay papel tualé".

Decir que la dificultad que tiene el pueblo venezolano hoy para adquirir mercancías o productos esenciales justifica que se reniegue de la Patria es comparable a la conducta del hijo que es capaz de renegar de sus padres porque estos no le satisfacen caprichos juveniles a pesar de garantizarle sus necesidades esenciales.

Hay hijos desagradecidos, claro está, así como hay "patriotas" desagradecidos también y más que desagradecidos hay personas a quienes no se les cultivó nunca esa idealidad que recoge el pasado honrado y que ampliando la idea inicial de Duno nos atrevemos a decir que es el "pasado glorioso venezolano". Si un pueblo ha tenido pasado glorioso, ese es el venezolano.

La gloriosa gesta que por más de veinte años el pueblo venezolanos, a principios del siglo XIX, conducido por los hombres que mejor han llegado a saborear sueños y anhelos de libertad para su pueblo, con Bolívar al frente, no puede ser comparada con ninguna de las dificultades que podamos imaginarnos enfrentará y derrotará nuevamente el pueblo venezolano de nuestros días.

Solo almas mezquinas y despreciables pueden ser capaces de mancillar la honra que merecen nuestros libertadores y que durante más de 200 años ha sido sagrada para el pueblo y la venezolanidad más profunda.

Miserables y desgraciados quienes creen que los enemigos de la Patria que hoy les hacen carantoñas y los seducen para acabar con ella, ignorando que mañana, si llegaran a lograr el objetivo de aplastar la Patria, los verán de soslayo y los dejarán al amparo de un mercado capaz de vender a su propia madre. Quienes lo duden que vean el ejemplo en los países en los que en nombre de la democracia y la libertad han sido invadidos y saqueados por el imperialismo, con la complicidad indispensable de las almas mezquinas de algunos de sus nacionales.

Seguirá habiendo Patria, Patria para siempre, como lo predijo un patriota verdadero como lo fue Hugo Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1663 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: