Emociones, petróleos y pobres

Hay tema en específico, que es impactada por la emoción que generan sentimientos encontrados y al tratar de explicarlos; afloran factores de riesgos y sensaciones de que algunas variables, se han olvidado. El hecho de recoger la basura y depositarlo en otro sitio cercano, afecta a otros; ignorando, si es afectado. Cuando lo racional, es unirse para desarrollar tácticas y estrategias, que les permitan revolver un problema común. Lleva a reflexionar sobre las verdaderas causas que generan este comportamiento. Y al considerar que en las materias prima, al generar cambios positivos; se generan valores agregados. Se infiere, que la materia prima del cerebro son los conocimientos positivos.

Venezuela, fue afectada por las guerras más inhumadas que ha desarrollado un Imperio. Las mismas estrategias que se usaron, son las mismas que se están utilizando en la actualidad; para doblegarla. Y al hacer la pregunta, la repuesta es: la ambición de poder. En ningún momento, los venezolanos, ya sea de derecha o de izquierda, han pensado o piensan, invadir a otros países; por ansias de poder. Sin embargo, los hechos actuales llevan a inferir, en las posibilidades que un grupo la alcancen; por el delirio dominante, asumen, que son predestinados a crear un Imperio.

Incidir en bajar los precios del petróleo, asumiendo favorecer ciertos objetivos imperiales, sin considerar alternativas y seleccionar las que más favorezca a la humanidad. Refleja, que la metodología, presenta una laguna, que el que se zambulla en ella; corre el riesgo de ahogarse. Pareciese, que en algún momento se ignora, la conexión de todos los Seres Humanos, como se considera en la naturaleza al conducir energías. A sabiendas, de que el cuerpo es temporal y lo significante, es la energía. Entonces, la pregunta es: ¿Qué es lo que afecta al cerebro, para tomar decisiones sin integralidad? La repuesta, es: errores tácticos.

El mundo se mueve, por los conocimientos y la existencias de energías. Atentar contra ella, en búsquedas de nuevos beneficios sin apropiarse de conocimientos que afectan a la humanidad; es no investigar las variables que presentan las más altas correlaciones. Porque, las de menores, al tratar de disminuir las complejidades; se pueden ignorar. Sin embargo, cuando las emociones prevalecen en las decisiones que se toman con ansias del poder; normalmente están impactadas por la individualidad.

Si se hubiese ampliado la decisión al tratar sobre los precios del petróleo; se hubiese utilizado metodologías con pensamientos positivos. Y se hubiese considerados, las ansiedades de muchos países, por la falta de alimentos, de combustibles y de condiciones ambientales, de energía eléctrica y otros; sobre los precios del petróleo estarían en niveles razonables. Es evidente, que se ha tomado en el pasado y en el presente, las peores decisiones alrededor de ella. Lo cual también se puede inferir, que todas las naciones del mundo, tiene que estar ganados y ganadas, a decretar precios de petróleos como productos estratégico humanitario, con precios justos.

Como acto conclusivo, al tratar de justificar el dominio del petróleo sin tener razones humanitarias; es un pensamiento negativo. No se justifica que los mejores pensadores y profesionales sobre esta materia, tengan esas emociones. De esta, surge otra pregunta: ¿Qué ha pasado con la calidad de la Educación? Y la repuesta es muy simple, ha sido desviada por las ansias de poder. Por lo tanto, es imperante que el mundo desarrolle y aplique proyectos tácticos; para que no se vuelvan a generar situaciones como ésta; en nombre de las inmensas mayorías de pobres, que son afectados.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1215 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: