Cría cuervos

En nuestro hablar cotidiano, existe una expresión popular, que más que una sentencia es una verdad axiomática y se refiere a cuando por las razones que sean, llegamos a fomentar situaciones para causar algún daño a alguien, sin pensar que estamos también en la misma órbita y que al girar se nos convertirá en boomerang , o cuando de buena fe ayudamos a alguien que más adelante nos causa daños. Es entonces cuando aplica aquello de “Cría cuervos y te sacaran los ojos”.

La dolorosa, lamentable y repudiable situación que está viviendo la sociedad francesa, con el ataque terrorista, que se inició en la redacción de un semanario de derecha que denigra del Islam, pero que se ha trasladado a otra zona parisina, donde los presuntos terroristas tomaron como rehenes a un grupo de inocentes, que ahora pagan las consecuencias de un a situación en la que no han tenido otra participación que ser pacíficos moradores de la ciudad luz, se inscribe dentro de esa máxima venezolana.

Para nadie es un secreto, que Estados Unidos de Norteamérica a través de la CIA y sus agencias criminales, con participación del Mossad y agencias de la Unión Europea, ha sido el laboratorio generador de esos demonios, que en nombre de la religión y en particular del Islam, género religioso que fundamenta su principio, en el amor profundo y respeto a la vida, cometen toda clase de tropelías, contra las minorías desamparadas en África y Asia, especialmente en el Medio Oriente.

Alqaeda, una secta fundamentalista liderada hasta que fue asesinado en Pakistán, por Osama Been Ladem, fue creada, adoctrinada, financiada y armada por Estados Unidos y sus aliados de la Unión Europea, durante el período de la “Guarra Fría”, para atacar al Ejercito Rojo de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), en Afganistan, territorio, que geoestratégicamente le interesaba a Washington para sus negocios y aspiraciones hegemónicas.
Con la caída de la URSS, el hijo de la CIA y sus aliados, quedó al servicio del Pentágono para sus tareas sucias, entre otras cometer actos terroristas, ideados y apoyados por la compañía, que luego eran asumidos por Osama Been Ladem, en la mediática mundial, como la voladura de las Torres Gemelas de Nueva York, donde se presentaba como enemigo de su patrono, EE UU, con una cobertura bestial y con la importancia que le daba la Casa Blanca. Lógicamente esto le servía a los gobiernos de turno en el norte, para justificar invasiones, como las de Afganistan, Irak, Libia y presentar ante el mundo a los gobiernos que no se arrodillaban y aceptaban el consenso de Washington, como cómplices de Been Ladem, como los casos de Irán , Siria y Venezuela, en esta última se dijo que en la turística Margarita, estaba activa una célula de Alqaeda.

La CIA y sus aliados mantienen con vida a Been Ladem, mientras les fue útil, cuando perdieron su control y evalúaron el peligro que representaba, por los secretos que conocía decidieron asaltar el escondite, donde lo tenían protegido y asesinarlo, presentando el caso como un supuesto enfrentamiento, con un hombre en ropa de dormir y sin una aguja en sus manos. Un sujeto tan bien entrenado iba a morir sin disparar un tiro. A otro con esa de vaqueros.
Ahora sepultado Been Ladem, Alqaeda quedó, pero sin el control de la agencia y para reforzar esta amenaza, el ilustre Senador Jhon McCain, sobreviviente de la guerra del Vietnam, porsupuesto con todas las taras y odio que lleva a cuesta, con el apoyo de los mismos gobiernos y los mismos organismos de espionaje , que parieron a Alqaeda, da a luz al Estado Islámico, otro monstruo, dirigido a controlar el petroleo de Irak, fomentar una guerra civil en Siria y desestabilizar a Irán y demás países cuyos gobiernos resultan incómodos, para los planes de dominación imperial.

Por eso la discriminación que hace el Pentágono, cuando de “Lucha contra el terrorismo” se trata y etiqueta al EI, que está invadiendo Siria, como “Luchadores por la libertad” y los que se desmandan en la zona de Irak y no obedecen las órdenes del norte, como terroristas, contra los cuales lidera una coalición, que en nombre del combate contra esta facción, violenta la soberanía siria, irakí y de otras naciones.

Con esta triste experiencia que se está dando en Francia, hay que preguntarse cual será el próximo blanco de esta monstruosa creación, que como en la película de ficción escapa al control del doctor Franquesteín.. El mundo occidental, debiera reflexionar, dejar de lado los aviesos consejos del Pentágono y pensar más en esa máxima que mencionamos al principio: “Cría cuervos y te sacaran los ojos”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1544 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: