En Venezuela Tristes Navidades sin Pasión y con Decepción


* ¿Será que los Reyes Magos nos resolverán la crisis?
* Pactar con el capitalismo, es ir al Abismo

Las navidades y todo lo que significan estas fechas donde las familias se reúnen en torno a la tradición cristiana recordando la llegada del Niño Jesús que nació en Nazaret hace 2014 años y la celebración del final del año, han sido siempre en Venezuela, una tradición que celebramos con mucha alegría los aguinaldos, parrandas y todo los cánticos alusivos a esta fecha universal, son el aditivo infaltable en todos los hogares y además celebramos con mucha satisfacción, los logros alcanzados y por los venideros, lo hacemos entre risas y también llantos por aquellos seres que se nos fueron antes, sin embargo siempre ha predominado la alegría por encima de la tristeza, sólo que esta vez, la hemos sentido diferente, con cierta melancolía colectiva, es lo que este escribidor ha podido percibir en el ambiente, muchos podrán atribuirlo a la situación económica y tienes sobradas razones, porque cada día que pasa, más nos agobia.

También y no es poca cosa, se une a esta silenciosa navidad, la situación política donde nadie de las autoridades nos habla con claridad, todo se ha vuelto muy ambiguo, pareciera así como que todo lo que nos está pasando fuere una situación normal y que todo es culpa del imperialismo y donde la guerra económica ha sido la estocada final en contra de la revolución, esa es una parte de la verdad, pero la otra es; la concertación de nuestro gobierno con la burguesía, es decir, pactar con el capitalismo es caminar hacia el abismo, esa es la verdad verdadera.

Todo este panorama desolador y psicológico, se percibe, está en el ambiente y en la conciencia del colectivo, el resultado de esta percepción no es para nada personal ni ajena, es una sensación como de pérdida de la fe en quienes nos gobiernan, porque ellos y ellas tienen la responsabilidad de los pasos erróneos que han dado y que como consecuencia de ello, estos son los resultados, devaluación diaria de nuestra moneda, con un dólar que se escapó hacia infinito sideral, ¿a quienes podemos responsabilizar?¿al Pueblo? ¿El Pueblo se merece estos atropellos y vejámenes?

En el panorama mundial, también debemos ser justos, tampoco las cosas están color de rosas, pero el mal de otros no nos debe ser nuestro consuelo y algo debemos hacer para reaccionar ante esta debacle inflacionaria sin precedentes en una sociedad que en su mayoría decidió por transitar hacia el Socialismo, hoy vivimos el más puro y depredador capitalismo, basta ver como los industriales del alimento y los usureros comerciantes se han confabulado desde hace más de un año en vejar a todo un pueblo para rescatar las garantías perversas que tuvieron en la cuarta y que durante loa años que estuvo entre nosotros Nuestro GIGANTE, mascaron su rabia, hoy se están ensañando con los humildes, Presidente REACCIONE, aún se puede salvar el Plan de la Patria (el verdadero).

De verdad hubiese querido escribir algo más optimista, pero no encontré la motivación, ni la razón para hacerlo, quisiera saber o que alguien nos responda, ¿Dónde nos equivocamos?

Pero a pesar de los pesares,
¡Grandes deseos de un 2015 con buena Salud y en Paz! para todas y todos mis compatriotas en Venezuela, la Patria Grande y el Mundo


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2782 veces.



Pedro Marillán Sánchez

Comunicador Social Alternativo

 pedromarillan41@gmail.com      @psmarillan

Visite el perfil de Pedro Marillán Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Marillán Sánchez

Pedro Marillán Sánchez

Más artículos de este autor