Habla mi comandante Introspectivo Hugo Chávez Parte XXXVII

DESCUBRIR es hallar lo que no se ha visto, lo que aun no se conocía. INVENTAR es hacer lo que no podía verse ni conocerse puesto que no existía antes. Se descubre un DÉFICIT. Se descubren señales en el DÉFICIT. Eso no es INVENTO puesto que ese DÉFICIT existía antes de que se descubriese. DESCUIDAR el problema creado por un DÉFICIT es un crimen contra el pueblo. DESCUIDAR es como si dijéramos DESCURAR, no tener cura, cuita, cuidado.

La NEGLIGENCIA y el DESCUIDO conducen a toda Industria al fracaso. Ser NEGLIGENTE es como si dijéramos NEC-LEGERE, no elegir el camino, entregarse en brazos del fracaso. Lo descuidado se refiere al sentimiento, lo negligente a la acción. Muchos creen que ser DESCUIDADO es mucho peor que ser NEGLIGENTE. EL DESCUIDO y la NEGLIGENCIA se encuentran en la raíz de todo DÉFICIT. No podrían existir FRAUDES, despilfarros, malos manejos, etc. si los trabajadores no cayeran en el DESCUIDO y en la NEGLIGENCIA.

La FELONÍA de los ALTOS CABALLEROS de la INDUSTRIA no sólo han llevado a muchas GRANDES INDUSTRIAS ESTABLECIDAS al fracaso, sino además han dejado a millares de trabajadores sin trabajo. La voz FELONÍA viene del Sajón FELLO, que significa TRAIDOR, pérfido, o bien del Latín FALLO, FEFELLI, FALSUM, derivado del Griego Sphallo, phello, que equivale a engañar. Los grandes potentados, los señores de la TRAICIÓN y del ENGAÑO, con sus turbios manejos originan el DÉFICIT de las GRANDES INSTITUCIONES. No todos los DÉFICIT existentes en el mundo se deben a la FELONÍA. Toda regla tiene sus excepciones y en muchos casos el DESCUIDO y la NEGLIGENCIA pueden crear un DÉFICIT.

Las comisiones técnicas de Investigación deben descubrir las causas del citado DÉFICIT regularizando el funcionamiento en sentido positivo de la Industria de que se trate, para que el gobierno reciba ingresos y no se alteren los precios de las demás mercancías, en beneficio del pueblo.

Los TRABAJADORES son los que producen las utilidades sobre el CAPITAL, porque éste se halla contenido en las mercancías fabricadas por aquellos. Sin trabajadores no existen mercancías y sin éstas, las utilidades sobre el capital serían imposibles. El CAPITAL CONSTANTE no agrega sino su propio valor a los nuevos productos. El SALARIO que se paga a los trabajadores, por muy bueno que éste sea, no puede ser jamás el exacto equivalente de ese trabajo fecundo y creador que produce tan ricas utilidades. Los trabajadores de las GRANDES EMPRESAS producen enormes riquezas, mercancías que valen millones de Dólares y sólo reciben como pago, míseros salarios de hambre, que apenas sí les alcanza para vivir una vida miserable.

El error de los GRANDES CAPITALISTAS consiste en suponer que las UTILIDADES LIQUIDAS son el resultado de sus propias habilidades, olvidando lamentablemente el trabajo fecundo y creador de los TRABAJADORES. Los CAPITALISTAS recuerdan a cada INSTANTE el capital original introducido en la producción, construcciones, maquinarias, materias primas, salarios, etc. y suponen que por ello tienen derecho absoluto sobre las utilidades líquidas olvidando en forma lamentable el sobre trabajo, el trabajo difícil, el trabajo complicado de los trabajadores.

El problema relacionado con las utilidades sobre el CAPITAL se resuelve inteligentemente mediante la repartición mensual de las utilidades líquidas entre los trabajadores de las empresas. Debe considerarse a los trabajadores como socios industriales y no como esclavos pagos. La utilidad repartible se dividirá en dos partes iguales; la primera se repartirá entre los trabajadores; la segunda se dejará para fondos de la empresa. Es urgente comprender la necesaria e indispensable reinversión de capitales con el propósito inteligente de NO dejar agotar el capital de la empresa.

Estamos obligados a un balance constante para fortalecer e incrementar la cohesión, la unidad, la ofensiva y la batalla 2015, 2016, 2019 y más allá. A ello nos debe llevar la puesta en práctica de las 3R al CUBO que tenga como consecuencia un proyecto constructivo, solo posible en la misma medida en que sea el producto de una Militancia Histórico-Constructiva que, asumiendo la experiencia del pasado y del presente, se proyecte al futuro en la realización colectiva de la sociedad deseada. Para decirlo con el Padre Bolívar: “…todas nuestras facultades morales no serán bastantes si no fundimos la MASA del PUEBLO  en un todo; la composición del Gobierno en un todo; la legislación en un todo, y el espíritu nacional en un todo. Unidad, unidad, unidad, debe ser nuestra divisa”.

Debemos entonces seguir construyendo el más grande partido de nuestra historia. Grande no solo por la cantidad de militantes, sino por la calidad. Decía Alfredo Maneiro: “Eficacia política y calidad revolucionaria”, partido de masas pero que genere cuadros verdaderamente revolucionarios; vanguardia junto al pueblo, un partido-movimiento que garantice la construcción del SOCIALISMO BOLIVARIANO CRISTICO.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 886 veces.



Yrne Gil Mata

Físico. Dr. en Educación. Miembro de la Milicia Bolivariana.

 yrnegil@gmail.com

Visite el perfil de Yrne Gil Mata para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yrne Gil Mata

Yrne Gil Mata

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a200099.htmlCd0NV CAC = Y co = US