Quinto malo

Del discurso del pedigüeño en el Metro a la cancioncita de Horacio en Suena Caracas

El pasado sábado 29 de noviembre se subió, no a un vagón del Metro de Caracas, como últimamente lo vienen haciendo ciertos mendigos organizados, sino a la tarima de la Plaza Diego Ibarra, Horacio Blanco, el vocalista de la agrupación venezolana de ska Desorden Público.

Menciono dos escenarios aparentemente distintos, pero estratégicamente diseñados para que el discurso del caos consiga audiencias desde el perifoneo de "diversidad" que se ha venido construyendo desde sofisticados laboratorios donde se elabora y siembra el cotidiano lenguaje de lo simbólico.

Ambos pedigüeños, tanto el que se desplaza lastimero por el transporte metropolitano subterráneo, como el que accede con privilegio a la tarima de un festival latinoamericano organizado por organismos públicos del Estado, repiten una misma canción, prometida "para el 2015 pero que la voy a cantar hoy porque suena muy bien".

"Hay que robar", es el mensaje que encierra el estribillo "brillante" de Horacio Blanco, quien suplica que "si nos van a seguir robando que, por lo menos cambien a los ladrones". En el fondo, se trata de hacer perpetuo el antivalor que caracteriza al capitalismo, de robar. Convertir en valor un antivalor, para justificar que el explotador tenga licencia para robar a los explotados, ha sido la característica ideológica del sistema por el cual se produce y se reproduce en capitalismo.

El robo, en el capitalismo, se convierte en delito, solo cuando el explotador descubre que el explotado intenta imitarle, pero robando a sus pares. Entonces le llama "inseguridad" y sanciona a quienes no tienen "derecho" de robar, pues éste solo pertenece a los dueños de los medios de producción, de los que se los han apropiado, no de otra manera sino robando.

Tanto el cantante de ska, como los pedigüeños en los vagones del Metro (también en otros lugares), cuyo lenguaje simbólico apunta al mismo interés fascista de la desestabilización y de la consolidación del robo solo en las manos de pocos -de los explotadores- no quieren robar ellos directamente solo quieren que "les cambien los ladrones". Probablemente desean que sean más parecidos a adecos y copeyanos de los gobiernos del puntofijismo.

En cualquier caso. La reflexión que proponemos en esta nota está dirigida a quienes, desde el campo de la revolución y de la lucha por la construcción del socialismo no aceptan el robo ni la corrupción en ninguna de sus categorías. No hay robos ni corrupciones "buenas" y "malas". La calificación moral de esos hechos propios al capitalismo y a sus reproductores, está subordinada a la misma sociedad que genera esos fenómenos.

Nuestro gobierno bolivariano y chavista, en su carácter revolucionario, lucha con firmeza, en los últimos tres lustros, por erradicar la corrupción de todas las esferas de poder. El presidente Nicolás Maduro ha anunciado medidas y leyes para arreciar este combate y estamos convencidos de que, más temprano que tarde, vamos a vencer. Sabemos que se trata de un problema cultural y, como tal, hace falta atacarlo.

Por eso, quienes en una vocería de los intereses del capitalismo y su forma fascista de expresar sus políticas, aparecen "denunciando" los delitos de robo y corrupción, lo que quieren es la vuelta atrás y no la ruptura con la cultura del capital. Quieren "nuevos ladrones" como lo canta Desorden Público y como lo quieren vender en toda la población, junto a otros reproductores, en lo simbólico, de la dominación, el robo y la corrupción, que son propios y exclusivos del capitalismo. He aquí lo más grave del problema.

Nuestro Comandante Supremo, Hugo Chávez, expresó claramente, en diversas oportunidades, que "Lo más peligroso de la corrupción es que se convirtió, en algunos espacios, en algo cultural, pues fue asumido como un valor. Es un antivalor, es el veneno". Por lo que hace falta crear mecanismos de debate y de fortaleza en las ideas y el pensamiento crítico del proletariado, para avanzar con una propuesta cultural de nuevo tipo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3469 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a199152.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO