Alteración del Plan de La Patria, un Gazapo que Cambió el Rumbo

* El SOCIALISMO se quedó anclado en el Cuartel de la Montaña

* Moral y Luces, duermen desde hace 184 años en el Panteón Nacional

* Sin embargo aún es tiempo de retomar el TIMÓN

Estamos por comenzar el últimos mes del año 2014 y el saldo de estos 365 días que están por cumplirse, es muy decepcionante por no llamarlo deprimente y vejatorio para un Pueblo que no se merece tal situación, supuestamente nos jactamos de ser la nación con más reservas energéticas del planeta y el Pueblo de A PIÉ, cada día reza por tener una bombona de gas en su hogar para cocinar sus alimentos,¿Quién nos puede explicar ésta incongruencia?, continuamos; en el tema de seguridad no hemos superado la crisis a pesar de los intentos, quizás los menos adecuados como son seguir aplicando la represión como la panacea de solucionar este flagelo que vivimos los venezolanos, no hemos sido capaces de educar en lo profundo a la sociedad en su conjunto, hemos hecho fiesta con la renta petrolera en estos últimos dos años, hemos olvidado impartir conciencia, hemos dejado al Pueblo que resuelva solo sus conflictos, pero sin embargo le seguimos utilizando a través de DÁDIVAS como las tabletas y celulares de última generación, carros para los de siempre y circo para una parte del Pueblo, esa parte del Pueblo, no se preocupa por alimentos, su inconciencia lo hace presa y dependiente del capitalismo, el enemigo nos está venciendo, pero combatirlo con la conciencia del deber ser NADA, en lo ideológico, Cero al cuociente y por el contrario, nos siguen inoculando el capitalismo de distinta manera, pero capitalismo al fin, la sociedad continúa el mandato, la orden es consumir.

En materia de seguridad, sufriendo la pérdida de nuestros Compatriotas, solo en este año, hemos perdido más de un centenar de compatriotas, en Guarimbas, acciones que comprometen a funcionarios de los aparatos de seguridad del estado, crímenes políticos, contrabando y donde también están involucrados nuestros guardias nacionales, aquí me quiero detener y hacer una reflexión o más bien una interrogante, es muy "extraño" que los hombres y mujeres de esta Institución Armada involucrados en el BACHAQUEO, o son parte de la tropa y cuando de muy alto rango, no pasan de capitán, pregunto: ¿Y que hacen sus superiores ante estos hechos de corrupción en contra de los intereses de la Patria?. Siguiendo en materia de seguridad e investigaciones de los crímenes cometidos, ¿Quién nos puede informar sobre el Asesinato de Nuestro Comandante a casi dos años?, tenemos el derecho a preguntar y también a pensar que se ha producido un "extraño" silencio y nuestras autoridades de gobierno, en los que debemos nombrar a los "nuestros en la Asamblea Nacional, a dirigentes de los partidos de la Alianza revolucionaria más las autoridades encargadas de impartir justicia, todos juntos parecieran formaran parte para colocarle un NUDO CIEGO a las investigaciones y sobre todo extraña, que en los últimos meses se han publicado casos que reflejan que la INOCULACIÓN no puede ser descartada, ejemplos uno muy cercano, Yasser Arafat, científico de diferentes partes del mundo incluyendo de los Estados Unidos, sin embargo, este "extraño silencio" sigue su marcha,¿Será que nos sigue la sombra de lo ocurrido en Santa Marta?

El año que está en el umbral, nos anuncia que la tempestad continuará, nada nos hace presagiar cambios hacia lo positivo, los acuerdos con el capital, son cada día más evidentes, por lo que nos vaticina mayores tormentas en lo social y en lo político, la burguesía, nunca se rinde, pero vosotros Si, lo demuestra claramente, la falsificación del contenido en el Plan de la Patria, aprobado y sancionado por la Asamblea Nacional, como Ley de La Patria, fue vulnerado en su contenido, lo que consideramos, es de una gravedad inusitada, contrarrevolucionaria y podríamos atrevernos a calificarla como de traición a la Patria y al legado del Comandante Supremo y en consecuencia, al Pueblo venezolano en su conjunto, ya este GAZAPO ocurrió antes cuando se trató de modificar la Constitución en algunos artículos, nuestro Comandante Supremo, presentó 33 modificaciones para su discusión y el Pueblo las debatió y a la hora de presentarlas para su aprobación en la Asamblea Nacional, aparecieron "milagrosamente" 66, resultado final; fue MODIFICADA Y NEUTRALIZADA la propuesta original presentada por Nuestro CHÁVEZ.

Estos dos hechos resultan de una magnitud que nos dice que este año 2014 está finalizando,, moviendo los cimientos del estado, lo cual, nos involucra a todas y todos, porque son de una trascendencia nacional, uno en lo humano y el otro coloca en jaque la Probidad y LEALTAD de personas en organismos del estado, todas y todos los venezolanos, tenemos acceso a leer el original del Plan de La Patria plasmado por nuestro Líder Eterno, Hugo Chávez Frías, que fue distribuido por toda la nación de diferentes formas, publicado en la prensa nacional y en una publicación especial y que es distinto al aprobado por la Asamblea Nacional ¿Qué ocurrió? es lo debemos investigar con la URGENCIA que amerita el hecho a igual que lo acontecido en aquel trágico suceso donde fueron ultimados camaradas de un Colectivo, en lo económico para que detallarlo, simplemente un AQUELARRE, donde llegaron a la repartición los de siempre y se sumaron los de casa, "los rojos rojitos"

Esta no es la Venezuela que estábamos construyendo entre todas y todos por lo tanto exigimos LEALTAD a quienes seguimos defendiendo el Legado del GIGANTE.

A pesar de los pesares, los deseos de superar esta crisis, aún están vigente, solo falta la voluntad valiente y patriota para asumir el reto de VENCERLA

¡VOLVER A CHÁVEZ Y A SU LEGADO, PARA SALVAR LA PATRIA!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1459 veces.



Pedro Marillán Sánchez

Comunicador Social Alternativo

 pedromarillan41@gmail.com      @psmarillan

Visite el perfil de Pedro Marillán Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Marillán Sánchez

Pedro Marillán Sánchez

Más artículos de este autor