Quinto malo

¿Montar en tarima la conciliación de clases?

De entrada debo decir que con el espectáculo musical programado para presentarse, desde el viernes 28 de noviembre hasta el sábado seis de diciembre, bajo la denominación de Festival Latinoamericano Suena Caracas 2014, si bien surgen elementos para  el debate de las ideas y la confrontación política, me inclino porque desde el Estado y el Gobierno Bolivariano, se defienda la línea chavista de la inclusión.

También es necesario revisar temas que son de fondo como, por ejemplo, ¿por qué siempre (o casi siempre, que “no es lo mismo pero es igual”) son los mismos grupos los que están invitados? ¿Existe algún interés preconcebido para ello? ¿Ese factor es, o puede ser, una desviación burocratista o un acto de corrupción?

Revisar, por ejemplo, cuando se cuestiona a priori la forma musical “regueton” ¿se hace por su monótona cadencia? ¿Se cuestiona por las letras, por la discriminación y el maltrato hacia las mujeres? ¿Estaríamos dispuestos a cuestionar nuestra emblemática y muy sentida música llanera por esas mismas razones? ¿O porque es música nuestra se le perdona todo?

En tercer lugar -sin que esto represente ningún orden jerárquico- ¿Se tiene el cuido de no estar montando en tarima a la conciliación de clases, representada por grupos que canten “ideología” o que canten “conciencia” (en sus acepciones marxistas)?

Insisto. Me inclino por defender la línea chavista de gobernar en Revolución Bolivariana, que es la de la inclusión. Es lo que, humildemente, hemos hecho en las tareas de funciones de servicio público hasta el presente, incluyendo las responsabilidades de visibilización de nuestras cultoras y cultores en medios periodísticos que son del Estado y se deben a las políticas de éste. El presente caso, de Suena Caracas 2014, que ha generado intensas batallas en las redes sociales, se ha centrado en debatir quiénes sí y quienes no deberían estar en este Festival Latinoamericano, por razones de vinculación publicitaria con grupos derechistas, pro-fascistas y desestabilizadores. Pero, ¿es eso lo que realmente importa cuando se organizan actos masivos de música para todo público, donde se expresa el interés común por contribuir a construir la paz?

Mientras, a viva voz, se expresa condena o se hace invitación a la censura de determinados intérpretes, músicos, compositores  o cantautores, por ser “escuálidos” o de derecha, en privado, muchos de sus detractores “chavistas” no se perderían una presentación en privado. Simplemente porque “le gusta” el artista, es “buen cantante” o buen compositor, sin importar en este último caso, quién los coloca en tarima.

Cuando surgió, una vez más, el anuncio de la presencia de Chino y Nacho en una tarima “de la revolución”, al cuestionarlos se olvida que no es el partido (Psuv o GPP) el o los convocantes, sino el Gobierno. Y se gobierna en Revolución Bolivariana y Chavista, para incluir y no para excluir o censurar a nadie. Además, si Chino y Nacho han exhibido cartelitos de “SOS Venezuela” en espectáculos deprimentes de la derecha proimperialista del mundo, muy probablemente lo único que les importó fue el dinero que les pagaban y no el contenido del mensaje (lo cual no deja de ser grave, muy grave por cuanto es el nivel de cosificación, de alienación, más grande que se pueda mencionar).

Una revolución cultural -y ésta, Bolivariana y Chavista, lo es- va al fondo, a la raíz de todas las cosas. Por ello es radical. La raíz no es la tarima donde se exhibe la farándula de cualquier signo, sino el lugar múltiple de la lucha de clases, cuyo centro está en la producción de los bienes materiales y espirituales.

Debemos reconocernos en nuestras expresiones culturales, todas. La radicalidad no está en la condena  a determinadas consignas, sino en descubrir -cuando esas consignas no parecen tan evidentes- hasta dónde vamos ganando o perdiendo la batalla en el plano de lo simbólico, de lo estético, he allí el pantano movedizo sobre el cual caminamos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3444 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a198512.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO