Un Vil Engaño

La guerra económica inducida es la mentira del siglo XXI

* Por desviarse del Socialismo, apareció la gran excusa

Nada es más corto, que el camino que recorre la mentira, se puede descubrir sin investigarla, si observamos la economía de unos meses atrás y la comparamos con lo que tenemos hoy (no hablemos de mañana), nos daremos cuenta que casi todo, ha tenido una inflación que supera el 200% me refiero a los alimentos en todos sus rubros y artículos de aseo de uso diario, porque en otros productos, esta crisis ha superado el 500% llámese la línea blanca y marrón, la de automotriz, cauchos, baterías, repuestos, aceites y sus derivados, sin considerar el costo de los vehículos, los pasajes en todos los segmentos han aumentado indiscriminadamente, incluyo transporte suburbano, taxis, motos, en materia de salud, las medicinas, ni hablar del precio de las clínicas, un verdadero AZOTE a cualquier ingreso.

Ahora vienen las preguntas a los responsables de esta debacle y seguro todos los involucrados, nos darán la misma respuesta que venimos escuchando desde hace algo más de un año, “La Guerra Económica” ¿Qué fue lo que disparó esta inflación?, el Pueblo podría responder así; *no hay duda alguna, que después del asesinato al Comandante Chávez, se desataron las bajas pasiones*, esa lógica del capital, de la que tanto nos habló el Comandante Eterno y a la cual había que combatir hasta vencerla, se hizo presente a minutos de su “Partida” , los representantes del capital se hicieron presente, por supuesto al ser invitados y pasaron por la alfombra roja de Miraflores, para sentarse junto a nuestras autoridades, pero no para escuchar los planteamientos del gobierno, sino, para IMPONER SU AGENDA, la de la *LÓGICA DEL CAPITAL* esa es la razón, no tuvimos la entereza de hablarles del SOCIALISMO y que llevaríamos a partir de ese momento, lo plasmado en el Plan de la Patria (el original) por el contrario, le aceptamos sus imposiciones, entre ellas, modificar este Plan, para darle paso Al capital privado.

Que salió de todas estas “mesas de diálogos” que para aumentar su producción”, Ni siquiera Pidieron, *Exigieron MÁS DIVISAS* ¿y el aumento de los productos? este Jamás llegó ni llegará. ese “señor” llamado Lorenzo Mendoza, *el JEQUE* con su burguesa expresión corporal le vimos en Miraflores en aquella oportunidad, imponiendo su agenda económica y salió de esa reunión, con un 22% de aumento en sus productos Polar, donde sus venenosos líquidos, como la cerveza y sus refrescos no han tenido ninguna restricción y su distribución, cada día aumenta, a esa empresa no le ha faltado el azúcar para su elaboración, (al Pueblo si) y así podríamos hablar de otro de los invitados * a esa noche de gala en Miraflores con la burguesía parasitaria* asistieron como invitados los medios de comunicación privado, artífices de la desestabilización en lo económico y social del país a igual que la Conferencia Episcopal, que también estuvo presente en el Palacio de Gobierno, jamás podremos olvidar que este sector de la jerarquía católica, auparon los hechos que generaron la muerte de varias decenas de nuestros compatriotas, ya antes estuvieron presentes, basta recordar abril del 2002, los videos de los documentales, les delatan.

No es necesario alargar este rosario de encuentros del *gobierno revolucionario con la burguesía parasitaria*, la navidad pasada, ocurrió exactamente lo mismo, sin embargo, de estos “Sordos diálogos con los enemigos del Pueblo” las consecuencias son las que estamos soportando, ¿Hasta Cuando? no lo sabemos, pero si sabemos, que el Socialismo no está presente y lo de la *Guerra económica*, es una VIL MENTIRA, la única esperanza que nos queda a los de A PIÉ, es Volver a CHÁVEZ y con todo su LEGADO.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 4300 veces.



Pedro Marillán Sánchez

Comunicador Social Alternativo

 pedromarillan41@gmail.com      @psmarillan

Visite el perfil de Pedro Marillán Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Marillán Sánchez

Pedro Marillán Sánchez

Más artículos de este autor