La Venezuela en blanco y negro

La Venezuela en Blanco y Negro fue la que dejamos atrás pero que la nueva generación poco conoce, me animé a escribir un poco sobre eso como para refrescar un poco la memoria y reafirmar la conciencia de lo que hemos ganado y lo que no debería volver a pasar en nuestra patria liberada.

La Venezuela en Blanco y Negro fue la Venezuela de la trampa, del maquillaje, de la injusticia; de la miseria repartida a partes desiguales, del analfabetismo, la desnutrición, el desempleo, la supremacía del abuso policial y la discriminación.

En la Venezuela en Blanco y negro las desigualdades se maquillaban con decretos y la prensa se encargaba del resto; en la Venezuela en blanco y negro el Presidente Carlos Andrés Pérez prohibió por decreto la televisión a color porque, como los pobres no tenían ni para comer, se vería ante el mundo una extremadamente odiosa diferencia entre los que de vaina podían escuchar radio y los que se instalarían cómodamente a disfrutar de los colores de la vida; como si ese decreto solucionara el problema.

En la Venezuela en blanco y negro más del 70 por ciento de la población vivía en condiciones de sub alimentación (llegaron a comer hasta perrarina), más de la mitad de los niños del país sufrían de desnutrición mientras los abastos y supermercados estaban hermosamente decorados con alimentos de todo tipo y de todas las marcas, nacionales o importados.

En la Venezuela en blanco y negro más de las tres cuartas partes de la población era analfabeta y eso no era casualidad, eso era una causalidad de un plan del estado que mantenía a la población en una situación de oscuridad para que siguieran siendo serviles al poderoso que los representaba en su democracia representativa.

En la Venezuela en blanco y negro la educación gratuita y obligatoria era una trampa que pasaba por un filtro de discriminación social y racial que le dio paso a las universidades a los herederos de los amos del valle y a los recomendados por los partidos políticos y los jefes de los centros de estudiantes, mientras en el camino al bachillerato se quedaban los pobres con la lengua afuera por la formula aquella natural de que quien va a aprender con el estomago vacio.

En la Venezuela en blanco y negro mas de la mitad de la población vivía en ranchos, sin agua corriente (mucho menos potable) sin electricidad en los predios rurales y sin ningún tipo de estructura sanitaria; la disentería, la diarrea, la desnutrición extrema eran causas de muertes infantiles bajo la inmisericorde mirada de los gobernantes (desde el presidente del Concejo, pasando por gobernadores de Estado y llegando al propio presidente de la Republica).

En la Venezuela en blanco y negro la sangre derramada por los gobiernos de "dispare primero y averigüe después" era solo una mancha marrón en la televisión y en la prensa, la Disip (división de inteligencia policial) heredera de la Digepol, era comandada por Posada Carriles; el mismo que ordenó volar un avión repleto de deportistas cubanos y que desde que se escapo de una cárcel venezolana está protegido por los Estados Unidos en su territorio.

En la Venezuela en blanco y negro vivieron personajes macabros como Lopez Sisco y su masacre en el Amparo y actual conviviente junto a Orlando Urdaneta (ex actor venezolano) en Miami donde tienen una vaina llamada ORVEX (Organización de Venezolanos en el Exilio) que vive del departamento de estado norteamericano y del martillo a los incautos que aun financias sus actividades subversivas en nuestro país con la filosofía de la muerte al presidente como única solución a los males que los aquejan. Molina Gasperi y su grupo GATO (Grupo de Apoyo Táctico Operativo) de la antigua PTJ y sus crímenes políticos y personales, bajo la orden directa del entonces presidente Carlos Andrés Pérez (aunque no se comprobó la participación del grupo por razones obvias, en la muerte "accidental" de Renny Otolina fue este grupo el primero en llegar al sitio donde se encontraron los restos de la avioneta y el cadáver del entonces candidato presidencial y presentador de televisión)

En la Venezuela en blanco y negro el "padre de la democracia" fue el más severo dictador que la patria tuvo, muy por encima del Gómez al que este adversó y mucho más que el Perez Jimenez al que derrocó) desde los inicios del pacto de Punto Fijo se instauro por decreto presidencial la existencia de una Venezuela en blanco y negro donde el plan de gobierno fue mantener al pueblo subyugado y sumiso ante el gobernante, y para esto las herramientas usadas fueron el racismo, el analfabetismo (como política de estado) la desnutrición, los abusos laborales, los abusos policiales y la censura total a los medios de comunicación; empezando por entregarles las concesiones a las familias poderosas para hacer menos difícil en control ya que estos tenían los mismos intereses de la clase política dominante.

En la Venezuela en blanco y negro la mayoría de la población cagaba en letrinas, mientras una pequeña elite (proporcionalmente hablando) hacia pupú en pocetas de porcelana, aunque de estos la mayoría vaciaba el producto de su cosecha en pozos sépticos abiertos en los patios de las casas, que se iban clausurando para abrir uno nuevo cuando estos rebosaban (no precisamente de felicidad). En la Venezuela en Blanco y Negro el subsidio a la alimentación (hoy Mercal) lo hacia el estado a través de la CMA (Corporación de Mercadeo Agrícola) pero esta no le vendía al pueblo sino a los mayoristas a precio subsidiado, al final al consumidor en barrios y pueblos los bodegueros se los vendían a precio de comercio embolsillándose el subsidio (¿quien vió bodeguero pobre?).

En la Venezuela en Blanco y Negro el pueblo no iba a supermercados, la bodega y el fiao era lo común y la base de la alimentación consistía en sardinas enlatada, pasta, arroz, caraota, queso blanco, y mortadela.

En la Venezuela en blanco y negro el latifundio era una institución protegida por la Guardia Nacional, es decir el estado. Y los bancos protegían a los pudientes mientras el estado los protegía a ellos.

En la Venezuela en Blanco y Negro el petróleo venezolano era de los gringos y las migajas de los políticos nuestros, en la Venezuela en Blanco y Negro la Corporacion de Guayana tenia a una especie de emperador supra estado presidiéndolo (Sucre Figarela) en la Venezuela en Blanco Y Negro

En la Venezuela en Blanco y Negro la mujer tenía derecho a parir todos los años y a ser subyugada por un estado machista, y por unos patronos machistas, por una familia machista y por una sociedad machista.

En 1999 Venezuela vio luz. A pesar de que el Presidente Herrera Campins había derogado el decreto CAP que prohibía la televisión a color hacia unos 19 años, el único cambio fue que la sangre de los pobres dejó de aparecer en pantalla como una mancha marrón y la gente pudo apreciar que era sangre de verdad. El pueblo a pesar del tecnicolor seguía viviendo en blanco y negro.

Este pequeñísimo resumen es una muestra del avance de la noche al dia de las sombras a la luz, del blanco y negro al color que hemos logrado en quince años, es esto lo que debemos defender y para esto la unidad es obligatoria, para esto el sentido patrio es obligatorio, para esto la mayoría es obligatoria.

No a las divisiones entre nosotros y si a la unidad como bloque. Debemos luchar por aclararle, sobre todo a los más jóvenes, lo que había, lo que revertimos, lo que superamos.

La llegada de Hugo Chávez al poder en 1999 hizo posible el cambio del estado, el cambio de la sociedad, el cambio de la estructura del país, ese legado no podemos perderlo, la patria no se puede perder en nuestra manos, somos la generación responsable de cuidar y hacer prevalecer el legado por el que dio la vida el comandante eterno.

Unidad, Unidad o la anarquía nos devorará, dijo el libertador hace dos siglos. Hoy la vigencia de esas palabras tienen el mismo significado, pues la patria esta en peligro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4087 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: