Enrosque o gatopardismo en nuevo gabinete

Son enormes las expectativas que se han creado con el anuncio presidencial y que por cierto el mismo debió hacerse con anterioridad. A simple vista se percibe que la gente está ansiosa de que el anuncio no sea otro enrosque, ni tampoco simulacro gatopardiano, pues resultaría peor el remedio que la enfermedad. Demás está decir, que en general la ciudadanía solo aspira a que se produzca una verdadera revolución en la selección del equipo ministerial, pues algunos de sus integrantes ya lucen como figuras abigarradas por el tiempo, y con poca creatividad para sortear soluciones a las ingentes dificultades. Y porque somos decididamente optimistas, confiamos que esta vez Nicolás Maduro no habrá de ceñirse a viejos cartabones para la escogencia del nuevo equipo presidencial, precisamente en el momento cuando el capitalismo y socialismo se juegan su última carta.

Sin desviarnos del tema, necesario es recordar que de acuerdo con la Constitución de 1999, -- que en esencia conserva el mismo espíritu presidencialista del texto de 1961-- el Poder Ejecutivo Nacional en Venezuela, es representado por el Presidente, el Vicepresidente y los Ministros que son de libre nombramiento y remoción por parte del Jefe del Gobierno. Se nombra y se quita al titular de la cartera, cuando las circunstancia políticas así lo aconsejan, o cuando por desgracia se está en presencia de un gobierno de facto que ha quebrantado la continuidad del hilo constitucional. Y consciente de la nueva realidad que nos impone retos en una hora crucial, el Presidente Maduro dispuso remozar su equipo, por estar convencido de que era contraproducente mantener ministros echando raíces en los cargos, como si hubiesen patentado la cartera ministerial con carácter vitalicio.

Queremos pensar que esta vez el salto dialectico viene con todo los hierros, pues definitivamente el mandatario nacional se armó de nueva metodología para seleccionar con la lupa a sus más cercanos colaboradores. Igualmente, complace saber que en los corrillos se viene comentando que el Jefe de Estado no está dispuesto a dejarse presionar ni chantajear por nadie, y que conformara su equipo, atendiendo a las necesidades planteadas por la nueva etapa del proceso bolivariano.

Por último, va esta humilde y respetuosa recomendación para salud de su mandato. Por favor, manténgase alejado de esos patiquines lisonjeros, quienes aprovechándose de su domicilio en la Capital, se valen de toda clase de malabarismo para treparse de la cresta de la ola, impidiendo así que los buenos patriotas tengan acceso a colaborar con los grandes propósitos que harán historia en grande en Venezuela y Latinoamérica.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1604 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: