Roberto Malaver, Ahí Ta la Vaina

Toda mi familia, desde mis padres para abajo, tiene el maruto sembrado en la isla. La mayoría de mis tíos, tías, primos y primas salieron de la isla buscando una alternativa a las limitaciones que la isla tenía hace ochenta y más años. Mi Apellido Rojas abunda en Margarita. En mis viajes de niña a Margarita, oía una expresión, que es de ahí. Esa expresión era con un recurso comodín y cualquiera la utilizaba, cuando ya no había mucho que decir. La expresión sonaba  así: "ahí ta la vaina". Así como está escrita, sonaba.

Esa expresión: ahí ta la vaina, me llegó automáticamente al terminar de leer el artículo que Roberto Malaver nos entrega este  y todos los viernes en su famoso y rutinario encuentro con Cinthya Machado Zuloaga en el Centro Comercial San Ignacio, que luego transforma en una especie de crónica. Hoy esa crónica se llama: Se solicita oposición[i]

"Ahí ta la Vaina". Roberto Malaver se va al Centro Comercial San Ignacio a reunirse con esta Cinthya y  no a otro lugar. Desea y oye lo que quiere oír y más nada. Ahí, Roberto Malaver vive momentos como el que vivió o padeció el famoso perro de Iván Pávlov, que injustamente lo ponían a babearse cuando le colocaban el estímulo de la comida.

 A través de estos encuentros, él va descubriendo lo que le falta a la oposición. Este descubrir lo hace a través de las travesuras súper escuálidas de Cinthya Machado Zuloaga. Hoy, leyendo el artículo de Roberto Malaver pudimos enterarnos, que según Cinthya; la oposición necesita gente de buena presencia. Se sabe, porque ya uno se ha convertido en un Cinthiologo, que eso de buena presencia, es buen perfume, una buena corbata, bufanda o una cartera carrier, como dicen o decían en Margarita.

Ya al final del artículo, según Roberto Malaver; Cinthya Machado Zuloaga dice que la "oposición desapareció como el papel tualet". Al leer esto que le dijo Cinthya a Roberto, volví a decirme: "ahí ta la vaina" Roberto quiere oír que la oposición desapareció. Sólo la oposición está jodía. Eso quiere oír y por eso se va a ese Centro Comercial que frecuenta Cinthya Machado Zuloaga.

Creo que es bueno, que Roberto Malaver se vaya a la estación Gato Negro y en cualquier cafetín cerca de esa esta estación, seguramente se encontrara a una Juana Pérez  esta señora, morenita, sin mucho perfume y sin una cartera "carrier", probablemente le diga: Oye negro, esta la revolución necesita de líderes más boludos, como dicen los argentinos.

Debe ya Roberto Malaver oír otras voces. A  Juana Pérez pueda que se la encuentre cerca de la estación gato negro y ahí puede tomarse un cafe de esos que venden la gente del pueblo en termitos. Con Juana Pérez, es posible que Roberto Malaver haga otra crónica. Seguramente, Juana Pérez le ofrezca otra visión a Roberto Malaver y le recuerde: Mira pana bello; el Psuv anda perdido como la leche de lácteos los andes. Ojalá, que Roberto Malaver comience a dedicarle una semana a Cinthya Machado Zuloaga y otra a Juana Pérez o María Guararicoto en Anzoátegui. Dos crónica así, pudiera ayudar a Roberto Malaver entender mejor esta vaina  y yo no tendrá  que acordar de ese viejo decir margariteño: Ahí ta la vaina

amarantarojas065@gmail.com

@La_DagaRoja



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4476 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a191024.htmlCd0NV CAC = Y co = US