Qué quieren los renegados del chavismo

Tanto que costo imponer la matriz de opinión que el chavismo estaba monolíticamente unido, ¿ y ahora un par de despechados y emergidos de la catatumba han pretendido botar la casa por la ventana diciendo barbaridades contra Nicolás Maduro, el mismísimo en quien Chávez pensó cuando entendió que su enfermedad haría inminente su ausencia física?. De modo que por razones de economía de la racionalidad, consideramos que ante la declaradera de estos impertinentes que tienen fines inconfesables, es mejor remitir el caso al futuro inmediato para que sea el tiempo que emita veredicto final. Sin regodeo de mantuano ni añoranzas acantonada solo basta una pregunta: ¿En qué planeta vivían estos renegados que hoy escupen para arriba, ignorando que gracias al despertar bolivariano los pueblos no podrán ser engañados como indio con espejito?

Que Nicolás Maduro no sea tasita de oro fabricada con la perfección simétrica, eso lo sabemos quienes le reconocemos como mortal de carne y hueso. Pero en lo que no podremos estar nunca de acuerdo, es que por complejos personales algunos reconcomiados pretenda empañar con descabelladas falacias el carácter revolucionario de un chavista que tiene tradición de luchador social, por lo que nadie podrá desmentir que se formó en la izquierda venezolana cuando ser revolucionario no daba cache por falta de popularidad. ¿O acaso no fueron los cuarenta años de oscuridad y de secuestro de la verdad los que impusieron la grosera hegemonía puntofijista?

Recordamos a quienes cometen la soberana ridiculez de exhibirse como más papistas que el Papa, que ninguna revolución se reputo como exitosa cuando esta no entendió que era error desplazarse con suerte de monorriel, o sea, yendo y viniendo en la misma dirección. Y desde luego que sea precisamente la historia la ciencia que confirme que cada proceso tiene sus genuinas especificidades, por lo que deberá existir plena sintonía entre la propuesta de cambio con la realidad concreta. De tal amanera que así nos tocara llover sobre mojado, no queda otra que repetir que el chavismo no es dogma ni símbolo de fe, sino una guía para la acción del cambio histórico. Allá aquellos intelectuales de probeta que por mera pereza mental, prefieren trasplantar mecánicamente modelos ajenos a nuestra realidad. Para quienes pareciera que descubrieron el mundo demasiado tarde, la recomendación de que lean otros libritos que no estén abigarrados por el tiempo ni carcomidos de polilla. Eso sí, que cuando estudien tengan el cuidado de no cometer el error que Nicolás Lenin advertía cuando señalaba que habían personas que leían un librito, se aprendían el librito, repetían el librito, y aun no entendían que decía el librito. Entonces, ¿Dónde queda el izquierdismo como la enfermedad infantil del comunismo?







Esta nota ha sido leída aproximadamente 1900 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: