Y, ¿Quién defiende a Maduro?

A raíz de la polémica carta del profesor Giordani, (Testimonio y resposabilidad ante la historia)se han levantado todo tipo de opiniones encontradas, tanto desde los operadores de la derecha, como en sectores de la izquierda. Es interesante como, Maria Corina Machado, Henrrique Capriles, Nicmer Evans y Toby Valderrama, coinciden de forma muy llamativa en acabar con la imagen del Gobierno que dirige el presidente Maduro.

Publicar el documento, (Testimonio y responsabilidad ante la historia) luego de ser sustituido de su cargo, en estado de cólera y de frustración, automáticamente hace que cualquier argumento expresado por el profesor Giordani, pierda valides y sea utilizado como un arma de alto impacto en manos de la contrarrevolución. Felicitaciones, su carta fue más dañina y más efectiva que la salida.

Al parecer, en algunos sectores de la izquierda hay deseos intensos y apasionantes de que el Gobierno Bolivariano fracase y caiga la Revolución. Durante 15 meses la derecha nos atacó sin tregua y sin misericordia, de manera frontal por su condición de enemigo, pero a su vez, del lado de la izquierda y escudados bajo la crítica y las alertas dejando a un lado la autocrítica, han arremetido sin piedad contra el hombre que designo el Comandante Chávez para guiar el proceso revolucionario.

Los eruditos del pensamiento revolucionario en Venezuela, no tienen la verdad absoluta, de hecho nadie la tiene, cada quien tiene una porción de esa realidad. Lo que se percibe en el ambiente, es la existencia de actitudes, prepotentes, egoístas, individualistas y por ende pequeño burguesas; que hoy se manifiestan en la conducta de estos personajes que mal llaman la izquierda radical.

La derecha no pudo tumbar al Gobierno que preside Nicolás Maduro bajo el formato de una confrontación kamikaze como lo fue la salida, utilizando los métodos de la lucha no violenta de Gene Sharp, este método terminó siendo derrotado por la Revolución, eso sí, nos ha costado vencer. Viendo el fracaso de la embestida neo fascista que concluyó fraccionando la MUD, reajustaron su estrategia y enfilaron sus cañones mediáticos hacia las supuestas fracturas del chavismo en el marco del III congreso del PSUV. El trabajo psicológico que se está aplicando en la actualidad contra la dirección política del proceso Bolivariano, logro que la cadena se rompiera por el eslabón más débil, que en este caso fue el profesor Giordani.

Es importante enfatizar, que esto sucede en un momento histórico que nos exige lealtad, disciplina y solides ideológica; no para descargar la verborrea ultraizquierdista de los tristes analistas favoritos de la BBC y la AFP (que me atrevería asegurar que son pagados por la CIA); si no para organizar y remoralizar a nuestro pueblo que ha sido víctima de los intensos ataques que hemos sufrido.

Nos preguntamos entonces, ¿Quién defiende a Maduro? Si los chavistas que escriben y generan contenidos, auspician la caída de la Revolución. Camaradas; pongámonos por un momento en los zapatos del Presidente, que es un objetivo militar de los paramilitares y mercenarios que el imperialismo tiene operando en Venezuela, es atacado por todos los medios de comunicación en manos de las oligarquías del continente (más de 2000 medios de comunicación), la Republica está bajo asedio económico y además de todo lo mencionado, nos encontramos con los iluminados de la izquierda radical, creyéndose más chavistas que el hombre que eligió el propio Chávez. Es inaceptable esta conducta y debe ser calificada como contrarrevolucionaria.

Es importante destacar que a pesar de todas las penurias que se nos han impuesto, la Revolución está de pie. Nosotros reconocemos que hemos tenido fallas y pérdidas importantes, que debemos corregir y el presidente ha sido el primero en dar ese paso al frente. Debemos alertar que estamos bajo un nuevo formato de guerra; esta es una guerra sin restricciones, donde la única regla es que no existen las reglas y los campos de batalla son en cualquier lugar, nuestro enemigo, era, es y seguirá siendo, el imperialismo; que nadie dude de eso.

Les recuerdo que tenemos una responsabilidad con la historia, de nosotros depende el futuro del continente y quizá del mundo. Si cae la Revolución y se derrumba todo por lo que lucho y murió Hugo Chávez seria la peor traición a su memoria y a nuestros ancestros. Debemos ratificar nuestro apoyo y nuestro compromiso con el presidente Maduro y le digo, recuerde el primer juramento que hizo como presidente encargado, mano de hierro. Es importante seguir en las bases, organizando y formando a nuestra gente, aportando nuestro granito de arena humildemente para la defensa de la Revolución desde cada una de sus trincheras.

guevararaul27@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1656 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190199.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO