¿Por donde vienen los tiros?

Desde hace varios meses Rosalio, como cabecilla de la banda de los cuatro, viene trabajando en un plan que haga realidad el sueño de la oposición de “calentar la calle nuevamente. Ya habían convocado a marchas por la libertad de los políticos presos, en defensa de Mazerhane, por el derecho a exhibir esqueletos, en pro de la libertad de expresión y por cuanta vaina se las ha ocurrido, sin que la gente se animara a acompañarlos. Escuálidas, como ellos, han sido cada vez más sus dizque concentraciones.

Desesperados ante tanta derrota y frustrados por no encontrar el camino que los conduzca nuevamente a contar con el respaldo que tenían en los días previos al 11 de abril de 2002, desarrollan una estrategia destinada a provocar algunas muertes, con la esperanza de que estas generen indignación, protestas y caos, en el mismo orden.

A eso fue Rosalio a Barquisimeto, a intentar que dentro de la iglesia se enfrentaran chavistas y opositores, y que de esa confrontación alguien o algunos resultaran muertos. Las cámaras estaban listas para filmar a cualquier chavista cuya actitud violenta lo pudiera relacionar con el resultado planificado… les salió mal, pero júrenlo que lo seguirán intentando. Necesitan gente en la calle y carecen de escrúpulos que le pongan freno a su desesperación.

Los medios, como siempre, son punta de lanza de los planes conspirativos. El reciclaje de la campaña mediática destinada a hacerle creer a la población que las “hordas chavistas” están listas para invadir su apartamento o su local comercial, es parte la estrategia y se encuentra en pleno desarrollo.

La aparición repentina de graffitis escritos con varios errores ortográficos y supuestamente pintados por hombres trajeados con franelas y boinas rojas, pareciera un burdo plan, pero “trabajado” por los medios surte efecto en una parte de la población.

Al más puro estilo de los nazis intentan a través del miedo (a perder la propiedad) inducir al odio y con éste como bandera promover la agitación en las masas.

La historia se repite, los que en público exigen respeto a los derechos humanos, acusan al gobierno de sembrar odios, hablan con aparente dolor de la división existente en la sociedad; en privado planifican muertes para culpar al gobierno y ofenden e inducen al odio contra quienes les adversan.

Lo que me preocupa es que sigamos hablando del dialogo como una necesidad imperiosa y que en ocasiones actuemos como ingenuos ante quienes no tienen la menor intención de cambiar y ante quienes, por el contrario, siguen pensando que la solución a sus problemas pasa por la creación de una gran crisis.

Para poder contrarrestar sus macabros planes es necesario partir de una realidad incuestionable: a esa gente no es posible traerla al juego democrático y mucho menos convencerlos de la necesidad de trabajar por el bien del país. Sus intereses los obligan a trabajar en la dirección opuesta.

Lo que procede es neutralizarlos. Hay que desenmascararlos ante la sociedad y estar prestos para enviarlos a prisión cuando sean sorprendidos en actos ilegales y criminales. Para ello hay que saber por donde vienen los tiros y esto significa entender que no son hechos aislados la declaración de la Conferencia Episcopal de Venezuela sobre sus temores por el destino de la democracia, ni el plan de Castillo Lara abortado en Barquismeto, ni la escasez artificial de alimentos, ni los intentos de generar temor en la población con supuestas invasiones.

Repito que ellos necesitan algunos muertos entre sus seguidores para poder culpar al gobierno y si no se producen en las confrontaciones que tienen planeadas, lo harán ellos mismos.

Las labores de inteligencia tienen que ser reforzadas, pues no ser ingenuo para pensar ellos renunciaron a tener representantes en la Asamblea Nacional, sólo para dedicarse a hablar estupideces dos veces por semana en los canales de televisión. Están buscando sangre e intentarán que se derrame a cualquier costo.

arellanoa2004@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2561 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas