A esto llevan las reuniones inútiles

Conferencias de Paz (y II)

Ya una vez hablé contra esas Conferencias de Paz que a la hora de la verdad representan diálogos de sordos. Cada bando mantendrá su opinión y el lado antipatriótico no renunciará a sus criminales ambiciones golpistas. Esta opinión la he reafirmado, luego de la larga cadena de televisión y radio del jueves 10, que se prolongó hasta las 2 de la mañana. En esa reunión, aparte de los voceros del Estado, algunos de ellos cuestionables, había "del otro lado" de todo un poco: espectros del pasado que pretenden tener vigencia, los "hijos putativos" de esos espectros, tránsfugas como Didalco Bolívar, sujetos de gran ignorancia histórica "comprados" por los que un escritor llamaba "sectores impíos" y algunos lunáticos que supongo que fueron buenos discípulos de las teorías equivocadas y neo fascistas de "Tradición, Familia y Propiedad". Por cierto, que nadie nos complace mostrando una sola pieza del expediente en el que aparece, siendo menor de edad, unos de esos lunáticos como víctima de secuestro por parte de Alejandro Peña Esclusa y su combo infernal. Y, para el anecdotario, queda la participación de alguien que, pese a su origen, no es amigo de hablar de extremismos por ser un "zorro viejo" de la política y que se ha revelado como un humorista fino, en medio de tanto mediocre amargado: Henry Ramos Allup...y en eso coincidimos unos cuantos chavistas, aunque no sea santo de nuestra devoción.

Sobre este tema, el Profesor Vladimir Acosta, tiene una opinión firme: Sólo un bando puede dialogar con el otro CUANDO HA GANADO, no antes. Si Simón Bolívar, antes de concluir la última Batalla de Carabobo, dice Acosta, hubiera pedido celebrar un "Diálogo de Paz" con el comandante español, el Mariscal Miguel de la Torre, todavía Venezuela sería una colonia. Al día siguiente, en un programa matutino de Telesur, la profesora de economía Judith Valencia, con 58 años de docencia de la UCV, quien merece ser la Rectora de la devaluada UCV, dijo una verdad incontestable: que, en algún lugar desde el cual el Presidente Eterno Hugo Chávez nos oiga, estaría lamentando el haber firmado unos indultos, que le dieron a sus beneficiarios la ocasión de envalentonarse al extremo tal de hacernos infernal la vida cotidiana que lejos de enmendar posiciones extremas, se reafirman en ellas incorporando a las matrices de opinión a individuos violentos y de pésimo registro académico como Carlos Vargas, discípulo del "sacerdote" José Virtuoso y Juan Carlos Requesens, quien lo es de la supuesta rectora de la UCV, Cecilia Márquez buena representante de las "sombras" que dice combatir.

Solo hay una conclusión: estos "diálogos" a ningún lado llevan, salvo los celebrados con los empresarios que exigen al Presidente Maduro y a una superintendente de un organismo inútil que los dejen hacer lo que les dé la gana para acabar con el "desabastecimiento" siempre que no los acose nuevamente Eduardo Samán. Mientras los funcionarios sin entrañas que atienden nuestras finanzas públicas devalúan nuestra moneda y ordenan reducir subsidios a la gasolina y la electricidad, haciendo paralizar las obras pendientes necesarias para el desarrollo de Venezuela y celebrando contratos con empresas claramente depredadoras como Repsol, Chevron y la alemana SAP, ¿todavía quieren en la Presidencia hacernos creer en espejismos?. "Coman Mamey", como dijo Adrián Lara, el modelo de las cuñas de OpenEnglish.

¿¿¿CONTINUARÁ???


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1161 veces.



Roberto Arenas


Visite el perfil de Roberto Arenas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Arenas

Roberto Arenas

Más artículos de este autor