Maduro, El Socialismo no es un Operativo de unos meses

Pasó el 8-D y qué conclusión tenemos a la vista cuatro meses después. Aunque a muchos no les guste la crítica porque todo va bien, según se deduce de los reclamos que nos hacen -¿si?-, tenemos que definitivamente el capitalismo no es enfrentado como sistema. Es más bien, controlado por momentos y ese control aparece con un discurso muy radical. Más allá del medio control, con un discurso radical, no se deslumbra más nada.

Es controlado a través de intensos pero irregulares operativos. Ya pasó la campaña electoral y las elecciones del 8-D y todo vuelve a la normalidad. Los comerciantes haciendo de la suyas, las colas y los productos básicos continúan escondido y el socialismo por operativo está en reposo. Ya no hay elecciones.

En algunas cosas, tenemos un mundo de parecido con la IV república. Tenemos una ley de costos y precios justos que durante la IV tuvo otros nombres –Ley de Protección al Consumidor y Usuario, 1995-, pero con esta y la anterior, se tiene –y tuvo- el mismo objetivo: controlar a través de una ley, la ley natural del capitalismo: ley de acumulación y maximizar de la ganancia. Ayer se entendía y justificaba la existencia de una ley así. Hoy, después de 14 años intentando acabar con un modelo, deberíamos estar en otro momento de preparación de los funerales del capitalismo. Lamentablemente no es así; el esfuerzo se orienta cambiar algo para que nada cambie: capitalismo vivito, coleando y acabando.

Si uno evalúa el asunto, capta que la revolución por efecto de un deseo. Pretende empreñar un proceso y lamentablemente los deseos no empreñan.

Pasó el 8D y con ello parecen que se esfumaron los ánimos y el proceso de control que probablemente se realizó para lograr unos votos en las elecciones del 8D. Después de esos operativos, se ofrece ahora una nueva oportunidad para que los capitalistas hagan de las suyas. Al final de cuenta, no sabemos qué queremos y qué quiere el gobierno. No sabemos si la idea es acabar con las colas o meter en cintura al capitalismo. Por ahora ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario. Continúan las colas, continúan la avaricia de los capitalistas y las guarimbas son menos pero más rabiosas.

Tengo tres nietos varones y una linda nieta. En diciembre le regalé al mayor de ellos, un balón de fútbol profesional. Un balón de esos que se utilizan en los encuentros importantes de fútbol. En diciembre pague por ese balón Bs 1.500.

Este 23/03/2014, uno de mis tres nietos varones cumplió año y decidí -me lo pidió más bien- un balón de esos y me fui a la misma tienda. Me lleve un tremendo susto. Ese balón por el que pague a mediados de diciembre Bs 1.500 cuesta hoy 9.500.

¿Qué paso de allá acá para ese incremento tan grande?

No me explicaba nada. Me parecía un robo a plena luz y decidí -con dolor de mi alma- no dejarme robar y darle a mi nieto una clase sobre el sentido del capitalismo y la mala idea de combatir su naturaleza con dos o tres meses de operativos en los momentos de la campaña electoral. Me regresé a casa y aun no me explicaba la diferencia, pero la luz vino y me expliqué el caso: ayer costaba Bs 1.500 porque estábamos en elecciones y había operativos para domar la ley natural del capitalismo. Ya hoy no hay elecciones y no hace falta combatir esa ley. No hay operativos y se le da un chance al capitalismo para que imponga su ley natural: maximizar su ganancia.

Se me dirá o alguien preguntará: ¿Pero es un caso y con ello estas generalizando sobre un caso? Si; es un caso. Tal vez no exista otro, pero oigo a camaradas quejarse con cosas parecidas.

Somos distintos pero parecidos. Los de la IV se olvidaban del barrio, pero en elecciones iban a repartir besos y objetos para institucionalizar el rancho. Nosotros damos más evidentemente, pero sabemos que el capitalismo es malo solo en las elecciones, luego nos olvidamos de su maldad económica y que su avaricia no respeta ley. Decidimos entonces darle un chance para que nos exprima. Le prometí a mi nieto que tendrá el Balón para el 2015. En la campaña electoral del 2015, es posible que su precio ronde los cuatro mil por efecto de un operativo que nos hace vivir por momentos abruptos en el socialismo. Aprovecharé esa ganga que nos ofrece unos días de socialismo en Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1971 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a185858.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO