Te odio y te quiero

Las protestas sobrevividas desde el 12 de febrero hasta hoy son tema de estudio y discusión. No hablar de ello es simplemente irresponsable. Necesario es conversar y escuchar todas las opiniones. Por supuesto que en las primeras de cambio causaran desavenencias y discusiones explosivas pero, como en cualquier recinto presurizado, la conversación franca, abierta y vehemente ayudará a aliviar la presión y a esclarecer las causas que nos han llevado a esta situación.

Difícil es hablar del odio sin herir. Es odioso hablar del odio, pero necesario es.

Documentándome un poco encontré una explicación que relaciona la envidia con el odio. En la pagina clicpsicologos.com se afirma que si la envidia sentida es debida a un reconocimiento de la propia limitación se genera un sentimiento de inferioridad, pero si la envidia sentida es justificada por el individuo como el producto de un trato injusto, las reacciones emocionales y cognitivas más probables serán la ira y la hostilidad y por si fuera poco, cuando el individuo tiene la percepción de que la persona envidiada es la responsable de la desventura, lo más probable es que el resentimiento se convierta en odio.

Estando parado en una avenida, escucho, sin querer queriendo, una conversación entre un ciudadano, de 30 a 35 años, gordo, en bermudas y sandalias caras, con una franela del Real Madrid y una cadena plateada muy gruesa, y dos señoras de cabellos iluminados por mechas recién pintadas a la moda de hoy.

El ciudadano decía: “cuando todo termine ellos volverán a su lugar y los que hemos estudiado arreglaremos esto. Ellos no tienen derecho a nada porque no han estudiado un coñ…”

Con el resto de la conversación me asegure de que estaban hablando de su descontento para con el chavísmo y su apoyo, desde la barrera, a las guarimbas.

No tengo ni la menor idea de que habrá estudiado ese ciudadano, pero supongo que se asume superior a quienes hoy detentan el poder político. Tratando de encajar tal discurso con lo ya comentado de la pagina clicpsicologos.com se evidencia la envidia justificada por la percepción de intrato injusto.

¿y cual es el trato injusto recibido?

Tal vez sea la reducción en la brecha entre el salario mínimo y el salario de un profesional, o el gasto que significa el pago de una póliza de HCM versus un CDI gratis, o el ver como en el Supermarker no hay y en Mercal/PDVAL si, o ver como el Título obtenido en mi universidad es tratado tan igual como el otorgado por las otras universidades o ver como una emisora o periódico comunitario compite con la gran prensa en la preferencia de los usuarios…y mas y mas injusticias.

La libertad es algo por lo que todos luchan, y por eso se enarbola como el gran estandarte de quienes no quieren restricciones (económicas o sociales) por la libertad ha habido guerras de independencia. No así la igualdad, una bandera de lucha que solo enarbolan quienes se sienten marginados. Por la igualdad ha habido guerras civiles.

Temeraria es la hipótesis que ahorita se me ocurre: ¿Habrá avanzado tanto la revolución bolivariana que la clase media y la pudiente de este país se siente marginal?... Por supuesto que no.

La canción que dice “te odio y te quiero/ porque tu me has hecho/ mis horas amargas y mis horas de miel...etc que no fue escrita por un psicólogo (su autor es el argentino Enrique Alessio) interpretada por el ruiseñor de América Julio Jaramillo, poeta en toda las acepciones del calificativo poeta, explica porque se quiere, cuando te dan y se odia si no te dan. Si odio y quiero a la misma persona, no me queda más que autodestruirme para eliminar el problema más no para solucionarlo.

Esperemos que todo se resuelva por la vía del diálogo y el trabajo mancomunado de todos, para que cada quien reciba, con oportunidad y calidad, lo que le corresponda y necesita y así nos queramos otra vez.

manuelgragirena1@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1815 veces.



Manuel Gragirena

Profesor Universitario. Ingeniero Electricista. Especialista en Telecomunicaciones. Diploma de Estudios Avanzados en Educación. Ex Sidorista

 manuelgragirena1@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Gragirena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Gragirena

Manuel Gragirena

Más artículos de este autor