Fariseos y la revolución bolivariano-chavista

En el pueblo de nuestro señor padre, en aquellos tiempos franquistas, hay una fuente para surtir el agua potable donde “el agüero”, diariamente, bajaba desde el pueblo para cargar los cántaros de aluminio de esa sabrosa agua para poder venderla a los habitantes que no tenían en sus patios ni fuente ni pozo. En esos escenarios de “muchacho travieso”, nos escabullíamos acompañando al agüero para disfrutar no solo del paseo a aquellos misteriosos recónditos espacios que siempre estaban acompañados por los tradiciones “cuentos pueblerinos” sino para poder observar, con todo el detenimiento de un “muchacho curioso”, como “el burro” atado a un eje daba las consideradas vueltas que permitían que el cubo para el agua subiera y bajara a aquellas oscuras profundidades del “agua bendita”. Lo que nos llamaba la atención a “tirios y troyanos” era que aquel jamelgo mantenía un ritmo acompasado alrededor de la fuente con los ojos vendados; por supuesto, cuando la interrogante aparece, lo normal es preguntarle a quien se supone es el “gran conocedor” de los misterios de la vida cotidiana y, ello, fue lo que hicimos. Nos acercamos al agüero y, seriamente, le inquirimos porque el burro no se cansaba de dar vueltas alrededor de la fuente. Para nuestra seria y profunda actitud, el agüero con aquella sencillez del “hombre sabio de pueblo”, nos respondió: “…es porque tiene los ojos tapados…”. Jamás se nos olvidará aquella relación entre aquel asno, su venda alrededor de sus ojos y el trabajo cotidiano que realizaba a favor de las necesidades reales de los habitantes del pueblo de nuestro señor padre. Pocos años más tarde, en nuestras lecturas diarias, entre aquellas novelas de Salgari, alguna que otra fábula caía en nuestras manos. Una en particular siempre nos ha cautivado: la de la liebre y la tortuga porque nos permitía reflexionar sobre las educaciones que el ser social realiza y aprende sobre y del mundo de los animales, esos seres vivos que tienen cuerpo, algunos dicen que espíritu pero, realmente, no tienen alma porque ella, es decir, el alma es esa realidad que obliga al ser social a la reflexión, a distinguir y elegir sobre las realidades cotidianas que nos rodean conjuntamente con todos los paradigmas que inciden sobre esas cotidianas realidades. Pero es de obligación por formación cristiano-católica nunca olvidarnos sobre el real significado del denominado como “pecado original” y sobre que “pilar-objetivo” sobre el cual se sustenta la actitud humana que llevó, según la Biblia, al “ser creado” a quebrantar “la norma teológica” impuesta por el Creador; nos referimos, concretamente, al “pecado de la soberbia”.

Pero ¿qué es y qué significa la soberbia en las actuales realidades de la cotidianidad social venezolana? Lo cual nos va a llevar a preguntarnos ¿Qué significa y cuál peso real tendría la reflexión sobre la objetividad circundante? Y, por último, inquirirnos ¿qué tanto pesa la subjetividad y/o la alienación personal sobre el análisis objetivo de las cotidianidades sociales que afectan, colectiva e individualmente, a una sociedad específica en un momento histórico real-temporal-en-objetividad como el que está viviendo nuestra Patria, Venezuela, en actos de Revolución Bolivariano-chavista?

Cuando observamos con detenimiento las declaraciones de la diputada, María Corina Machado, en su última presencia pública inmediatamente después que la votación por mayoría de los representantes de la sociedad venezolana según el marco de la Constitución y las leyes de la República Bolivariana de Venezuela de la Asamblea Nacional Bolivariana, cuando vemos su mirada podríamos considerar “la ira, la furia rayando el odio”, es decir, “la soberbia” que exuda la referida diputada ante su incapacidad de no poder controlar las consecuencias lógicas de sus comportamientos que nos consideramos son producto de sus muy malos asesores políticos. Cuidado! Estamos muy conscientes que la diputada Machado adscribe políticas de las derechas radicales no solo estadounidenses sino que están en perfecta comunión con ese sector eclesial que no comulga en la “comunión de los santos” con Francisco que se expresa en un específico sector del Partido Popular español quienes, actualmente, se están, radicalmente, enfrentando con el sector eclesial al cual se adscribe el Presidente de la Corona Borbónico-española, don Mariano Rajoy.

Pero no todo queda en las estupideces políticas desarrolladas por la diputada Machado por lo que nos permite reiterar que el político que mejor representa a esas derechas tan de moda en, por ejemplo, Ucrania, Francia, Gran Bretaña, los EEUU de América, Panamá, Chile, Bogotá, el Reino de España, Bélgica y Holanda, Luxemburgo, Polonia, Estonia y hasta San Marino, es el señor Leopoldo López. Pero la política no la realizan y desarrollan, únicamente, los políticos sino también intelectuales, empresarios, estudiantes de derechas, alcaldes y gobernadores. Llamamos la atención sobre un intelectual de quien suponemos aún es de izquierdas; nos referimos a Oswaldo Barreto Miliani (aka: Otto), colaborador personal de Teodoro Petkoff en ese seudo-matutino: “Tal Cual”. Otto es un experto en sociología de la guerra y gran conocedor de Jean Paul Sartre; profundo intelectual. A Oswaldo Barreto Miliani lo ubicamos entre los intelectuales de las derechas extremas criollas ya que nos sustentamos en sus textos publicados los días viernes en el referido matutino donde expresa una crítica seria aunque no compartida por nos de la Revolución Bolivariano-chavista. Un otro intelectual es el sacerdote jesuita, Luis Ugalde quien en textos publicados en El Nacional los días jueves expone sus criterios sobre porque debemos adherirnos a la tesis: “Maduro, vete ya!”.

En su último texto publicado el día jueves, próximo pasado (El Nacional, Caracas, 20 de marzo, 2014), tituló su escrito con una muy interesante frase: “Zanahoria y garrote”. El título, inmediatamente, nos refirió a aquella experiencia en el pueblo de nuestro señor padre que hemos referimos más arriba. Ella nos ha llevado a aquella fábula del “sapo y el escorpión”. Nos llevó a aquella realidad de “la liebre y la tortuga”. Nos recordó aquel decir chino que reza: “el hombre sabio debe caminar 10 mil “li” (unos 5 mil kilómetros) y leer 10 mil libros”. Es decir, frente a la soberbia debemos colocar la “humildad católica”; frente a la subjetividad, la honestidad intelectual; ante la alienación debemos tratar de alcanzar “la objetividad”; y, por último, frente a las políticas de derechas, en Venezuela, debemos confrontarlas con las tesis del “pensamiento de don Simón Bolívar” y las propuestas en praxis de Hugo Rafael Chávez Frías.

Es verdad que Dios, el Creador, nos creo “libres” pero también, en el marco de esa libertad, nos llamó a reflexionar sobre el Otro; es decir, aquel mandamiento impuesto por el Hijo del Creador de “amarnos unos al Otro” es de obligación práctico-católica. Es verdad que San Ignacio de Loyola propuso una congregación que fuera las avanzadas de El Vaticano a nivel mundial (John W. O´Malley. “Los primeros jesuitas”. Editorial Mensajero. Sal Terrae. Bilbao, 1993, pp. 462), como, por ejemplo, San Francisco Javier quien alcanzó “lejanas tierras” (Macao) y ello obliga a la Congregación del “Papa negro”. En ese mismo orden, nos atrevemos a “informar” un par de experiencias y describir una realidad histórica que vivimos en China. La primera de ellas fue nuestra visita personal a la tumba del jesuita Matteo Ricci ubicada en Beijing en los predios de la Escuela de Estudios del Comité Central del Partido Comunista Chino (PCCh). Aquello nos asombró porque era evidente el respeto y el cuidado permanente que tanto todos los altos cuadros comunistas chinos como del PCCh observaban a quienes tanto aportaron a las Ciencias exactas a partir del año 1583. La segunda experiencia con jesuitas fue en la ciudad de Shanghai. Aquellos jesuitas se confrontaban con su propia realidad en obediencia al Santo Padre asumiendo de sus propios errores temporal-históricos cometidos justo posterior al año 1950. La realidad histórica con la cual nos topamos fueron las ruinas de la denominada como el “antiguo Palacio de Verano”, en las afueras de Beijing, siendo diseñado por los jesuitas y destruido por los ejércitos invasores de las “14 Potencias”. Es decir, tenemos unos escenarios histórico-reales que nos permiten reflexionar sobre lo temporal-histórico.

El texto de Luis Ugalde contiene verdades, medias verdades y subjetividades y errores. Hemos visitado la Hemeroteca para conocer, por prensa, cómo se desarrollaron la protesta de la llamada “Generación del 28”. Nos consideramos que quienes se refieran a aquel suceso consulten la prensa para que conozcan cómo manejó la manifestación en la esquina de San Francisco, el Presidente de lo que denominamos como Distrito Federal, general Eleazar López Contreras, cuánto tiempo duró, realmente, la manifestación y qué pasó con los pocos detenidos y, en la tarde, liberados. Ahora bien, sí visitamos a aquel espacio universitario, inmediatamente, nos preguntamos: ¿dónde podrían caber 1.000 universitarios?

Nos comunica Luis Ugalde sj., que “…en España, antes de la Guerra Civil, la falange fascista, de jóvenes armados para el choque callejero, era una pequeña minoría opositora y en el otro lado los comunistas tenían muy poco peso en el gobierno de la República…a los dos años de guerra, los militares la Falange dominaban en la derecha y los comunistas con el apoyo de Moscú en el gobierno: en ese momento dialogar con el enemigo era exponerse al paredón por traidor…treinta años de dictadura con miseria. Todo por falta de visión en el inicio, de diálogo tolerante y negociación madura con resultados…”. Permítasenos una serie de precisiones históricas. En primer lugar, el Gobierno de la República española antes de la “Guerra Civil” española se mantenía en permanente crisis gubernamental. En segundo lugar, la Falange de Primo de Rivera, ideológicamente, mantenía serias diferencias tanto con el fascismo italiano como el nazismo germano-alemán como, al tiempo, también mantenía sus serias diferencias con el estamento militar liderado por Francisco Franco Bahamonde el denominado como “héroe de África”. En tercer lugar, la presencia de partico comunista español en el Gobierno de Madrid era cuasi-insignificante mientras que el Gobierno de Cataluña estaba dominado por ese importante y sólido anarquismo catalán. En cuarto lugar, para no profundizar, por ahora, más de lo necesario, el Gobierno de Franco transitó por varias etapas: cuando lo militar se impuso sobre “lo falangista” que permitió que los EEUU de América colaboraran con el Gobierno de Franco Bahamonde tanto con alimentos como en la consolidación estratégica del Gobierno militar franquista ante el desarrollo de la “Guerra Fría”; cuando el Gobierno franquista controló todo el territorio hispano-español, dicho gobierno franquista aceptó la involucración de dos (2) realidades: un importante cambio del Gabinete franquista de lo militar-falangista hacia lo empresarial-tecnócrata; y, las fuertes inversiones de Rockefeller en sociedad con la familia Garrigues Walker en Cataluña en infraestructura en la denominada “Ruta del Sol” que permitía el desarrollo del turismo en España como base fundamental para las arcas españolas. Podríamos agregar una tercera etapa que se ubicaría entre el asesinato de Carrero Blanco hasta el gobierno de Suarez cuando se sentaron las bases para una profundo acercamiento de los intereses estadounidenses en España y la consolidación del sector eclesial vaticanense donde el Cardenal Ruoco tuvo su importancia.

La Revolución Bolivariana-chavista tiene sus propios problemas de base pero, en el marco de esas lógicas contradicciones, el Presidente Nicolás Maduro Moros viene proponiendo diálogos no solo de paz sino para alcanzar las importantes y fundamentales bases del sector económico que permitan ubicar a Venezuela en sus responsabilidades históricas. La oposición tiene “la pelota en su campo”, cómo decidan actuar obligará al Estado venezolano a actuar en respuesta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2308 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a184923.htmlCd0NV CAC = Y co = US