Menos mal que nuestros “estudiantes son pacíficos”, ¿Imagina usted, cuantos muertos estariamos contando si fueran violentos?

Todos los personajes y organismos internacionales, enemigos del proceso revolucionario que está ocurriendo en Venezuela, acusan al gobierno nacional bolivariano, de emplear la represión contra pacíficos estudiantes, que protestan por la escasez de alimentos y la inseguridad.

Existe toda una red mediática, nacional e internacional, exacerbando las imágenes de la acción policial, en la cual aparezcan en escenas las fuerzas del orden público, tratando de contener los desmanes contra la propiedad pública o privada. Es un guion muy bien estructurado, donde el Estado debe aparecer como agresor y los manifestantes como victimas de esa agresión.

Ante esta campaña internacional contra las instituciones del Estado, que tienen la obligación de proteger a la población, es importante definir los conceptos de CONFRONTACION O ENFRENTAMIENTO Y EL DE REPRESION. Parecidos, pero no sinónimos.

Cuando las fuerzas del orden público confrontan o enfrentan, a otras fuerzas que violan las leyes de la República, como son el Libre Transito o la destrucción de bienes nacionales y aplica la fuerza para someterlos, en función de la resistencia que estos realizan, estamos en presencia de una CONFRONTACION. Po lo general en ambas fuerzas se producen bajas. En el caso venezolano son incontables los guardias nacionales y policías que salen heridos y hasta muertos por balas, piedras, metras y otros objetos, que son lanzados contra ellos. En estos casos no existe ninguna posibilidad de diálogo. Generalmente en estos enfrentamientos no hay la lucha cuerpo acuerpo, sino que ambos contrincantes mantienen la distancia que permiten los objetos que son lanzados contra las fuerzas del orden y las respuestas de éstos.

En la CONFRONTACION, no está permitido legalmente, el uso de armas de fuego por ambos sectores. Esta norma a veces es violada y esta violación es la que causa las muertes, llevando la peor parte mediática las fuerzas públicas, que son las que supuestamente tienen el acceso exclusivo a ellas. Se parte de un supuesto de que los “pacíficos estudiantes” no poseen, ni tienen acceso a las armas de fuego y por lo tanto los únicos que disparan son los policías o guardias. Lo inexplicables es que la mayoría de heridos por estas armas son miembros de los cuerpos policiales. (Debe ser que se disparan ellos mismos entre si)

En la REPRESION, existen otros elementos que rara vez se producen en la Venezuela actual. Se reprime cuando un grupo de manifestantes, por ejemplo se sienta en una calle y se niegan a permitir el libre acceso vehicular o peatonal y entonces las fuerzas del orden tratan de hacerlos levantar por diversos medios, generalmente cargándolos o tirando gases sobre ellos. En este caso es “represión” porque las fuerzas del orden público están actuando contra un grupo que no presenta resistencia activa, sino pasiva. Se reprime a quien no ofrece resistencia, se enfrenta a quien, no solo está violando las leyes, sino que a su vez hace resistencia física, con cualquier tipo de armas u objetos, para causar daños a las fuerzas representativas del Estado.

En la IV República el Estado si realizaba REPRESION, pues los cuerpos de seguridad tomaban imágenes de los líderes de las manifestaciones universitarias, los identificaban y luego iban a buscarlos en sus casas, los arrestaban, los torturaban y muchos de ellos eran desaparecidos. Muchos de esos estudiantes también morían en las calles o dentro de los recintos universitarios a causa de las balas de los cuerpos policiales o militares

Es por eso que no podemos aceptar la acusación de gobierno represivo o que se ejerce represión contra “pacíficos manifestantes”, que sólo quieren que el Presidente constitucional renuncie. Aceptando que este pedimento sea válido, que no lo es, no se puede permitir el uso de la violencia, por ningún grupo político y menos contra las instituciones del Estado.

Un caso muy particular, es el del general Vivas, que está en su casa armado hasta los dientes y que no acepta la orden de detención que contra él, ha emitido el Ministerio Público. Él podría haber acusado al gobierno de REPRESOR, si se hubiera entregado, pero al hacer resistencia y sobre todo armado, al Estado no le quedará mas remedio, sino logra persuadirlo a una entrega pacífica, que enfrentarlo y hacer cumplir la Ley, y en este caso pueden producirse bajas en ambas partes. Las cuales si se producen lamentaríamos mucho.

¿Represión? Venga a las urbanizaciones y conjuntos residenciales de Mérida tomadas por el Fascismo. Contabilice los derechos VITALES que les son violados a los vecinos y averigüe como se maneja el Derecho a la Libre expresión en contra de los pocos chavistas que allí residen. ¿Quiere conocer una muestra significativa?: Venga y visite (si logra entrar) a la recién bautizada “República Independiente de Las Américas”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1584 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: