El fracaso del terrorismo yankee ante el bravo pueblo bolivariano

La derrota del golpe de estado; suave, lento, seco, de colores y como ustedes lo reconozcan que las fuerzas revolucionarias venezolanas le están imprimiendo al imperialismo yankee y sus lacayos uribistas y martinelis, enseñan un nuevo fenómeno de intervención política-militar que han ensayado. Se manifiesta en la capacidad de sacrificio o autodestrucción de los espacios sociales, laborales y de varios servicios, que los sectores adinerados-financieros han consolidado, en estos nuevos e innovadores esquemas de injerencias.

Los hechos terroristas aplicados en Venezuela, conocidos como guarimbas, son acciones bélicas, anárquicas, de desproporcionado bandidaje, bien tarifadas, con el apoyo de los paramilitares colombianos y sujetos de la narco-política nacional e internacional. Acciones emprendidas por falsos estudiantes y que en su mayoría, son direccionadas por los falsos positivos-anonimatos en los alcances de la vida twitera. Esta vía, se ha convertido en la nueva ruta de la criminalidad extrema, al generalizar la información con los dobles discursos, lo cuales han generado mas confusión, engaño, sosobra y miedo. El mal llevado twiterismos en el guarimbeo, sigue pretendiendo hacerle ver a la comunidad internacional que hay una guerra civil en Venezuela, que nos estamos matando, entre nosotros mismos y que la oposición política venezolana salvará a Venezuela. Ese es su principal etiquetado.

Las guarimbas se han venido suscitando, en solo 5% de los 337 municipios de Venezuela. Se han escenificado, en los espacios urbanos de clases sociales media-alta. A pesar de incluir la destrucción de las instalaciones y servicios gubernamentales, la auto-destrucción se ha concentrado en algunos establecimientos empresariales; bloqueos a colegios; liceos; clínicas privadas, zonas residenciales y otros. Espacios donde han llegado hasta cobrar por permitirles el paso a pacientes y ciudadanos.

Habitantes y trabajadores de dichas zonas plantean mudarse por el acoso; la destrucción; las pérdidas humanas; laborales; de servicios y las amenazas que se ciernen en volver a repetirse estos nefastos episodios, que solo, nos ha dejado muerte, auto-destrucción y repudio por más del 75% de la población venezolana.

En las semanas de los intensos guarimbeos terroristas, coincidieron las derrotadas amenazas de algunos funcionarios del alto gobierno de Obama. El Vice-Presidente; el Secretario de Estado y el Jefe del Comando Sur. Proclamaban sus lineamientos de desinformación y diversionismo ideológico, solapadamente promoviendo la futura intervención salvadora de Venezuela. También le solicitaban a la alta dirigencia terrorista-opositora, avanzar hacia un estado de demencia total, al pretender quemar Caracas y crear una conmoción general, activando el esperado magnicidio, que hasta el momento no ha llegado a escenificarse. De allí calculamos, la entrega o prisión del pseudo-líder terrorista, Leopoldo López y las continuas amenazas de muerte en contra el Presidente Maduro; familiares de algunos líderes revolucionarios y el acoso que se han visto sometidos, algunos artistas que apoyan el proceso bolivariano.

Otra gran sorpresa que enfrentó la alta dirigencia de Obama, fueron las posiciones que se dieron a favor de Venezuela por parte de la OEA y el unánime apoyo de UNASUR. Esta última respalda, todos los esfuerzos que el gobierno venezolano ha emprendido, por concertar las comisiones de la verdad y los diálogos de paz con todos los sectores políticos, económicos, sociales, culturales y deportistas de la vida nacional.

Ante todos estos hechos, le agregamos, por no decir la mediocre y decepcionante declaración del canciller norteamericano Jhon Kerry, quien ha reconocido que hasta ahora no han tenido éxito en sus intensiones de que los países vecinos, escuchen sus palabras en contra del régimen antidemocrático de Maduro.

Lo otro y en algún momento histórico, la gente de Obama empezará a reconocerlo, son los cambios y avances que se han venido dado en la región latinoamericana, donde los procesos de auto-determinación que se dan, con aciertos y desaciertos, nos permiten visualizar nuestro sur, que encarnan las diversas razas mestizas que nos caracteriza y dignifican a los pueblos latinos y en donde el bravo pueblo Bolivariano con su sabiduría, ratifica con sus acciones su espíritu de paz y libertario. Estamos seguros, emergerán nuevos y tantos aciertos para avanzar, en la definitiva concreción de la paz regional, local y la consecución de propuestas libertarias para salvar a nuestro planeta tierra.

El pueblo venezolano ha aprendido mucho de esta vil arremetida terrorista, así como somos un pueblo profundamente humanista y por ese sentido de humanidad y sangre libertaria que nos nutre, nos indignan, todas estas acciones deshumanizadas que han sufrido nuestros otros hermanos venezolanos. También se nos despierta, nuestra capacidad de respuesta ante la defensa de nuestros espacios vitales y debemos estar alertas ante las nuevas pretensiones que el terrorismo internacional y nacional nos propone.

Luchar por el orden social y laboral, mantener su control y defender nuestra Constitución, han sido las manifestaciones más sentidas, frente a la nueva derrota que empieza administrar la gente de Obama y su terrorismo yankee. Ha sido otra victoria revolucionaria que nos invita a estar más alertas; a ser mas proactivos en la defensa de nuestro proceso y a superar la fragmentación revolucionaria, en cada espacio que nos corresponde a cada quien asumir. Todo ello para consolidar y avanzar en los estados permanentes de paz, que el bravo pueblo bolivariano nos exige y su gobierno revolucionario lo cumple!!!!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1769 veces.



Miguel Angel Nuñez

Director del Instituto Universitario Latinoamericano de Agroecologia " Paulo Freire" Venezuela

 ipiat2000@yahoo.es      @17MiguelAngel

Visite el perfil de Miguel Angel Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: