Lo que veo (III)

La tan publicitada entrevista de Christiane Amanpour al Presidente Maduro, terminó decepcionando. Uno creía que la gran preparación de esta señora la haría comportarse de manera diferente a Patricia Janiot. Pero resultó OTRA PALANGRISTA MÁS. ¿Y cuando bloquean CÑÑ en Venezuela?. Por fortuna, VTV transmitió la entrevista completa, a diferencia del canal de los "cleptómanos de Atlanta".

Hay cada canalla dentro de la Iglesia Católica. Uno de estos ellos es el Párroco de "La Milagrosa", en El Limón, municipio aragüeño Mario Briceño Iragorry, Alexis Antonio González, cuya filiación opositora de derecha se conoce en su perfil de Facebook. El pasado 19 de enero, este caballero permitió que durante la ceremonia, una dama demasiado identificada con la derecha, diera las gracias por el cumpleaños de ese "cadáver insepulto" que es el MAS. Y no conforme con ello, dejó que esta doña a la hora de los anuncios parroquiales se pusiera a hablar bellezas del partido de marras. Enseguida me salí del templo: se supone que es casa de Dios y no de politiqueros.

Es evidente que el cura González quiere hacer política en la misa. El domingo 2 de marzo, celebró una misa "por la Paz" (¿?) haciendo atravesar varias sillas en el estacionamiento de la Parroquia y colocando las letras de la palabra PAZ con telas blancas, obstaculizando el paso de los automóviles. No pude entrar al templo, pero al intentar buscar un sitio para estacionar, encuentro al propio alcalde opositor Delson Guárate Pino, acompañado de su familia. Todo quedó claro para mí: era un acto político.

La última de las ocurrencias de este canalla ensotanado fue la de convertir la ceremonia del "Miércoles de Ceniza" en una suerte de homenaje al alcalde opositor Guárate, quien llegó con una bandera amarrada al cuello a la misa. El cura de marras, entonces, pidió UN APLAUSO para ese personaje. La ocurrencia del señor cura fue recibida con protestas de parte de los chavistas allí congregados. Se formó una trifulca tal, que los agentes policiales, que tienen un comando cerca debieron intervenir con bombas lacrimógenas. Uno bien quisiera que a este señor lo sacaran de allí, pero el obispo de Maracay, Rafael Ramón Conde tiene ideas parecidas a la del párroco.

Y hablando del obispo Conde, éste ha abandonado criminalmente a la Catedral de Maracay. No es solo porque el templo luzca sucio y descuidado sino porque de su reloj antiquísimo que estaba "en reparación" absolutamente NADA se sabe. El periódico "El Siglo" presentó un trabajo sobre el asunto, mencionando la gran cantidad de excremento de aves hallada en las escaleras que conducen al campanario, acumulados durante años. No es solo responsable el obispo de semejante crimen contra un patrimonio de la Nación, sino quienes le antecedieron. ¿Que se hace el dinero que entregamos en los templos católicos?, ¿o es que solo sirve como "contribución" de la Conferencia Episcopal a los "guarimberos"?.

Sobre el caso del saqueo al automercado Super Líder de El Limón, he sabido que los dueños de este automercado decidieron liquidar a todo el personal, en lugar de reubicarlo y que el local se usaría para hacer un depósito. No solo son víctimas estos trabajadores, sino también quienes trabajaron e invirtieron en los negocios de los alrededores, destruidos todos por hampones de profesión y hasta algunos personajes de clase media (y no tan media) que querían participar de la vandálica acción.

Amenazaron en Twitter los envenenados por la derecha, de querer tomarse el poder este 12 de marzo, como si tuvieran el respaldo de los militares. No lo lograron, pero en su intento se han llevado por delante la vida de civiles, agentes policiales y militares. Cada vez que esto ocurra tiene que haber MANO DURA con los guarimberos y sus "valientes héroes" encapuchados que cargan armas automáticas y arman barricadas. Son casi parecidos a los violentos que casi incendiaron a Ucrania...


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1133 veces.



Roberto Arenas


Visite el perfil de Roberto Arenas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Arenas

Roberto Arenas

Más artículos de este autor