El bien vs el mal

El bien representa a Dios, en cambio, el mal simboliza a Satán. El bien florece positivamente, mientras, el mal coexiste negativamente. Concebir el bien, yace en muchos sacrifico, por el contrario, conjeturar el mal, se arrellana en obscenidades. En conclusión, queda sobre entendido que el bien es bueno y recíprocamente, el mal es malo.

La gran mayoría de los terrícolas racionales sin excepción, creen que representan el bien. Una minoría imperceptible se encarna en el mal, pero también se auto califican como buenos. Pareciera que el mal es inexistente, ya que todos se autoproclaman dueño del bien. Indiscutiblemente el bien y el mal, evoluciono en el siglo XXI.

Los humanos quienes persiguen la paz, igualdad, paciencia, amor, dignidad y honor, figuran como el mal. Mientras el que destruye, asesina, violenta la libertad de tránsito, queman, odian, se radicalizan proclamándose dueño de la única verdad, e ilógicamente se consideran inconstitucionalmente e inhumanamente miembro del bien.

En nuestra querida república, el mal está permisiva y visada por el gobierno nacional, por temor a las represarías internacionales (del eje del mal imperial). Pareciera que el oficialismo gobierna para calmar la opinión pública internacional, violentando el derecho de la gran mayoría del pueblo venezolano, que debería ser primordial. Mientras que en todos los países desarrollados, no permiten el buchinche en las protestas, ya que los oprimen y los apresan. En Australia, sacaron una ley nueva, quienes protestan pagaran 750 $ de multa y 2 años de prisión. Por protestar, 2 ganadores del Premio Nobel de la Paz en EEUU, California, fueron vulgarmente esposados y apresados.

Es sumamente fácil, conseguir los defectos, errores, pecados de cualquier terrícola ejemplar, ya que es simplemente imperfecto y obligado a equivocarse. Igualmente, aun es más realizable esconder los pecados y violaciones de un irracional terrícola, transformándolo supuestamente en un ejemplar ser humano.

El gobierno nacional, debería estar al cabo del disgusto de la calle, todos los venezolanos, resistimos los mismos dilemas, uno más que otros, sean adictos al oficialismo o la oposición. También es verdad que mientras una minoría de la oposición venezolana, no se les obligó a cumplir con sus compromisos y deberes sociales, hoy peor que ayer se revelan, ya que se acostumbraron al desmedido libertinaje. Definitivamente sería mucho más dificultoso devolver la esencia social y racional a estos pobladores, quienes les permitieron libremente a comportarse antisocial e irracional.

Los graves contrariedades que sufrimos y aun la sobrellevamos, que ocasiono todas estas protestas y huelgas, paso hacer secundario, el des abastimientos, inseguridad, seguridad jurídica, inestabilidad económica, e inflación. En la actualidad el gobierno nacional, debe o está en la obligación de restablecer el orden constitucional y la paz a todos, sancionar a quienes hacen disturbios, violentando los diversos derechos a los demás pobladores, esto es la primordial complicación que agobia la patria.

Pareciera que se desmoronó la maldición de Francisco de Miranda, a nuestra nación, cuando en su último éxodo de Venezuela al exterior dijo: Adiós Venezuela, el país de bochinche, bochinche y más bochinche.

Viva el orden constitucional. Viva la paz justa e igualitaria. Viva la bonita y pacifica revolución del libertador Hugo Rafael Chávez Frías. Viva todos los sacrificios del libertador Simón Bolívar. Viva toda la República Bolivariana de Venezuela. Viva el bien sobre el mal. Viva Dios, Quien Es El Mas Grande.

jaledaliayoub@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1979 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor