Carta al TSJ de la República Bolivariana de Venezuela

Honorables Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia:

Están ustedes a la puerta de tomar una decisión sencilla, pero histórica por las expectativas que ha despertado en el pueblo venezolano. Sencilla, porque es muy fácil deducir que el 11 de abril hubo un golpe de estado en Venezuela. Sencillo porque sólo se trata de dar permiso para un juicio. Es decir, ustedes sólo permitirán que se profundicen las averiguaciones y se llegue a un dictamen. Esto es saludable para acusadores y acusados. Tendrán todo el tiempo para argumentar a favor o en contra. Claro sería más sencillo, si los militares hubiesen, de acuerdo a su honor, pedido ellos mismos que se les abriera juicio.

En estos días, en los que hemos presenciado los ceremoniales de toma de posesión en Bolivia y Colombia, uno entiende la trascendencia de la asunción a la Presidencia de la República de un país por un ciudadano y entonces, al comparar el acto por el que el señor Carmona se autonombró Presidente Provisional con el respaldo de los militares, uno como ciudadano común se dice, "caramba, que estafa es ésta, le dieron un golpe a la democracia".

Luego nos dicen que la FAN desconoció al Presidente legítimamente electo. Pero "por qué". Si yo en ningún momento autorice a militar alguno a que quitará o designará Presidente, Diputados; Gobernadores, Alcaldes o Concejales ni siquiera a juntas parroquiales. La FAN puede estar de acuerdo o no con el Presidente de la República, pero eso no les da el derecho de desconocerlo, de derrocarlo. La FAN tiene su misión. Nosotros el pueblo elegimos a nuestras autoridades representativas.

Por eso, ustedes, señores magistrados, tienen que dejar esto muy claro. Sólo el pueblo venezolano se da las autoridades de acuerdo a la Constitución Nacional. Ustedes tienen la misión de hacérselo saber a los militares y a aquellos sectores que piensan que la FAN puede tutelar la Democracia Venezolana. La Fuerza Armada no puede estar por encima de la voluntad popular, no podemos estar siempre pendiente de cuantos militares pueden o no dar un golpe de estado. Eso no es democracia. Hace ya tiempo que la Doctrina de la Seguridad Nacional ha sido superada. La FAN son profesionales, como lo son los médicos, abogados, periodistas, ingenieros, etcéteras, ninguno puede prevalecer sobre el otro. Las armas son solo sus instrumentos de trabajo al servicio de la Patria, como lo es el bisturís para el cirujano y las leyes para el juez. Estar pendiente del pronunciamiento de un militar es desconocer de facto el régimen democrático. De hecho, este asunto del antejuicio de mérito debe ser revisado en la Constitución Nacional, en beneficio de la igualdad de los nacionales. Su pronunciamiento será un mensaje claro a la FAN: Nadie es más ciudadano que otro. Todos somos ciudadanos.

Por esos las expectativas creadas. Además de que la historia política latinoamericana y la venezolana propia reclaman hoy de ustedes la seriedad y trascendencia en esta hora.

No es tan difícil, ustedes tienen antecedentes claros en otros golpes de Estado y en este caso el pronunciamiento unánime de la comunidad internacional: OEA, ONU, Grupo de Río, entre otros.

Honorables Magistrados, en sus manos están la justicia y la paz del país.

El pueblo soberano espera por ustedes.

_______________________
Reinaldo Bolívar
Internacionalista y profesor de la Universidad Central de Venezuela
reibol@cantv.net

Escribeles hoy a los magistrados del TSJ. Pincha aquí.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3023 veces.



Reinaldo Bolívar. Internacionalista y Profesor UCV (reibol@cantv.net)

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas