Agentes de EEUU incitan guerra civil en Venezuela

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org

Leopoldo López el líder del Movimiento Voluntad Popular de oposición radical, tomó la decisión de entregarse a las fuerzas del gobierno. ¿Por qué él haría eso? En cuanto supo la noticia que una orden de arresto en su contra se había cursado, se ocultó para luego tratar de huir al exterior. Cambió de parecer luego que el Servicio Bolivariano de Inteligencia, SEBIN, hizo pública la grabación de una conversación telefónica. Dos hombres de un grupo de emigrantes de derecha con base en Miami, discutían planes para liquidar físicamente a López y luego culpar al gobierno de Nicolás Maduro.

Algunos grupos terroristas extranjeros fueron despachados a Venezuela. Tenían cómplices entre las filas del equipo de López. La central de inteligencia norteamericana, CIA en Caracas, conocía los planes de los terroristas, pero no movieron un dedo para proteger a López, quien estaba condenado a enfrentar una acción motivada políticamente a sangre fría y emprendida en su contra para servir los intereses de Estados Unidos.

Los conspiradores confiaban en que este “sacrificio sagrado” daría un impulso al proceso de desestabilización del país y hacer que el pueblo saliera a la calle.

El asesinato vendría a cementar la posición de liderazgo de Enrique Capriles, un viejo rival de López entre las filas de la oposición.

La tensión es mucha en Venezuela. López le ha creados muchos problemas al gobierno actual. Justamente, Diosdado Cabello, Presidente de la Asamblea Nacional, personalmente llamó a la familia de López con el objeto de advertirles acerca de la inminente amenaza. La esposa de López declaró en una entrevista con CNN que ella no tenía ninguna duda que la grabación era genuina. La familia de López sabía muy bien quienes estaban involucrados en la grabación intervenida.

López fue personalmente acompañado por Cabello en su desplazamiento hacia el Palacio de Justicia donde se le dieron garantías que la investigación sobre los sucesos del 12 de febrero pasado sería justa e imparcial.

Las acciones de parte de los líderes de la oposición radical han resultado en pérdidas de vidas humanas, daños a la propiedad pública y a la infraestructura de la ciudad, incluyendo al ferrocarril subterráneo (Metro). Sin duda que López es culpable ya que él es el que llamó a las “acciones resueltas.” Ahora López se encuentra en una prisión de alta seguridad y la investigación está en curso.

El Presidente Maduro, dirigiéndose al personal de PDVSA, la empresa estatal venezolana de petróleo y gas, señaló que los reaccionarios venezolanos que obtienen financiamiento desde Miami, habían planificado el asesinato político del ultra derechista López, por sus propios compañeros de ruta y así provocar una guerra civil en el país. Maduro recordó que los conspiradores habían establecido un fondo multimillonario para sufragar las actividades de extremistas militantes y asesinos. No obstante, dijo él, Leopoldo López será protegido. El Presidente indicó que tanto el padre como la madre de López, que son anti-chavistas, pero que dentro de sus corazones se daban cuenta que las autoridades estaban salvando la vida de su hijo. Maduro también dijo que otro grupo de diplomáticos norteamericanos había sido expulsado del país, acusándolos de utilizar el consulado para infiltrar las universidades, incitar a una mayor agitación estudiantil y ofreciendo visas preferenciales. El Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Elías Jaua, señaló que los tres diplomáticos expulsados son el Segundo Secretario, Breeann Marie McCusker y los Vice Cónsules Jeffrey Gordon Elsen y Kristofer Lee Clark. Esta expulsión no creará ningún problema grave a los servicios norteamericanos que utilizan la embajada como cubierta ya que el número de operativos supera los 200 funcionarios.

Desde el punto de vista técnico, les resulta duro estar bajo la vigilancia permanente del SEBIN. No se excluye que el número de diplomáticos será reducido con el objeto de impedir acciones subversivas. Sin duda la medida disminuirá la intensidad con que la CIA y otros organismos hostiles operan en el país.

Los analistas políticos venezolanos de manera unánime sostienen que la embajada norteamericana en Caracas es el principal centro coordinador de la conspiración a gran escala contra el gobierno de Maduro. La meta estratégica de Washington es establecer el control sobre las riquezas de Venezuela, sus recursos naturales. La misión que deben cumplir los conspiradores es resquebrajar las bases del gobierno y difamar a su dirección política especialmente al Presidente Nicolás Maduro, sucesor de Hugo Chávez. Cada vez se hace más evidente que Washington contempla la meta de provocar una sangrienta guerra civil en Venezuela la cual serviría de pretexto para una intervención militar directa del Imperio. Los trampolines de las fuerzas militares del Comando Sur ya están dispuestos a lo largo de las fronteras entre Venezuela y Colombia y en los países de Centro América y el Caribe.

La Cuarta Flota operativa constantemente afina sus capacidades para bloquear la costa venezolana e impedir cualquier intento de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA de prestar su asistencia a Venezuela.

La guerra económica ha estado arreciando desde que Chávez llegó al poder y ha estado ganando mayor ímpetu durante el gobierno de Maduro. Los medios venezolanos informan que enormes cantidades de productos son contrabandeados desde Venezuela especialmente productos alimenticios y del petróleo que muchas veces son confiscados en las fronteras con Colombia, Guyana y Brasil. El empresariado está insatisfecho con las acciones del gobierno que apuntan a impedir que este proceso se vaya de las manos de manera que ellos acaparan y esconden los productos de uso cotidiano. Según la denominada Inteligencia Popular Bolivariana, existe un gran acaparamiento de azúcar, aceite comestible, leche en polvo, etc.

Los productos de primera necesidad que son confiscados se ponen a la venta en Mercal, red estatal de distribución. En consecuencia, han aumentados los incendios intencionales de los “abastos populares” que venden productos alimenticios a bajo costo.

El gobierno está siendo antagonizado por la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio de Venezuela, Fedecámaras en doce agrupaciones básicas mercantiles: Banca, agricultura, comercio, construcción, energéticos, manufacturas, medios de prensa, minería, ganadería, seguros, transportes y turismo. Cuenta con sus propios canales de televisión, radioemisoras, medios impresos y portales en Internet.

Hasta un 80 por ciento de los medios de difusión son de propiedad de la oposición al gobierno. En vano tanto Chávez como Maduro han tratado de llegar a un compromiso con sus dueños. La campaña difamatoria contra el gobierno no se detiene nunca. Una y otra vez los influyentes medios de difusión, siguiendo instrucciones de la CIA atacan a Maduro y a Diosdado Cabello que hasta sufren amenazas directas ya que se insiste en que seguirán el destino de Saddam Hussei y Muammar Gadafi. Las amenazas tienen el sello de la ideología fascista y están dirigidas hacia las familias de los bolivarianos, incluyendo a los niños. Este terrorismo informativo está dirigido contra todos los políticos, que han caído en desgracia con el Imperio, incluyendo el espacio post soviético. Hay una pregunta en castellano que se emplea con frecuencia por usuarios de Internet: ¿En qué país encontrará Maduro asilo político cuando sea derribado por una insurrección popular? La misma pregunta se hacía en relación al Presidente de Ucrania, Yanukovych.

Las instituciones policiales impiden muchos de los intentos por crear focos de tensión empleando la “tecnología” de la Plaza Independencia de Kiev y la “consiguiente experiencia ucraniana” para derribar al gobierno legalmente establecido. Grupos de gente joven especialmente preparados son empleados en estas acciones luego de recibir entrenamiento en Miami, Costa Rica, Panamá y otros países.

Cantidades de vehículos y autobuses quemados, bloqueo de carreteras y barricadas que se levantan. Los informes policiales cada vez con mayor frecuencia dan cuenta de crímenes que se cometen sin motivo a disparos al azar que hacen contra peatones para incitar al descontento porque el gobierno no es capaz de detener a los delincuentes desbocados. Anteriormente, estas tácticas fueron empleadas en México por los carteles de la droga y actualmente están siendo pulidas por la Agencia Central de Inteligencia norteamericana.

Finalmente, existe una coordinación de actividades que apuntan hacia el derrocamiento de los gobiernos de Venezuela y Ucrania y aliados de Rusia. ¿Podría tratarse de un intento de venganza por su fracaso en Siria?

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

editorial@strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3465 veces.



Nil Nikandrov

Periodista y analista político escribiendo frecuentemente en la revista rusa internet Strategic Culture Foundation.

 editorial@strategic-culture.org

Visite el perfil de Nil Nikandrov para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: