Para Heinz Dieterich, ya Maduro claudicó y Lorenzo Mendoza es el nuevo amo

1. Fin de la hegemonía chavista en Venezuela

Ante el peligro de terminar como el gobierno de Yanukovich en Ucrania y ante la incapacidad interna del Chavismo de renovar su equipo de gobierno, Maduro ofreció a la burguesía nacional compartir el poder del Estado.Heinz Dieterich. 04/03/2014

Nuestro gran gurú de la política venezolana  residenciado en México, ya determinó que  el gobierno del Presidente  Maduro, abdicó el poder heredado del Comandante  Chávez, por haber convocado a una Conferencia de Paz. Según este criterio también el Presidente Santos de  Colombia,   perdió el poder y se lo entregó a las FARC,  por  haber convocado  a una Conferencia de Paz  en la Habana. 

De 2003 al 2013 duró la hegemonía de Chávez y del Chavismo. En esta fase, Chávez gobernó con sectores de la burguesía, pero con la burguesía en un lugar subalterno. Hoy día, la burguesía envalentonada se empareja. Hoy día, todo tiene que negociarse entre "iguales".  Las grandes reformas económicas que Maduro no hizo en todo un año, las hará ahora el nuevo Ministro de Economía (de facto) Lorenzo Mendoza. El objetivo y la metodología de las doce líneas de trabajo que impone son muy claras. (ídem).  Según nuestro máximo pontífice Dieterich,  ya es un hecho que el gobierno dejará  el manejo económico a Lorenzo Mendoza y apartará a un lado al Ministro Rafael Ramírez.  Recuerdo  que el Comandante decía  que  deseos no empreñan.

De acuerdo a la concepción política de éste  alemán, de Alemania, (existen alemanes de m.)Chávez durante 15  años, no gobernó  con el pueblo y con la Fuerza Armada Bolivariana  y  el grupo  escogido de  sus mas cercanos  colaboradores,  para que lo acompañaran en las  labores  de gobierno, eran   una cuerda  de ineptos  y no dejó en ellos  ninguna enseñanza, ni le  transfirió  los valores  patrióticos  y socialistas que él pregonaba y que  lograron impregnar a la población durante  18 elecciones celebradas.    El 60% de la población entendió  lo que Chávez quería y lo acompañó ciegamente exponiendo la vida pero, sus ministros  y colaboradores más cercanos, no lo entendieron.  Esto es lo que yo deduzco de la maravillosa  conclusión que por Aporrea nos entregó nuestro gurú.

A Rey muerto, Rey puesto,  pero no él dejado por Chávez, sino otro que estaba  como caimán en boca de caño, esperando que  el elegido demostrara su ineptitud, para  que pidiera cacao y entrar él al palacio y tomar el poder, argumentando que  sólo viene a ayudar, para evitar el desastre de ingobernabilidad  demostrado durante casi un año  por el hijo putativo de Chávez.  Es el mismo argumento que  se monta cuando una empresa  es nacionalizada: los obreros no tienen la capacidad para  mantener la    producción  y en consecuencia van a fracasar inexorablemente, no hagamos bulla, dejemos  que el gobierno nos las compre  y después, cuando estén pidiendo cacao, la recuperamos y entonces nosotros pondremos las condiciones.   La similitud argumentativa nopuede ser mássimilar.

Para Dieterich las  demostraciones  de lealtad y compromiso  institucional, que hoy observamos durante  el desfile militar en Los Próceres, nada  significan.  Las grandes masas populares organizadas en las calles apoyando al gobierno, tampoco.  Para este  científico de las ciencias políticas, nada de eso tiene valor para sostener a un gobierno, sino tiene el apoyo de los empresarios  privados.  Yo podría estar  de acuerdo con él, si la economía venezolana dependiera  de la empresa privada y no de la renta petrolera.  En ese caso hasta podría  tener  razón en sus planteamientos, pero es que el caso venezolano es atípico y aquí quien tiene el sartén por el mango es quien controla los ingresos  petroleros. 

Decir que  sin  los empresarios privados, que  viven  parasitando de la renta petrolera, no se puede  gobernar y  que de ellos depende la estabilidad política nacional, es  mostrar una evidente parcialización hacia ese sector  y un menosprecio hacia la FANB y hacia  el trabajo realizado por el comandante  durante 15 años para concientizar, formar  y organizar a los cuadros políticos de la revolución.  Es como decir  que Bolívar y Chávez perdieron su tiempo en sueños inalcanzables  y que todo debe seguir como antes.

Juanveroes64@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4947 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: