Venezuela territorio de paz

Escribimos estas líneas, cuando apenas inicia el carnaval en la tierra de Bolívar y Chávez, el “carne vale”, “adiós a la carne” que, en la tradición cristiana, significa una despedida a los placeres de la vida para entrarle a la abstinencia cuaresmal, miércoles de ceniza, iniciando con ella, los días santos, la Semana Santa. Este 2014, la entrada al carnaval no pudo ser más elocuente, lo iniciamos algunos días antes de lo esperado; el 12 de Febrero, fue el día seleccionado por un sector minoritario de nuestra sociedad, a quienes el fascismo les ha dado una bandera de muchas estrellas, cargada de violencia y odio hacia todo aquello que no comparta sus ideas expresadas en el amor que sienten por los EEUU y la rabia por los conceptos de Patria, Bolivarianismo y Chavismo. Estos 21 días de “carne vale” desatado, que han transcurridos desde que iniciara la guerra declarada contra la Patria de Bolívar y Chávez por las bandas fascista y el imperialismo de los EEUU, hemos podido constatar, en las acciones de la sociedad capitalista de las urbanizaciones de la clase media alta, en forma de excremento cultural, sus vómitos de barbarie no digerida; tal es la fisiología del fascismo tropical, inoculado en las mentes de pequeños grupos de venezolanos y venezolanas, organizados en la derechista MUD.
Bajo el seudónimo de “estudiantes”, para hacer más agradable al oído del venezolano/venezolana de a pie sus acciones, sectores de la pequeña burguesía nos han mostrado sus afilados dientes, destruyendo mercales, pdvales, metrobuses, inmobiliarios urbanos, plazas públicas, bancos públicos, amenazando medios públicos (VTV), más aún, atentando contra la vida de sus vecinos y vecinas, contra los agentes del orden: 40 funcionarios de nuestra Guardia Nacional Bolivariana han sido heridos por balas y, uno de sus integrantes, asesinado por un francotirador: el sargento Segundo de la Guardia Nacional Bolivariana, Giovanni Pantoja, a cuya familia hacemos llegar nuestras condolencias y las del pueblo venezolano. La Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, ha sido enfática en desenmascarar esa matriz de opinión que han pretendido posicionar los medios de la burguesía, que tras esos criminales hechos, están las y los estudiantes: “La fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, desmontó la imagen de "protesta estudiantil" que buscan reflejar los medios internacionales, puesto que solo 25 por ciento de los detenidos por acciones desestabilizadoras en Venezuela son estudiantes, mientras que el 60 por ciento restante son civiles con otras actividades que han sido detenidos en acciones violentas. Según informó la fiscal General, de las 1044 personas han sido detenidas solo 418 son estudiantes, lo que representa apenas el 40 por ciento”. (telesur.net, 28-02-2014). Incluso, la consigna que motivó este alzamiento contra la Democracia venezolana, tiene muy poco que ver, con reivindicaciones estudiantiles: “la salida: Maduro vete ya”.
Interesante acotar, una forma de protestar novedosa en nuestro país, made in usa, la cual tiene que ver con la privatización de las y los protestantes. Como ha quedado evidenciado, en las zonas populares del país se ha recurrido al expediente de cancelar hasta 1.000,00 bolívares, a jóvenes para que realicen güarimbas en las barriadas caraqueñas, zonas populares en que la derecha fascista adolece de las simpatías populares. En zonas como San Cristóbal, Edo. Táchira, y Mérida, incluso, se han traído desde Colombia, paramilitares. Así lo informó el gobernador Vielma Mora: “Hay mucha influencia de personas con conocimiento en técnicas paramilitares, para poder sorprender y atacar a la Guardia Nacional, a las policías que están en un plan de pacificación, ahí podemos notar a las personas sumamente agresivas” (Correo del Orinoco, 18-02-2014). Acciones nada nuevas, ya el año pasado, el Presidente Maduro, denunciaba esas actuaciones: “Se comprobó en la investigación con apoyo internacional, que la explosión de Amuay hace un año, fue un sabotaje premeditado (…) fíjense ustedes, ellos calcularon el sabotaje a Amuay, ¿para qué?, ¿cuál era el objetivo de ellos? El objetivo de ellos era crear una conmoción nacional que cambiara las corrientes electorales y ganarle las elecciones al Comandante Hugo Chávez el 7 de octubre… ¡No volverán!”. (Aporrea, 05-09-2013).
Sin duda, nuestra República Bolivariana de Venezuela, ha sido sometida por el imperio de los EEUU, a una Guerra de Baja Intensidad, tal como la definen en sus manuales: “El Conflicto de Baja Intensidad es una lucha político-militar limitada para alcanzar objetivos políticos, sociales, económicos o psicológicos. Es muchas veces prolongado y varía de presiones diplomáticas, económicas y psico-sociales hasta el terrorismo y la contrainsurgencia. El conflicto de baja intensidad generalmente se limita a un área geográfica y muchas veces se caracteriza por constreñimientos en las armas, tácticas y nivel de violencia”. (Analytical Review of Low-Intensity Conflict. 10 de agosto de 1986. Virginia EUA. Tomado de Sohr, Raúl. Para entender la guerra. Alianza, México, 1990. Esta misma definición figura en los artículos específicos del CBI de Military Review. Años 1986/90). En la misma línea de actuación que lo fueran en las repúblicas de Ucrania y Siria, cuyos resultados lo estamos viendo en el derrocamiento del gobierno legítimamente electo en Ucrania y, la implantación de un gobierno de marcado corte fascista, rendido a las directrices de EEUU, la OTAN y el FMI, y en la prolongada guerra a que ha sido sometido el pueblo sirio y la devastación de su infraestructura y decenas miles de muertos. Resultados ambos, a los cuales juega el imperio de los EEUU se concrete en la patria de Bolívar y Chávez, valga decir: una guerra civil entre hermanos y hermanas o la deposición del gobierno legítimo del Presidente Nicolás Maduro e imposición de un gobierno ultraderechista, al estilo del que intentaron imponernos el pasado 11 de Abril de 2002.
En estos días, finales de Febrero, hemos sido testigos de las cargas imperialistas contra nuestra República Bolivariana, los llamados operativos IDAD (Internal Defense and Development), acciones destinadas a ganar “las mentes y los corazones de las naciones amigas en riesgo”, papel asignado a los actores y actrices, peloteros de grandes ligas y cantores como Rubén Blades, Ana Gabriel, Ricky Martin, a través de los cuales pretenden permear su política divisionista, hacia los sectores populares de nuestra población, la gran mayoría. Sector, que se ha mantenido incólume en la defensa de la Revolución Bolivariana, sus logros que, en mucho tienen que ver con el mejoramiento de sus condiciones de vida, permitiéndoles el acceso a la salud, a la educación, al trabajo, a la cultura, a la vida; Derechos Humanos todos que, en los tiempos que gobernó esa derecha que hoy pretende tomar el poder por asalto, les fueron vulnerados e impedidos su acceso. Eso explica, el por qué las grandes mayorías de nuestra población, se han lanzado a las calles en apoyo al gobierno del Presidente Maduro: motociclistas, pensionados y pensionadas, trabajadores de CANTV, Metro de Caracas, petroleros y petroleras, campesinos y campesinas, mujeres de la Patria.
Con el fin del carnaval, entramos en la fase definitiva de esta nueva ofensiva imperialista en la búsqueda de dar al traste con la Revolución Bolivariana. La magistral dirección del camarada Nicolás Maduro, al frente del Estado, ha dado al traste con las fuerzas y agentes del imperialismo, actuantes en territorio patrio. Hoy, están tras las rejas algunos de los sediciosos que intentaron matar la esperanza de todo un pueblo de tener Patria, independencia y calidad de vida. Al estilo de nuestro Comandante Infinito, Hugo Chávez, el Presidente Maduro ha conducido al pueblo venezolano a una nueva victoria sobre las fuerzas imperialistas y sus agentes. La Conferencia Nacional de Paz, es un llamado del Presidente Maduro a los sediciosos para que depongan sus armas cargadas de violencia y odio al pueblo, y retomen el curso Democrático, así debe ser visto ese gesto magnánimo de nuestro Presidente. Por eso, el llamado del Presidente ha sido abierto y sin restricciones a todo aquel/aquella que desee la PAZ de la República y, desee plantear sus diferencias. Los políticos de la derecha, han sido muy claros en su justificación de no asistir, en palabras de Henry Ramos Allup (AD), vía tuiter: @hramosallup: “Viendo reunión d Miraflores. Partidos MUD decidimos no ir, pero allí están Fedecámaras, medios, Polar (Mendoza), CamComercio, Cocciola, etc.”, valga decir, si están sus jefes verdaderos, quienes les pagan por sus servicios, obvio que los empleados sobran. Quienes hoy reclaman que no les han invitado por escrito, se escudan en eso, para tapar su error en acudir a Miraflores a dialogar y conversar sobre las diferencias y concertar acuerdos, para enrumbar nuestra Patria por nuevos derroteros que permitan consolidar la independencia nacional, el Plan de la Patria. El pueblo lo ha percibido así y, las encuestas lo han confirmado, cerca del 80% de venezolanos y venezolanas respaldan esa iniciativa.
Más allá, en el balance que debemos hacer venezolanos y venezolanas de bien, sobre estos hechos que ya lleva el trágico saldo de 18 compatriotas muertos y un poco más de 261 compatriotas heridos, está la rectificación de algunas políticas impulsadas desde el Alto Gobierno. Notable ha sido, la ausencia del nuevo ministro de educación universitaria, camarada Ricardo Menéndez, quien, apenas asomó sus narices el pasado 27 de Febrero, en un acto en conmemoración a aquellos días de rebelión popular contra las medidas neoliberales de Carlos Andrés Pérez. Ausencia, que bien pudiera explicarnos, la ausencia, valga la redundancia, en el escenario de la lucha actual, de los 2 millones y más, de estudiantes que hoy pueden acceder a estudios universitarios, gracias a las políticas de inclusión de la Revolución Bolivariana y la creación de nuevas instituciones de educación universitarias, que dieron al traste con los “bachilleres sin cupo”. O de las y los trabajadores universitarios, reivindicados en sus condiciones de vida, con la firma del Primer Contrato Colectivo Único para el Sector Universitario, suscrito por el Presidente Maduro, que les reivindica en sus condiciones socio-económicas. Un reto que debe asumir el Gobierno de Maduro, tiene que ver con la impostergable Democratización de las universidades autónomas, darle vida al 34, Numeral 3, de la LOE y los Principios de la Autonomía: “Elegir y nombrar sus autoridades con base en la democracia participativa, protagónica y de mandato revocable, para el ejercicio pleno y en igualdad de condiciones de los derechos políticos de los y las integrantes de la comunidad universitaria, profesores y profesoras, estudiantes, personal administrativo, personal obrero y, los egresados y las egresadas de acuerdo al Reglamento”. Sin vida Democrática, a lo interno de nuestras universidades autónomas, solo el fascismo florecerá!!
Peor aún, la actuación del nuevo ministro de educación, camarada Héctor Rodríguez, quien, en un Taller realizado en el marco de la Campaña para Erradicar la Pobreza, dijo palabras más, palabras menos: “No es suficiente con todo el esfuerzo que estamos haciendo: tenemos que ver, medir, tener la capacidad de garantizar que el esfuerzo que estamos haciendo tiene el impacto que estamos buscando: ir, progresivamente, sacando a los sectores que están en condiciones más precarias de esa situación. Y eso tiene que estar acompañado de mucha organización política, de mucho debate. No es que vamos a sacar a la gente de la pobreza, para llevarla a la clase media, para que después aspiren a ser escuálidos”. Palabras que nos trajeron a la memoria aquel presidente del Metro de Caracas, hoy diputado, Claudio Farías: "La línea 5 ha sufrido quizás un retraso. Pero las estamos replanteando, pues nos parece que es una línea que no tiene ningún sentido", comentó Farías. "Esa es una línea que beneficia a la oligarquía (...) Las Mercedes, hermano, la Principal de Las Mercedes va a tener dos estaciones en la propuesta cuando todo el mundo que va a Las Mercedes va (sic) en su carro a los restaurantes. ¿Se necesita que la Principal de Las Mercedes tenga dos estaciones? Ni siquiera, La Hoyada y Capitolio". La respuesta de nuestro Presidente Chávez, a la insolencia del entonces presidente del Metro, Claudio Farías, contra su política de inclusión, no pudo ser más ejemplarizante, la destitución de su cargo. Algo de ello, al parecer le ha faltado al Presidente Maduro, contra la insolencia del joven ministro, su inmadurez para el ejercicio de tan relevante cargo.
Una de las quejas más notoria, de los asistentes a la Conferencia de Paz, ha sido el desabastecimiento y el sometimiento de nuestro pueblo a las colas para poder adquirir sus bienes esenciales para su sostenimiento. En su oportunidad, denunciamos que aquella propuesta del Mercal casa por casa, era una política destinada al desmantelamiento de la política de Seguridad Alimentaria que creó nuestro Comandante Chávez, para proteger nuestro pueblo y asegurarle el acceso seguro a sus alimentos. El tiempo nos ha dado la razón en nuestra denuncia, hoy por hoy, Mercal, Pdval, Abastos Bicentenarios y hasta las Areperas Venezuela, son unos cementerios, espacios vacíos, de lo que fue un intento para garantizar sus alimentos al pueblo venezolano. La gestión de Félix Osorio, ha sido más que desastrosa. El Ministerio de Alimentación, al igual que lo hicieron con Cadivi, ha sido infiltrado por la burguesía parasitaria y requiere de una reestructuración total para recuperarlo para el pueblo, eso pasa por la salida del camarada Osorio, su vuelta a los cuarteles.
En el área laboral, no basta con el solo cambio de funcionarios ministeriales, sino de una política laboral que conlleve a la reestructuración total, tanto del ministerio como del INPSASEL, organismos ambos, en estado de descomposición; pues, para nadie es un secreto que han sido infiltrados por la burguesía parasitaria, quien les fija sus dictámenes tanto a las Inspectorías del Trabajo como a las y los inspectores del INPSASEL. Una Constituyente Sindical, democrática y plural, para refundar ambos organismos es fundamental. Organismos tan necesarios para resguardar los derechos de las y los trabajadores de la Patria.
En el área industrial, otro reclamo ha sido el referente a la producción nacional, no solo de alimentos sino de bienes y servicios necesarios para el sector industrial nacional. Nefasta fue la gestión del ex ministro Ricardo Menéndez, al frente de la cartera de Industria y Bienes Intermedios. Aún, las y los venezolanos de bien, seguimos a la espera se nos informe de los resultados económicos del año 2013, que obtuvieron nuestra empresas públicas, los llamados dividendos. Todo un año cargado de conflictos laborales, que incidieron –negativamente- en la productividad de nuestras empresas, hecho que, quizás, explique el mutismo presidencial sobre esos resultados. Mala gestión, que impidió, incluso, el cumplimiento de la meta de la Gran Misión Vivienda Venezuela. Sectores industriales, que fueron nacionalizados por nuestro Presidente Chávez, para dotarnos de una plataforma industrial sobre la cual construir el Socialismo, la hemos venido viendo hundirse en manos de gerentes, viceministros y ministro, para nada consustanciados con el logro de la consecución de la Patria Potencia que nos hablara nuestro Comandante Chávez. Para muestra, la industria cementera nacional. Allí, se debieron obtener los mayores dividendos de toda su historia, si tomamos en cuenta que, en más de una oportunidad, el ministro Menéndez anuncio en los medios públicos, records de producción. El “productivismo” implantado en esa industria, que tiene sus riesgos y altos ¿estuvo acompañado de las políticas de mantenimiento que requieren maquinarias y equipos sometidos a jornadas continuas de trabajo?, ¿se respetaron las políticas de seguridad y salud laboral? Mucho ojo con eso, ministro Barrientos, abandonar las políticas de mantenimiento por mayor productividad, “productivismo”, es sentenciar a lesiones y accidentes laborales a la masa laboral que presta sus servicios en esa importante industria, es aumentar los costos en salud que, a la larga, tendrá que costear el Estado venezolano.
En oportunidades como estas, el Comandante Chávez actuaba acertadamente, aplicándose las llamas tres R que, para el caso del Presidente Maduro nos permitimos redefinirlas de la siguiente manera: Rectificación de todo aquello que haya por rectificar, Reimpulso de la idea Socialista y Retomar el Golpe de Timón que nos legara nuestro Comandante Chávez el 20 de Octubre de 2012, expresado en el Plan de la Patria, el original, ese que presentó ante el CNE, cuando acudió a inscribir su candidatura a la Presidencia de la República en 2012, por el cual, votamos la mayoría de las venezolanas y venezolanos de bien, reeligiéndolo Presidente por tercera vez. De esta crisis, ha emergido el liderazgo auténtico del Presidente Nicolás Maduro. Quienes creyeron ver en él, un presidente inmaduro y débil, han chocado sobre esa falsa imagen creada artificialmente por los medios de la burguesía.
La Revolución Bolivariana está en buenas manos, reafirmándose con ello aquellas palabras que nos dirigiera nuestro Comandante Chávez quien, en medio de sus dolencias, se acercó a territorio patrio, el 08 de Diciembre de 2012 y nos alertó: “Pero yo quiero decir algo, quiero decir algo, aunque suene duro, pero yo quiero y debo decirlo, debo decirlo. Si como dice la Constitución, cómo es que dice, si se presentara alguna circunstancia sobrevenida, así dice la Constitución, que a mí me inhabilite, óigaseme bien, para continuar al frente de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, bien sea para terminar, en los pocos días que quedan… ¿Cuánto?, ¿un mes? Hoy es… Sí, un mes, un mes. Y sobre todo, para asumir el nuevo período para el cual fui electo por ustedes, por la gran mayoría de ustedes, si algo ocurriera, repito, que me inhabilitara de alguna manera, Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir, como manda la Constitución, el período; sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que —en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales— ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Yo se los pido desde mi corazón. Es uno de los líderes jóvenes de mayor capacidad para continuar, si es que yo no pudiera —Dios sabe lo que hace—, si es que yo no pudiera, continuar con su mano firme, con su mirada, con su corazón de hombre del pueblo, con su don de gente, con su inteligencia, con el reconocimiento internacional que se ha ganado, con su liderazgo, al frente de la Presidencia de la República, dirigiendo, junto al pueblo siempre y subordinado a los intereses del pueblo, los destino de esta Patria. Algunos compañeros me decían que no hacía falta, o han opinado en estas últimas horas, que no hacía falta decir esto”. (Palacio de Miraflores, 08-12-2012). A un año de la partida de nuestro Comandante Infinito, Hugo Chávez, sus palabras retumban más vivas que nunca: “Sea como sea y con esto termino, hoy tenemos Patria, que nadie se equivoque. Hoy tenemos Pueblo, que nadie se equivoque. Hoy tenemos la Patria más viva que nunca, ardiendo en llama sagrada, en fuego sagrado…”
Caracas, 03-03-2014


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2558 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a183390.htmlCd0NV CAC = Y co = US