Impropiedades varias

El orden de los factores aritméticos sí altera su resultado: Para domingos no laborables, el salario diario convenido para una semana de 7 días (1/7X Bs.) es ≠ y < al salario diario obtenido para los 6 días trabajados. La conseja matemática trasmitida inmutablemente durante varios siglos ha contribuido a este <> error de cálculo que obviamente ha superenriquecido al patronato, e hiperempobrecido al trabajador, habida cuenta que el trabajador realmente gana un salario = 1/6XBs. > 1/7XBs. Es obvio que mediante ese artilugio matemático el empresariado burgués se ha embosillado gruesas sumas, habida cuenta que la base para el cálculo de prestaciones y reivindicaciones varias es ha sido 1/7 y no 1/6.

Ningún sol se halla rodeado de <>, como algunos libros suelen seguir ilustrando la fuente del calor que desde esa estrella, principalmente, llega hasta nosotros y más allá. Por esa ilustración que deslustra, ningún poderoso se inmuta en Venezuela. Desde hace tiempo se entiende que ese astro es una especie de planta termonuclear fusionadora de hidrógenos sueltos y engendrativa de helio a granel.

Los mal llamados <> no generan electricidad, como tales, pues eso equivaldría a crear energía, lo que significa una violación de la magna y termodinámica ley de las meras metamorfosis energéticas, que excluye toda posibilidad de creación o destrucción de la energía original. Deberían llamarse transformadores energéticos.
Parece falso que la Tierra sea un don del Sol, como si éste fuera la única fuente calórica de radiación que le llega desde fuera de sus perimétricas fronteras. Nos inclinamos por la hipótesis de que en la Tierra se atrapa luz y radiaciones varias procedentes de todas las estrellas circunvecinas, según los espaciotiempos debidamente transcurridos: 8 ' para el sol cercano, y etc.

<> no parece ser la fonética más cónsona con la grafía PhD. Dijimos otra vez que <> nos luce como la pronunciación que más fielmente reproduce a ese fonema, puesto que el latinismo <>, y grecismo anglosajón, representativo de la letra griega <<φ>>, con que se iniciala ese connotado título de estudios superiores, así lo impone, y que en latín y derivados románticos se lee *efe*.

Observación importante: Hasta su edición vigésima primera, el Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española arrastró la imprecisión del artículo *phi*, que es un grecismo anglosajón y latino, para significar el nombre de la letra griega φ cuya fonética es *fi* y que perfectamente tiene expresión directa en nuestra lengua como *fi*. Fue, pues, en su vigésima segunda edición (2001) cuando vinieron a enmendar tal imprecisión.Este asaerto corroborearía lo apuntado arriba respesto a los *piachedés*

Las <> que sirven para ilustrar las trayectorias planetarias, y astrales en general, no son cerradas, sino, más bien, espirales que se van superponiendo en una curva de ilimitada continuidad, y configurándose así una abierta figura helicoidal.
Esas mismas pseudoelipses sólo podrían ser la ilusión óptica generada por curvas circunferenciales, experimentada por quienes sólo pueden mirar y observar a esas a distancia y en ángulo ≠ 90˚.

Los <> de luz desprendidos de su fuente, en su indetenible e inercial trayectoria, terminan sufriendo el peso gravitacional interestelar que los desdobla en <> o curvas de inconmensurable longitud. Por tal razón, quizás, Albert Einstein infirió la cuvilinealidad del espaciotiempo, luego de haber comprobado que la luz tiene peso, durante un eclipse pleno solar.

La admiración sentida por arqueólogos y egiptólogos por causa del <> y estrechísimo diámetro de los intersticios de las pétreas moles que ladrilladamente sirvieron para construir las tumbas faraónicas, pudiera responder, más que a los precisos cálculos geométricos de sus arquitectos, al resultado del ajustadísimo acoplamiento que por compresión gravitacional han ido sufriendo dichas tumbas desde su fundación.
La mayoría de los pintores y sus lienzos llevan la contraria a la lectura habitual de las coordenadas cartesianas. Efectivamente, ellos citan primero la altura (ordenada), y luego la anchura del lienzo(abscisa), salvedad hecha de los datos de *Los tesoros del arte del Museo del Prado*, Editorial Vergara, Barcelona, España,1972. Esta inversión de coordenadas se la atribuí a licencias propias del carácter artístico de los artistas del caso.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2924 veces.



Manuel Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas