Construcciones multilineales frente a todo tipo de fascismo

Todo fundamentalismo o integrismo apunta hacia algún tipo de fascismo

Roger Garaudy

En múltiples oportunidades hemos repetido, que lo que hace más original e irreductible al camarada César Rengifo,(1915-1980) no es sólo su condición de revolucionario, socialista o de marxista comprometido, ni su condición de artista que funda su obra en la venezolanidad, sino su carácter indoblegable de asumirse como un hombre de la anti-conquista, rompiendo con todas las modalidades de la conquista europea y de cualquier forma de conquista y de colonialismo interno. De allí que su obra artística de intelectual orgánico y su legado histórico no despoja a nuestros pueblos de sus específicas espiritualidades y pone sobre el tablero a todos los invisibilizados en 500 años de conquista y dominación colonial, viendo mucho más allá de los clisés masificantes y reductores de obreros y campesinos (o peor aún, de la ciudad divorciada del campo para presentarla como el “lugar ideal” o “el único lugar” para la realización del socialismo). Su arte incluso, además de incluir a los pueblos originarios y campesinos, los afro, las mujeres también supo ver a la Caracas de su tiempo, desde el umbral de los suburbios y sus perros callejeros, para lanzar desde allí ¡Una rosa para la ciudad! Sin que por ello ignorara a la naciente clase obrera y su papel histórico. Lo más irreductible nuestro frente a USA decía Mariano Picón Salas, es nuestra espiritualidad. Aquello que rompe con el molde de cualquier fundamentalismo cientificista, diremos nosotros.

Alguien me preguntaba recientemente:¿y las teologías de la liberación se hacen presentes en la creatividad de César Rengifo?¿Dónde están, que no las veo?

-En la religión de cada pueblo, en la religiosidad popular, que no es sincrética sino pluricultural y multiétnica, con claras manifestaciones indígenas, africanas y europeas, sin negar sus unidades internas, desde la cosmovisión de cada pueblo.

Rengifo fue contemporáneo del fascismo, de la neoconquista del petróleo y del saqueo imperialista norteamericano, de la invasión yanqui a Santo Domingo y de los “Volcanes sobre el Mapocho”. Pero también se hizo contemporáneo del poblamiento originario, de la resistencia indígena a la conquista y a la colonia, de la esclavización de América en Cubagua y de África en América, así como de “Esa Espiga Sembrada en Carabobo”, de Zamora y la Guerra Federal. Incluso, puedo decir que en su esperanza plena encarnó el advenimiento del Comandante Supremo para darle participación política a la presencia de los múltiples sujetos, actores y actrices que ya él había puesto sobre el escenario. En este mismo orden, el pensamiento de Hugo Chávez y la lucha contra los neofascismos, tampoco podrá entenderse al margen de nuestra diversidad cultural, la pluralidad de sujetos, corrientes de pensamiento y movimientos sociales y políticos. Veamos:

DE LA GUERRA ECONÓMICA A LA INSEGURIDAD Y EL TERRORISMO MEDIÁTICO

Guerra económica, combinada con la guerra mediática, sabotaje de servicios y Babel Política: inseguridad, miedo a vivir y a morir son algunos de sus síntomas, queriendo reivindicar como positivos y necesarios los crímenes más horribles del pasado (Pacto de Punto Fijo en Venezuela, paramilitarismo de Uribe en Colombia o la pena de muerte a lo piti-yanqui, el país más enfermo e inseguro del planeta) bajo pretexto de orden, seguridad, espíritu de trabajo a ser impuesto por los mismos verdugos del Gran Capital parasitario y el falso consuelo espiritual de las teologías de la dominación. Falsas promesas de los mismos agentes del caos y robo al pueblo, (Fedecámaras y el imperialismo), convirtiendo en presa fácil a sectores medios de la población, hasta querer contagiar a todo el pueblo. Con una mano, promover el caos y con la otra, prometer seguridad y orden. Cuando se sienten con cierto poder salen a quemar, perseguir y matar a sus adversarios, como lo hemos vivido varias veces. Cada voto para el fascismo y cada espacio perdido, salvo algunas excepciones, es oposición al pueblo y refuerza el aparato de opresión, dominación y terrorismo de nuestros verdugos imperialistas y sus lacayos criollos que quieren quitarnos la patria y lo que la revolución quiere devolvernos en paz, después de medio milenio de ocupación y dominación colonial y neocolonial.
¿QUÉ HACER?

El fascismo  manipula, divide y enfrenta pueblo contra pueblo. ¿Qué hacer? para no caer en su juego, en su atmósfera, su creciente espiral de violencia: su  grito de guerra y   muerte. Desató dos guerras mundiales  y en la segunda, todo Occidente se vio obligado a aliarse contra el eje  Roma-Berlin -Tokío..    Occidente le restringió sus derechos políticos y culturales dentro del mismo ámbito de las democracias representativas, con un gran consenso  en la segunda mitad del siglo XX. Sólo que ahora, muchos de los aliados y víctimas de ayer, son los fascistas de hoy. Basta un botón: el sionismo contra Palestina.

1.- Estrategia de David frente al Goliat. No pelearlo cuerpo a cuerpo, no caer en sus redes. Saber salir de su campo, de su atmósfera envolvente de odio y fatalidad..

2.- ¿Enfrentar y dividir pueblo contra pueblo? Blindar la unidad del pueblo más allá del partidismo, re-definir el papel de los diferentes movimientos políticos, sociales y culturales, religiosos y ecuménicos en el escenario. Redefinir el papel de todo frente patriótico ante la constante amenaza colonial e imperialista.

2.1.- Los partidos, sea cual sea su naturaleza, tienen un problema fundamental: la tendencia a  bloquear y dividir los  movimientos sociales. Chávez dijo: el partido es importante, pero no es todo, el sectarismo limita la inclusión de  los movimientos sociales. Incluyamos, sin negar el partido. 
2.2.-.- El fascismo siembra ambiente de "guerra civil", ingobernabilidad, desde el pueblo mismo: inseguridad, parálisis, apoliticismo aparente, atmósfera de fracaso y de indiferencia, desmoralizar y provocar la abstención electoral y la participación efectiva de nuestros pueblos, golpeando los más oprimidos con su guerra económica. Evitar  ante todo, que los diferentes pueblos, grupos, clases sociales, sectores de clase, nacionalidades, internas y externas sean manejadas con  estereotipos.
2.3.- No sustituir por ensayos,  comunidades realmente existentes. Reconstruirlas con sus modalidades específicas de organización, base de la formación de comunas dentro del nuevo espíritu socialista: con atención y más cuidado hacia las comunidades de los distintos pueblos originarios, campesinos, afrodescendientes y semi-urbanos. Donde la gente, como dice Fruto Vivas, todavía vive, siente y se conoce.
3.-Frente a la política continua de  estereotipar pueblos y grupos humanos, devaluando a  los dominados y sobrevalorando a los dominadores, restablecer el diálogo pueblo con pueblo, pueblo /dirigencia orgánica, con la brújula de la unidad en la diversidad para desmontar progresivamente el fascismo, observando el fascista que pretende -a cada momento-  instalarse en nuestra propia mente, en nuestro propio espíritu, para llevarnos a su terreno de odio. Estereotipo es una imagen fija y deformada de un pueblo o cultura para estigmatizarlo y desmoralizarlo.

3.1.-La gente de pueblo que está al servicio del fascismo dice al principio, no sentirse discriminada, pero mientras le es útil al imperio y a la clase dominante. Después empiezan también a llevar palo.
4.-Si los pueblos se conocen como vecinos, como parte de la convivencia diaria, se facilita el diálogo, son menos probables los enfrentamientos y los estereotipos, que incomunican, restableciendo la posibilidad de diálogo. Clave de claves en la pluralidad de sujetos, actores y actrices.
  4.1.- Reeducar en sentido intercultural y ecuménico a los medios de comunicación, formadores dinámicos de imágenes estereotipadas de los pueblos para propiciar enfrentamientos, racismos, guerras civiles e inmovilización a fin de facilitar las intervenciones imperialistas. Muchos medios privados están incorporados orgánicamente a la dictadura mediática mundial y al complejo militar industrial. Pero, dentro de ellos, como apuntó recientemente el camarada Nicolás Maduro, hay endijas por la necesidad de sobrevivencia, sin olvidar los intereses en juego.


5.-Observar  cómo opera el fascismo  pitiyanqui, especialmente la escala unilineal y unilateral con que mide a los demás pueblos, clases y nacionalidades oprimidas, dentro y fuera de los Estados Unidos:  particularmente en nuestros países. Los estereotipos más negativos son manejados sobre los pueblos originarios de América y de todos los continentes. Con sus apartheid abiertos, encubiertos o invisibilizados ( "cultura única mestiza", hispanocéntrica o neolatinista: la  llamada "raza cósmica" de José Vasconcelos, la falsa dicotomía civilización o barbarie de Sarmiento y Alberdi). Ante ello, interponer el ecumenismo, la interculturalidad y lo inter-civilizatorio, lo interfilosófico, lo intercientífico, lo inter-artístico, lo inter-tecnológico, superando leyendas negras y doradas en el quehacer cotidiano y en el trasfondo de las nuevas investigaciones. Sin olvidar los conflictos sociales, de clase y de otro tipo.
6.- Fortalecer la conciencia etnohistórica, la identidad de los pueblos y culturas para reforzar la conciencia de clase y salir de la masificación, el anonimato personal y colectivo o la despersonalización del aparato capitalista y su individualismo demoledor.  Impedir  la fanatización y el desclasamiento progresivo para no ser arrastrados por   confusas banderas y consignas del fascismo. Especialmente los sectores medios, los sectores ideológicamente más débiles ante cualquier tipo de fascismo, pero donde vamos a conseguir también aliados muy firmes si tenemos un manejo multilineal y multidimensional, pluri-dialéctico, en el decir del maestro Esteban Emilio Mosonyi.
7.- Tumbar a tiempo las distintas máscaras usadas para encubrir su carácter antinativo, su falso nacionalismo  y su carácter apátrida,  respondiendo a los intereses del imperio. Evitar el enfrentamiento provocado entre nacionalidades nativas y exógenas. Entre religiones (o entre pueblos vecinos como quieren hacerlo ahora con Haití y Santo Domingo para fracturar a la vieja Quisqueya).
8-.Poner en claro la  naturaleza del imperio, su racismo-clasista, colonialismo patriarcal, nuevos ensayos de colonialismo, tipo ALCA-y las privatizaciones.
 8.1.-   Según Arnold Toynbee, Estados Unidos ha tenido sólo cuatro nacionalidades de primera:  descendientes de ingleses, de alemanes, de escandinavos y noruegos. Agregarle ahora, el sionismo económico y político europeo, aunque el  maccarthismo persiguió comunistas, judíos, negros y pueblos indios, estos últimos como imaginario nativo, representativo del extremo de la supuesta  "barbarie"... con una serie de intermediaciones, teniendo en el otro extremo la cúpula de las llamadas “nacionalidades de primera”, verdaderas parteras de clases de primera (visto dialécticamente, no en forma mecánica). El hispanocentrismo ha perseguido “moros” y judíos, vascos, gitanos, catalanes y gallegos, pero sobre todo indios de América y pueblos del norte de África como los guanches canarios o blancos de orilla.
8.2.- Poner en claro el mito de  “Nuevo Pueblo Escogido” (según los mormones). La doctrina del Destino Manifiesto y la llamada Doctrina de Monroe (América para los americanos). La religión de mormón como la del “Nuevo Pueblo Escogido” (con pretensiones de sustituir las distintas variantes del protestantismo). Señalemos que en nuestros países, en una primera etapa, los mormones han puesto su énfasis desde más de 40 años en los sectores medios de la población, pero además robaron todos los archivos parroquiales de Venezuela.
8.3.-Denuncia permanente de la élite nativa fuera de sus cabales que sirve de enlace con el país dominante. Su financiamiento, sea directo o a través de algunas ONG, iglesias y otras entidades, reales y fantasmas.
 

8.4- Estas denuncias, en lo posible, hacerlas desde su mismo grupo, clase, sector social, cultural o religioso. (No hay peor cuña que la del mismo palo).¡Que las teologías de la liberación se pongan en vigilia activa frente a la agresiva e inquisitorial cruzada pseudo-evangelizadora que azota al planeta y especialmente a Indoamérica y el Caribe!

9.-Fortalecer la personalidad histórica, social y cultural de las diferentes corrientes de pensamiento, movimientos políticos y movimientos sociales, especialmente en  lo concerniente a su arraigo histórico y social:

9.1.-Pueblos y culturas originarias y sus descendientes actuales, indígenas e indo-descendientes.
9.1.1.-Fortalecimiento de las filosofías indias del Buen Vivir en las microsociedades caribes, arahuacas y de lenguas independientes, no sólo en los Andes.
9.2.-Presencia de afrovenezolanos y afroamericanos y sus aportes indiscutibles.
9.3.-Campesinos y suburbanos, víctimas del tránsito compulsivo rural-urbano.
9.4.-Blancos de orilla. De lo isleño  a lo peninsular. Revisión: Cómo funciona hoy esta manipulación colonial en la escala racista.
9.5.-Inmigrantes latinoamericanos y caribeños. Restablecer su identidad indohistórica ancestral y contemporánea, afrodescendiente, indo-hispánica, euroamericana y caribeña. Patrias chicas complementarias con Patria Grande. Integrar sin aplanar y sin desintegrar al otro diferente. Partir siempre de la tierra, idioma y cultura de origen sin caer en telurismos, superando las formas de xenofobia (odio al extranjero) como las formas de malinchismo (adoración de lo extranjero y autorrechazo de lo nativo).
9.5.-Inmigrantes europeos, poniendo en claro su discriminación en Europa como indianos y de sus hijos  nacidos en América  como sudacas.  Balance del fascismo después de la II Guerra Mundial.  Diálogo entre las minorías europeas étnica y lingüísticamente discriminadas con los pueblos originarios de Abya-Yala. Y para la integración sur/sur entre los pueblos originarios de América y África, superando tentaciones de indio-centrismos y afrocentrismos y cualquier tipo de fundamentalismo, sea cual sea su signo filosófico, cientificista, ideológico, étnico, racial, patriarcal o religioso. Incluyendo los marxo-centrismos, que generaron stalinismos como las viejas cruzadas pseudo evangelizadoras, modalidades de conquista e inquisiciones del cristianismo postconstantinista como religión de Estado. De paso recuerdo, que Stalin fue seminarista. De allí que Arnold Toynbee viera al stalinismo de su tiempo como “una herejía del cristianismo”.
9.6.-Teologías de la liberación, filosofías y antropologías de la liberación, movimientos ecuménicos y ecológicos, ante el desequilibrio global en la nueva era del Pachacuti. Claves para enfrentar las teologías de la dominación, el racismo, el eurocentrismo y el clasismo a ultranza, en tanto aplanadores de realidades complejísimas. Superar los economicismos, los historicismos, los culturalismos, los cientificismos, pero también el vulgar sociocentrismo de clase o clasismo a ultranza que aplana realidades históricas y sociales complejas.
9.7.-Marxismos críticos. Replanteándose constantemente políticas de alianzas inclusivas. Saliendo de los dogmatismos y cascarones vacíos, en diálogo abierto y respetuoso con todos los movimientos filosóficos, ideológicos y políticos y particularmente con los movimientos sociales (que están lejos de ser “pre-políticos”, según los viejos prejuicios de cartillas y catecismos a los que hacían referencia Ludovico Silva, Pedro Duno, Rigoberto Lanz, Otto Maduro. O gente de nuestra actualidad como Esteban Emilio Mosonyi, Fruto Vivas, Freddy Ñañez, Antonio Trujillo, William Osuna, Roy Chaderton, Nelson Guzmán, Mario Sanoja e Iraida Vargas, Aristóbulo Isturiz, María León, Noelí Pocaterra, Marcial Ramos Guedez, Gustavo Márquez, Humberto Orsini, María Mercedes Martínez, Yoama Paredes, Jorge Pocaterra, Marcos Fuenmayor, entre muchos otros.
9.8.-Movimientos de género. Si el fascismo es  contra la mujer, corresponde a las mujeres su desarme. Hay nuevas reflexiones filosóficas y políticas alrededor de los movimientos de género en sintonía con los movimientos políticos, étnicos, sociales y religiosos y pedagógicos de liberación. Ellos tienen sus aportes particulares y generales frente a los nuevos fascismos del siglo XXI.

9.9.-En los movimientos de integración  sur/sur de Nuestra América, hacerle caso a José Martí en aquello de que “América no caminará sin el indio”. Partir de lo más originario y nunca dejar por fuera los pueblos aborígenes en el sur/sur a escala del planeta. Acercamiento y alianza con lo más originario del Norte.  En Estados Unidos y Canadá hay pueblos originarios y los hay en el norte de Europa. ¿Se ha evaluado por ejemplo los aportes a nuestros procesos de revolución las filosofías indías del Buen Vivir, más allá del clisé y de la propaganda política?

9.10.-Dejar siempre en claro que somos anti-imperialistas, pero no antinorteamericanos, que somos anticonquista y no somos eurocéntricos ni hispanocentristas, pero no somos anti-europeos, ni anti-hispánicos.

10. A otro nivel: .-¿Se ha evaluado realmente los nuevos aportes de la unidad cívico-militar en la revolución bolivariana, incluyendo la presencia de la milicia como factor de disuasión y la nueva doctrina militar bolivariana que instauró el Comandante Supremo Hugo Chávez? Creo que es un elemento clave además lo que señaló en una oportunidad el diputado Diosdado Cabello, Presidente de la Asamblea Nacional: la necesidad de reforzar la nueva doctrina militar bolivariana y la alianza cívico-militar con la formación en una nueva ética militar, que permita depurar y fortalecer sus aportes a los nuevos procesos. Sostenemos que la interculturalidad puede dar nuevas luces en el desarrollo del diálogo de saberes y particularmente del diálogo impostergable de lo cívico-militar. Base epistémica: con la revolución lo militar debe dejar de ser enclave en lo civil y en el pueblo/pueblo, retornando orgánicamente a sus orígenes.

11.- Abrir particularmente un diálogo inter-cultural e intercivilizatorio entre los dos pueblos bolivarianos, Venezuela y Colombia, incluyendo sus intelectuales y pensadores, como inicialmente lo había propuesto el exembajador Gustavo Márquez y como lo propone ahora Ildefonso Finol, con la finalidad de estudiar meticulosamente las asimetrías en los mecanismos de la integración interfronteriza y particularmente, en torno a los desafíos y responsabilidades comunes que implica acoger en este país a casi seis millones de hermanos colombianos ante la situación de guerra interna de ese país, el asedio de su oligarquía y la alianza de la derecha venezolana con el uribismo para promover la inseguridad y la desestabilización permanente.

12.-Es pertinente un foro de una hora en cadena nacional, en torno a la posición de las diferentes religiones, cristianismo, islam, judaísmo, budismo, sobre la usura y su vinculación con la guerra económica y la especulación.

13.- Toda pretensión fundamentalista y sectaria de “querer hacer” la revolución excluyendo algún sujeto concreto, alguna corriente del pensamiento progresista de la humanidad actual, es hacerle el juego a la contrarrevolución y al fascismo. Por eso, el legado multilineal y ecuménico del Comandante Supremo y de César Rengifo, no debe ser mutilado. Hay que poner sobre el tablero a todos los invisibilizados y excluidos. A todas las corrientes del pensamiento ancestral-contemporáneo. Por otros mundos posibles en el socialismo del siglo XXI.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2054 veces.



Saúl Rivas Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: