¡Un golpe de estado en pleno desarrollo!

¡No pasarán! El pueblo venezolano los volverá a derrotar. otra vez

Al modo de un juego de legos las piezas van encajando y dando forma a la obra. Cada minuto que pasa las líneas del plan desestabilizador de EE.UU., contra la democracia revolucionaria y bolivariana de Venezuela se hacen más claras y nítidas. Se está ante un golpe de estado de factura conocida. La conspiración contiene similares elementos a los utilizados, sin éxito, en Abril de 2002 o, durante el referendo revocatorio de 2004: Deslegitimar un gobierno democrático; diseñar una matriz de opinión internacional que muestre al gobierno revolucionario, dictatorial, violador de los derechos humanos, violento y tramposo. Mostrar una situación de crisis generalizada que le permita al imperio intervenir a través de organismos multilaterales como la OEA.

En ese plan se inscribe el goteo de partidos retirándose del acto electoral y especialmente el llamado a la concentración en las iglesias producido por el brazo ejecutor de la conspiración en Venezuela: la empresa SÚMATE y su gerente general la malinche Maria Corina Machado.

La "Asamblea" de dirigentes de Primero Justicia para decidir su participación o no en las elecciones fue una farsa. La crónica de una muerte anunciada. Se trató de alcanzar dos objetivos: Mantener a la población en ascuas y dar la sensación de que se estaba discutiendo democráticamente la decisión. ¡Mentira!. La pantomima estaba bien montada. Tuvo el acompañamiento de medios como Globovisión, -pieza fundamental en el diseño de la conspiración y su desarrollo en las próximas horas y días- desde donde llamadas al aire, todas perfectamente planificadas, transmitían la "angustia" de un electorado que rogaba por el retiro de Primero Justicia. Grupos pagados por SÚMATE agitaban enloquecidos a las puertas del Hotel donde los "dirigentes nacionales" debatían. Un asistente nos contó cómo Marcel Granier y Alberto Federico Ravell no paraban de llamar por celular para exigir fidelidad al compromiso.

Los titulares de la prensa comprometida en la conspiración terminarán de ponerle la tapa al frasco en la preparación de los acontecimientos diseñados para el 4 de diciembre y los días subsiguientes. ¡El chavismo votará sólo!, ¡Elecciones sin oposición!. La pieza maestra de la conspiración deslegitimadora será la abstención. EE.UU., sabe que no puede desalojar a Chávez del gobierno con elecciones limpias. La conspiración no apunta hacia la Asamblea sino hacia las elecciones presidenciales de diciembre de 2006. No permitirán un proceso electoral donde se saben derrotados. Deben generar condiciones de "crisis democrática" que obligue a intervenciones de la OEA, nuevas "mesas de negociación" y, por supuesto, nuevas mega elecciones que relegitimen todos los poderes públicos. No pueden ir a unas elecciones limpias, requieren un nuevo CNE desde donde amañar y manipular. Por es este el poder del estado más duramente atacado.

Este libreto lo veremos en todo su esplendor en las próximas horas. Los medios televisivos y radiales comprometidos, -particularmente Globovisión y RCTV- están montando un operativo gigantesco para el día domingo. Un despliegue de cámaras y recursos sobre algunos templos del Este caraqueño, al igual que en zonas similares en otras ciudades importantes, mostrándolos llenos de "pueblo" que se niega a participar en unas elecciones "amañadas y tramposas", con pases en vivo a centros electorales de las mismas zonas medias y altas desolados, nada difícil si se toma en cuenta que en estos sectores las votaciones presentan una proporción de 80 a 20 a favor del sector escuálido. El objetivo perverso es que para el mundo, -ya se encargará de eso CNN- eso será lo que está pasando en Venezuela. La Venezuela grande y popular, la Venezuela donde habita el 85% de la población será invisibilizada. Para el mundo lo que ellos muestren es Venezuela. Lo que no veas en pantalla no existe.

Hay un plan aún más criminal y perverso. Un plan que hará saltar los sentimientos religiosos de la opinión pública mundial. Del mismo modo que lo hicieron con Gouveia en la Plaza Altamira montarán actos de violencia protagonizados por los "Círculos Bolivarianos fuertemente armados por régimen" (Ayer mismo el Partido Popular de España lo afirmaba por medio de su portavoz en las Cortes, llegando a afirmar que son unos círculos asesinos y violentos, armados hasta los dientes para aterrorizar). Ya verá el mundo la "oportunidad" para cubrir, para estar ahí justo en el momento, música de terror, toma cerrada, cámara lenta, "periodistas angustiados" y todo el arsenal de estos criminales medios en acción. El noble pueblo venezolano debe estar preparado para derrotar el plan perverso. Dos acciones son fundamentales para lograrlo: a) Vencer la abstención asistiendo masivamente a las mesas electorales, y b) Un operativo ágil y agresivo que vaya desmontando paso a paso la agresión de los medios. VTV, Vive, RNV, YVKE, los medios alternativos y en general todo el que disponga de una cámara tiene que estar ese día desmantelando, al instante, la grotesca conspiración que se proponen. En estos días, al menos, los medios del estado tienen que dejar la dieta de flores y desarrollar una programación agresiva, de respuesta rápida, con gente aguerrida, periodistas o no, estos momentos no pueden atarse a formalismos absurdos. Ellos se juegan todos sus bastardos intereses, nosotros nos jugamos nuestros sueños.

¡HUGO PARA TODOS Y TODOS PARA HUGO!
¡LA BARRICADA SÓLO TIENE DOS LADOS.!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3811 veces.



Martin Guédez


Visite el perfil de Martín Guédez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: