Tareas para una Asamblea Nacional

1 ¿Qué hace representativo a un parlamentario?
Su preselección por las bases sociales. Su reconocida trayectoria revolucionaria y obra intelectual. Los sufragios que confirman el respaldo de la comunidad que lo postuló. La trascendencia de las normas que sanciona. La ausencia de estos factores anuló a los diputados bipartidistas. Para diferenciarse no sólo es indispensable sancionar la Ley de Participación Ciudadana, también predicar con el ejemplo. A tales candidatos, tal convocatoria.


2 Las revoluciones rompen las cadenas de la legalidad contrarrevolucionaria para imponer la propia. La bolivariana se ha dado el lujo de respetar escrupulosamente la camisa de fuerza de la legalidad heredada. Sin usar sus mayorías más que para retocarla, cuando no para reforzarla con alguna ley retrógrada, hoy día, que dispone de unanimidad. Su única excusa para no hacer la revolución sería el propio sabotaje.


3 Tres tareas enfrenta la Asamblea Nacional:
crear el marco institucional para la Revolución, convertir el Estado en instrumento revolucionario, y articular el sistema normativo para protegerlo fortaleciendo y ampliando el sistema de defensa.

A veces deberá recurrir a reformas constitucionales que debatiremos posteriormente.


4 Legislar para una Revolución es sentar definiciones categóricas sobre la propiedad de los medios de producción y sobre las relaciones de producción.

Lo primero significa recuperar los derechos y bienes de la República sometidos a rebatiña. Ante todo, dominar plenamente la industria de los hidrocarburos. Inexplicables lagunas constitucionales reservan a la República sólo la industria de los hidrocarburos líquidos. Las leyes patrióticas deben extender esa reserva a la industria de los hidrocarburos gaseosos y los sólidos, que también son hidrocarburos, y propiedad de la Nación. Otro incomprensible vacío constitucional omite exigir que Pdvsa tenga siempre la mayoría accionaria, y por tanto, el control de sus empresas subsidiarias y filiales. La ley debe prevenir que la proliferación de subsidiarias en las cuales la Nación tenga participación minoritaria se convierta en subterfugio para la privatización de Pdvsa.



5 Un Parlamento revolucionario debe recuperar los bienes de Venezuela para todos los venezolanos. Revertir privatizaciones inconstitucionales de bienes del dominio público, como las Salinas de Araya. Sepultar definitivamente proyectos como el de la infame Ley Orgánica de Hacienda Pública Estadal, que pretendía privatizar lagos, ríos y lagunas, así como autorizar a los ricos a inmunizarse contra los impuestos por contrato.

Proteger ambiente, recursos naturales y biodiversidad contra el desenfrenado saqueo que las aniquila. Ampliar, y no restringir, las funciones económicas del Estado.

Restringir, y no ampliar, los límites de la concentración de propiedad en materias tales como el latifundio, la industria y los monopolios de distribución de bienes y de comunicación. Fijar, y no ampliar, los límites de la inversión extranjera en áreas estratégicas como la explotación de recursos naturales, la especulación bancaria y financiera, las comunicaciones y servicios públicos tales como generación y la distribución de electricidad.

Crear marcos legales operativos y practicables para la efectiva participación ciudadana y para la gestión de formas de propiedad comunitaria tales como cooperativas y microempresas.



6 Con la recuperación de los medios productivos se deben restaurar relaciones de producción dignas. Casi un sexenio ha pasado sin que ninguna ley devuelva las prestaciones arrebatadas por la CTV y Fedecámaras y restituidas por la Constitución. Se requieren normas que prohíban y sancionen el ocultamiento de la relación de trabajo y del salario bajo figuras tales como las maquilas, la subcontratación con supuestas microempresas, las remuneraciones flexibles y los empleos a prueba. Nuevas normas deben reconocer el estatuto laboral y los derechos de quienes colaboran en las misiones.


7 Para modificar la propiedad de los medios de producción y relaciones productivas hay que reformar el Estado, que es reconstituir la República. El bipartidismo desmanteló Venezuela mediante la anarquía federal secesionista que multiplicó municipios y entes innecesarios e inviables.

Bajo la bandera de la descentralización el Estado se desintegró en miríadas de institutos, corporaciones, fundaciones y empresas incontrolables. Los estados crearon ejércitos propios con el nombre de policías locales, cancillerías particulares con el carácter de delegaciones, sistemas judiciales, de timbre fiscal y papel sellado incompatibles, y poco faltó para que, siguiendo dictados del Banco Mundial, crearan sistemas educativos con programas distintos.


8 El Estado debe ser reestructurado para cumplir con las funciones que no cumple y que desempeñan las Misiones.

Ellas deben ser institucionalizadas, integradas y sometidas a regímenes transparentes de auditabilidad y control que les eviten degradar en la inoperatividad de gran parte del Estado. Para ello hay que arrancar el sistema tributario de los esquemas del Consenso de Washington que imponen el IVAy los tributos recesivos, hacer pagar impuestos a los extranjeros inmunizados por los tratados contra la doble tributación y adecuar el sistema educativo a las necesidades reales del país. Nuevas normas penales deben acorralar los delitos de los pudientes:

la corrupción, la legitimación de capitales, la promoción de garitos y casinos.



9 Venezuela fue, es y será atacada con intensidad directamente proporcional a sus riquezas y a la radicalidad con que las defendamos, y debe ser defendida con energía que supere esa agresión. En el orden interno, con leyes de seguridad, y en el orden externo, con normas que complementen la preparación para la guerra convencional con tácticas de resistencia civil y guerra asimétrica. Al pájaro se lo conoce por el canto y al legislador por sus leyes.

O se los desconoce.

luisbritto@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4305 veces.



Luis Britto García

Escritor, historiador, ensayista y dramaturgo. http://luisbrittogarcia.blogspot.com

 brittoluis@gmail.com

Visite el perfil de Luis Britto García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Britto García

Luis Britto García

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a18389.htmlCd0NV CAC = Y co = US