¡Trabajando como hormiga!

Plan de Pacificación Nacional en la República Bolivariana de Venezuela (Parte I)

Las realidades de los pueblos Latinoaméricanos, caracterizadas por graves desequilibrios sociales en materia de salud, alimentación, educación, desempleo y vivienda; entre otros; han permitido que se mantengan imperantes las graves relaciones de dominación, en las que las clases  económicamente dominantes tengan mayores probabilidades de desarrollo personal y que por otro lado,  mantengan vivos los amplios niveles de exclusión en una sociedad consumista, en el que las maquiladoras comunicacionales de orden transnacional imponen patrones de consumo, transculturizan, mitifican la idolatría al orden material y al estilo de vida criminal en la población.

Con ello, se reproduce el proceso própio de aniliquilamiento de las clases más bajas en el seno de una confrontamiento postmodernista, en el que la babarie emerge como factor de superviviencia de quienes persiguen temporalmente el propósito de identificarse con los ídolos de sus series favoritas más actuales: EL CAPO, PABLO ESCOBAR “EL PATRÓN DEL MAL”, EL CARTEL DE LOS SAPOS, LA REINA DEL SUR; entre otros. Ante ello, preciso es plantearnos la siguiente interrogante: ¿Están conscientes los dueños de medios, de la influencia que ejercen la proyección de estas series en el comporamiento de la juventud venezolana, y con ello la responsabilidad que recae en sobre sus hombros por el áuge de la criminalidad en los últimos cuarenta (40) años?, ¿Por qué el Estado Venezolano, desde el primer momento que promulgó la ley RESORTE, no suspendió indefinidamente la proyección de éstos programas?, ¿Por qué las ONG´S no alertaron sobre está situación? y ¿Por qué tanta publicidad ante el lamentable caso de la muerte de la Actriz Mónica Spear y su esposo, en detrimento de los cientos de venezolanos que fallecen día a día a manos del Estado Criminal Venezolano (ECV)?

Por ello reitero, mi convicción sin desmeritar la voluntad política del Camaarada Maduro por reconocer y priorizar el problema de la Inseguridad Ciudadana como el principal factor de desequilibrio y descontecto de la población, que desde el seno del gobierno y de la oposición sólo se concibe el Plan de Pacificación, no estrategia de  boom político, especialmente para quienes obstentan deseos personales de ocupar o mantener cargos en el gabinete de gobierno.  Aunque la realidad social de nuestro país, nos conlleva por otro lado, a reconocer y plantear ALERTAS INMINENTES DE RESPUESTAS, ante una necesidad que para el ciudadano común que sufre en la cotidianidad las consecuencias de una estructura social resquebraja.

Reconocimiento a Iris Varela, por su actitud revolucionaria en su lucha  desde el Minsiterio de Asuntos Penitenciarios, que ha pesar de las desacreditaciones permanentes por parte de expertos de oficina, y opinadores de oficio, desconocen los grandes esfuerzos con los cuales, está Camarada ha venido trabajando para asumir el compromiso de hacer aportes para equilibrar el proceso de caraterización, clasficación y manejo alternativos de resolución de conflictos en los grupos de poder de la población penal en nuestro país.

En la que la ausencia de valores humanístas, en la figura del Barrio como centro de poder del Estado Criminal, donde se fortalece y reproduce casí genéticamente en la vida y obra del “Sujeto reprimido ante la Ley”; no queda más que plantear un proceso de Consenso basado en la consulta a todos los sectores, de aplicación rigurosa de los instrumentos legales; con la modificación urgente del COOP y CÓDIGO PENAL, en la cuales, se incrementen las sanciones y se limiten los beneficios a quienes atenten contra el bien jurídico más apreciado por la Ley como es la vida human. CADENA PERPÉTUA SIN BENEFICIOS y SOMETIMIENTO BAJO RÉGIMEN ESPECIAL DE TRASLADO ANTE POSIBLES ACTOS DE VIOLENCIA DENTRO DE LOS CENTROS PENITENCIARIOS, es la propuesta para quienes cometan éste delito.

El gobierno nacional, con la promulgación de la gran misión “A TODA VIDA VENEZUELA”,  que formaliza por primera vez la voluntad política de gobierno alguno, por darle la formalidad del caso al estudio de la criminalidad como factor fundamental en el deterioro de las relaciones sociales en la población venezuela, ante la cual, los factores políticos de oposición y entre ellas es preciso hacer especial referencia a las universidades autónomas del país, que ha pesar de ser financiadas por el actual gobierno, y a pesar de contener en el seno de su estructura organizativa le han dado la espalda al problema, al no integrarse al desarrollo de propuestas investigativas en la construcción de indicadores estadísticos o de modelos de contención que permitan la transición a una sociedad de Paz.

Por otro lado, la creación de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES), implíca un cambio en la óptica del Estado, en la esencia própia del perfil profesional del Polícia, como elemento activo en el ciclo del delito que otrora reinaba en nuestro país. No quiere decir este planteamiento, que en la actualidad no existan funcionarios que estén relacionados con las bandas delictivas; todo lo contrario. Preciso es incrementar los mecanismo de inteligencia, contrainteligencia e inteligencia social para depurar la planta policial como primer eslabón del ciclo delincuencial en nuetro país. ¡CHÁVEZ VIVE, LA LUCHA SIGUE!

german.subero@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2039 veces.



Germán Subero

Analista de Sistemas. Vocero de Formación y Propaganda de la Sala de Batalla "Vencedores de Santa Inés" Productor Radial.

 german.subero@gmail.com

Visite el perfil de Germán Jesús Subero Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a180370.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO