¿Cuántos médicos debe haber en la República Bolivariana de Venezuela?

En antaño, la medición para los servicios de atención de enfermedad (recordeemos que en la constitución del 61 teníamos derecho a que nos curaran si nos enfermábamos solamente) se basaba en definir una persona de cada profesión del personal de salud por cada 5000 o que se yo cuántos habitantes. La consecuencia es pública y notoria pues el personal que atiende a los pacientes de nuestra república es insuficiente.

Nuestra constitución define que el estado protegerá a la familia como la base o asociación natural de nuestra sociedad y como el espacio fundamental para el desarrollo de la persona(artículo 75 CRBV). Esto quiere decir que la planificación de el estado debe hacerse en base al número de las familias existentes en nuestro país. por ejemplo el ingreso per cápita debería ser ingreso por familia. La redistribución se debe hacer en función de familias, la planificación y ejecución de todos los planes de la nación, de las regiones, de los municipios y parroquias.

En salud, en el nivel primario de atención y que en nuestro país revolucionario se llama Barrio Adentro, pués habrá un equipo de salud (médico-a, enfermera-o, auxiliar de enfermería, odontólogo-a, auxiliar de odontología, nutricionista-o, auxiliar de nutrición, trabajador-a social, defensor de la salud, etc.) por cada núcleo de atención primaria. Este nivel de organización está compuesto de 250 familias. Si tenemos 22 millones de habitantes, a un promedio de 5 personas por familia, tenemos 4.400.000 familias. Para Venezuela tenemos que conformar 17.600 núcleos de atención primaria (diviimos el número de familias entre 250).

En consecuencia necesitamos 17.600 médicos para cubrir la atención primaria de salud en Venezuela. Para el caso particular del Zulia que obstenta los 3 millones de habitantes, 600.000 familias, 2.400 núcleos de atención primaria de salud. En este estado occidental se están preparando menos de 500 médicos de post grado de Medicina General Integral (MGI), disciplina apta para el desarrollo del trabajo de salud y lucha contra las enfermedades en el ámbito comunitario, por lo cual hay un déficit de unos 1.900 médicos de atención primaria.

La estrategia es clara en el gobierno central, encaminada a formar médicos generales que se desempeñen en la comunidad como trabajo básico y seguir formando especialistas en el área de MGI. La de la Federación Médica Venezolana (FMV) es errática en nuestra opinión, contraria a Barrio Adentro, a la formación de nuevos médicos con enfoque comunitario, contrario al MGI. Basta ver su página web (http://www.saludfmv.org/) en donde consulta a través de una encuesta a sus seguidores: ¿Está usted de acuerdo con el Plan Barrio Adentro? Si: 1432 (29,46%) no: 3.429 (70,54%) (http://www.saludfmv.org/modules.php?name=Surveys&op=results&pollID=6&mode=&order=&thold=).
Estos equivocados profesionales, colegas míos, dicen que las plazas de la atención primaria de salud ocupadas por los execelentes amigos cubanos, le quitan la oportunidad de trabajo los venezolanos. Lo valoran en los indicadores de enfermedad que tradicionalmente han existido en Venezuela, no en medidores de salud (bienestar biológico, psíquico, social y ambiental). En la Universidad no se enseña esa manera de trabajo y no la hemos asumido como tal. Quienes pudieran haber asumido esa medicina comunitaria eran los especialistas en medicina familiar, pero la inmensa mayoría se replegó al nivel secundario o terciario (ambulatorios y hospitales respectivamente).

Para colmo esta institución gremial recordámosla en paro antes de abril de 2002, dizque por una malas claúsulas de contrato, suspende el paro a la llegada de Carmona el Breve, reanudando el paro al retorno de nuestro comandante. Lo que se estableció como sueldo fue la mayor oferta que fue la del gobierno. Ahora luego de un largo período de nmo saber cómo discutir con el gobierno el contrato, el Frente Nacioanl de Médicos Bolivarianos (en donde también milito) ha hecho campaña junto a nuestro Presidente, mi comandante Chávez, para finalmente decretar (decreto 4.028, G.O. 38.304 del 1-11-5) un aumento de 50% del sueldo, con un bono de 2 y 3 millones, lo que nunca había conseguido la FMV.
El abanderado de esa federación, a quien vimos en Miraflores en las gráficas de la autoaclamación de Carmona el Breve, llama a un referendo para preguntarle a los médicos si quieren el aumento. Además propicia que cuando el ministerio de salud haga la encuesta de los quienes quieren trabajar horario de 8 horas, los médicos no la llenen. La propuesta es el reflejo del miedo a que los galenos policamburistas se les descubra que ya trabajan mas de 8 horas diarias repartidas en diferentes organismos y a lo mejor en el mismo horario. Emplazamos a la FMV y su Presidente, alos Colegios de Médicos de cada Estado a que demuestren que esto no existe, lo que se ha llamado la cabalgadura de horarios. Necesitamos médicos cabales, por cientos en atención primaria y los niveles de atención secundaria y terciaria, con enfoque de darle salud a la comunidad (higiene) como lo dice el artículo 83 CRBV y para luchar contra la enfermedad antes(prevención), durante (curación) y después (rehabilitación) como lo dice el artículo 84 dela CRVB.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 12505 veces.



Elio Ríos Serrano


Visite el perfil de Elio Ríos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas