(Por una nueva geopolítica del conocimiento)

La Educación: Pivote Geopolítico del Nuevo Modelo Productivo en América del Sur

La nueva geopolítica que irradia a nuestros pueblos de América del Sur, hilvana telúricamente un conjunto de ideas independentistas, que en el orden histórico muestran el hontanar inspirador que conduce a gran parte de nuestras sociedades a replantearse nuevas formas de aprehender los distintos procesos, que nos permitan encontrar el camino político de la autodeterminación.

Dentro de esta perspectiva, el camino de la independencia y la autodeterminación, necesarios para la reconfiguración del mapa geopolítico de nuestro Sur, amerita desafiar poderosas fuerzas dominantes que desde “ la industria cultural”, impuesta por la dinámica de la globalización, reproduce de manera sistémica los valores que aceleran la consolidación de la sociedad de consumo, con el objetivo de fragmentar y reducir la capacidad de lucha, que despierte la conciencia de los prodigiosos pueblos que conforman la geografía del Sur del continente americano.

En este sentido, no podemos subestimar los aparatos de dominación, altamente eficientes que en la explotación propiciada por la globalización, se encargan de borrar y aniquilar, la memoria histórica e identidad de nuestros pueblos. Es por ello, que la educación liberadora es pilar esencial para el reencuentro del carácter emancipador de nuestras sociedades, en la cual dicho proceso, eleva y estructura al calor del fuego sagrado de las ideas, la visión unionista del Libertador para contribuir al equilibrio de las naciones.

De acuerdo con este planteamiento, la geopolítica como saber estratégico, debe tener la capacidad de reconocer las amenazas, que en distintas direcciones violentan la soberanía, con el fin de asfixiar el camino libertario de nuestros Estados-Nación, esta situación, conlleva a que desde la educación el conocimiento empiece a tomar forma de pensamiento estratégico, capaz de convertir al Estado, en una fuerza motriz con la virtud de propagar las luces que iluminen las mentes de nuestros hombres y mujeres, para soportar los ataques que en tiempos de globalización-imperial, implican el hecho de tomar el camino de la autodeterminación.

Por tal razón, la geopolítica en su dinámica de acción no debe sólo redimensionar la conciencia, pues está en su movimiento, debe despertar las pulsiones constructivas que desarticulen: la dependencia, la economía de puertos y la centralización, presentes en la estructura espacial que domina en el espacio geográfico, y que de manera endógena reclama la edificación del mercado nacional, para así, contribuir al fortalecimiento del nuevo modelo productivo que entreteja los lazos de unión, solidaridad y cooperación de nuestra América del Sur.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1824 veces.



Alexander Colmenares

Profesor-Instructor-Soldado de las Ideas.

 alexmax001@hotmail.com

Visite el perfil de Alexander Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a178690.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO