A votar, a votar...que la derecha se va a acabar

Manejaba yo, en compañía de una amiga de Margarita, por la caraqueñísima Avenida del Atlántico (que burgueses y burguesitos menores de 30 no saben ni que existe) cuando el carro que iba adelante, viejo y destartalado, empezó a mostrar las ansias de la muerte: sacudones, explosiones y chirridos, y finalmente, con un estremecimiento y escándalo de engranajes rotos, dejó caer un pedazo de carrocería, soltó un chorro de vapor y humo negro y se detuvo para siempre.

-“Se acabó poco a poco” dijo la margariteña.

Como se acabó la derecha en Venezuela, y digo la derecha, no la juventud indiferente que vota por ella, que camina porque ve caminar en la televisión y prefiere “el sueño de las estrellas” al despertar de su pueblo.

.

Mi opinión personal es que la Coordinadora Democrática (nombre artístico “Mesa de Unidad”) debió haber sido ilegalizada y sus capitostes despojados de derechos civiles desde el Sabotaje Petrolero de 2003. Pero Chávez, que era un genio, prefirió dejarlos que se cocinaran en salsa de arándanos importada, que envejecieran escondiéndose y disputándose las dentaduras postizas, y que contagiaran de senilidad a sus sucesores. Y así llegaron al llegadero de estas elecciones municipales del 8 de Diciembre de 2013, con candidatos como “el vámpiro” (sic) Ledezma, represor de la vieja escuela, el impresentable “Instin” Ismael García, la incalificable esposa de Manuel Rosales (que no es peor porque no le da el coco), el ladrón Cocchiola heredero de los Makled, y todo el museo de cera del neo puntofijismo; sin excluir a los señoritingos del Opus, viejos desde chiquitos porque no soñaron y muertos porque no vivieron.

.

ALGUNOS PEDAZOS DE CARNE

.

Claro, no todo serán victorias bolivarianas, hay municipios muy reaccionarios donde los escuálidos votan, dicho por ellos mismos, hasta por un burro que le pongan, con tal que sea antichavista (como en los casos de Rosales y Capriles); y otros sitios donde la gestión del PSUV ha sido tan mala que sólo los votos de amor por Chávez y Maduro mitigarán la derrota…como en algunas partes de Guayana. Para no hablar de Cúcuta, perdón, de San Cristóbal, donde Zambrano deberá enfrentarse al mismo Uribe y sus paracos.  Pero estos son sólo pedazos de carne que la democracia arroja a la bestia herida para que siga rugiendo.

.

En general se trata de una justa de juventudes: la que estudia, trabaja y lucha por el país donde vive, y la que vive por adelantado, en cómodas cuotas, el país que la televisión imagina para ella. Una está organizada y sabe lo que defiende, la otra está a la moda. La real y la virtual, cuyos votos se cuentan igual.

.

A MEDIANO Y LARGO PLAZO

.

Estas elecciones municipales no sólo van a decidir la administración de las ciudades y pueblos, el bienestar de sus habitantes; van a dar la medida de la conciencia general que tienen los bolivarianos sobre lo que está en juego. Nadie, nadie que se diga chavista puede dejar de pasar unos minutos (el proceso es cada vez más rápido) en su centro de votación, y dejar constancia de ciudadanía. Para quitarle argumentos a la derecha para embochincharse y gritar fraude.  Porque esa amenaza de mierda se ha vuelto una constante; en todas las elecciones la derecha monta su olla con denuncias sin sentido (“La testigo fulana no se presentó…”) y niega los resultados oficiales del CNE: todavía estamos esperando las “cifras diferentes” que dijo tener el guasón Capriles quien, de truco en triquiñuela, ahora nos anuncia un no sé qué para 2014…

Por eso, este domingo 8 de diciembre: a votar, a votar…que la derecha se va a acabar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2570 veces.



Eduardo Rothe


Visite el perfil de Eduardo Rothe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Rothe

Eduardo Rothe

Más artículos de este autor