Dichosa Venezuela

Simón Bolívar, es orgullosamente reverenciado como el libertador de cinco países, certificado en la historia venezolana e internacionalmente. En cambio los terratenientes ajustados, o latifundistas coloniales e indudablemente los españoles de aquel entonces, los consideraban (legítimamente) renegado y conspirador a la mismísima corona española.

En su plena querella, tuvo que buscar ayudas internacionales para confrontar y expulsar a los saqueadores e invasores ibéricos. Viajo a Europa, para solicitar asistencia, pero fue encarecida indirectamente, ya que solo la Gran Colombia, perdió las mayorías de las islas del Caribe y el territorio del esquivo, que serian en la actualidad, territorios venezolanos y no colonias europeas, o países con independencias propias. En cambio, con los EEUU, dijo cito: Cuídense del gendarme del norte, que predestinado esta de plagar de males a América latina y al mundo, en el nombre de la libertad y paz.

Su ideología primordial, fue proporcionarles tierras, poderes y libertades a todos los criollos, quienes eran por desgracias institucionalizados esclavos coloniales. Sin inquietarse se transformaron en la necesaria resistencia, se quitaron su ropa de peones, se colocaron la vestimenta de guerra, cogieron las armas, profesando al indiscutible líder, Simón Bolívar.

En el invierno de su vida, luego de las actas de independencia de cinco naciones, fue traicionado por sus hombres, Páez y Santander, silenciado y expulsado del territorio venezolano, odiado por la ignorancia y manipulados criollos, dispuesto a ultimarlo, por una supuesta traición de Bolívar, al pactarse aparentemente con los colonizadores españoles y la reina de España, en donde dictaminaron y transmitieron a los vientos de las calles venezolana, los acaudalados poderes establecidos de aquel entonces.

Las sangrientas inmolaciones de los patriotas, fueron en vano, ya que solo se liberaron, de decenas de galeones, centenas de cañones e insignificantes miles de soldados invasores españoles. Traicionados supuestamente por Bolívar, con la cabeza descendida, lo que tuvieron suerte, retomaron su antiguo trabajo, hacia la misma esclavitud de antes y siendo los mismos pero ahora más molestos antiguos patrones coloniales.

Bolívar en Santa Marta, letalmente envenenado, días antes del Adiós, dijo: ¡He arado en el mar!. Quedando al descubierto que el Excelentísimo Libertador, Simón Bolívar, reconoció su decepción y fracaso personal, ya que su fundamental pensamiento de otorgar tierras, libertad y poder al soberano, jamás se alcanzó.

Hugo Rafael Chávez Frías, recibió una nación que ha perdido más de un millón de km2, sin disparar una bala. Acogió una sociedad culturalmente corrupta, por la tantas violaciones a los derechos humanos, cometidos en contra el pueblo de Bolívar. Les cedieron un territorio, penetrado e invadido, por el mayor usurpador e invasor mundial del siglo XX y XXI, nada menos que el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Se consiguió con un inmenso tubérculo desangradora y exprimidora, llamada PDVSA, quienes invertía la mayoría absoluta de los dividendos, en los poderes que genera las numerosas y grandes refinerías y las necesarias estaciones de gasolina a nivel mundial, generando generosas ganancias a los dirigentes venezolanos, empleo y estabilizaciones a centenas de miles de familias en el exterior, pagándoles en dificultosos U.S. $. En cambio los únicos e indiscutibles accionistas, nacían, sobrevivían y finalmente sucumbían, pero jamás percibieron dividendos, ganancias o bonos algunos, siendo los auténticos dueños de PDVSA. Solo los venezolanos exclusivos, afortunados y muy bien conectados, podrían haber trabajado en su empresa, se autoproclamaban los intocables e in destituibles.

Los caprichos de las corporaciones multinacionales y la insaciable avidez del eje imperial, tenían luz verde en todo el territorio nacional. El país se encaminaba a un estallido social. El desequilibrio era brutal, la gula del capitalismo salvaje, era avaricioso y desenfrenado.

Chávez, nos libero de todos los inmensos e invisibles invasores antes mencionados, tan simple que cupo en esta oración, pero lamentablemente nos robo la vida de nuestro libertador Chávez. Les otorgo tierras, casas y misiones a los más limitados, becados a lo más necesitados, mejoro y nacionalizo los servicios básicos y lo primordial les otorgo poder al pueblo irrevocable ya que se encuentra constituido en las normas, leyes y escrita en la constitución.

Chávez, recorrió el mundo buscando asistencias y socios, para poder confrontar, expulsar y resistir las continuas y diversas invasiones a nuestros prestigio, economía, libertad, autodeterminación, y honor, que pretendió, pretende y pretenderá asediar los grandes poderes económicos mundial, resguardados por los manipulados socialmente, pero muy bien armados ejércitos imperiales, comandados por gulas políticos, quienes son contentos servidores de una inhumana sociedad secreta. Su política exterior, fue la más grande, e exitosa que tuvo Venezuela en su historia. El cambio del rumbo hacia el hemisferio oriental, buscando nuevas pero verdaderas oportunidades, exportando nuestras riquezas e intercambiándolos con bienes acompañados con sus tecnologías.

Chávez, fue el primero y el único que independizó, al trasplantar el honor y ética a las Naciones Unidas, llamando las cosas entes y organismos por sus nombres. El único que enfrento al temible e inafrontable imperio Yankee’s. En seguida, grandes y reconocidas naciones, se resguardaron detrás del escudo, que solo nuestro libertador mundial, Chávez, constituyó. El mundo se sacudió, la moral política internacional emprendió a alinearse para enfrentar al insaciable eje imperial, más poderoso que el hombre allá conocido.

Chávez libero y despertó a los dormidos, sumisos e hipnotizados pueblo del mundo, recordándoles sus derechos. Las manifestaciones en Europa, Asia América y África, exigen y aclaman sin saberlo, los mismo dictamines humanistas, que solo Chávez logró fomentar.

En la actualidad la mayoría de los venezolanos pudiera conceptuar, que uno es superior al otro, y la realidad los dos se encarna en un solo ideal, pensamiento y visión. Venezuela es dichosa al tener dos libertadores de tal magnitud. Me arriesgo adelantar cinco generaciones al instaurar hoy, Chávez sobrepasó con creces a nuestro excelentísimo libertador Simón Bolívar, e inclusive a cualquier otro libertador de la historia de la humanidad.

El autor es: Internacionalista de los Derechos Humanos

jaledaliayoub@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1556 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor