Memorias de un escuálido en decadencia

Cambio

¡Perdimos la vergüenza! Ahora estamos llamando al cambio, como lo hizo el rolo a rolo y tolete a tolete, o sea, Rafael Caldera en 1968. Es decir, prometemos pasado, después que quisimos tanto separarnos de la cuarta República, ahora queremos volver a la cuarta. Somos así, siempre equivocados. ¿A quién carajo se le ocurrió esa vaina de prometer el cambio? Seguro que es un copeyano infiltrado en La Mud, y no sé, pero tengo la sospecha de que es Ramoncito el cimarrona, es decir, Ramón Guillermo Aveledo, quien no olvida nunca su pasado copeyano.

Y todas las plagas nos cayeron encima. Nuestros amigos, los comerciantes y empresarios, que tenían todo montadito y apoyado por nosotros, pero sin decirlo, fueron agarrados con las manos en la masa, y al carajo los enfermos. La especulación se les fue de las manos a los compañeros, y lo que pasó en Daka tiene nombre y apellido, como diría el especulador más recordado del país y sus alrededores, Guillermo Zuloaga: “Yo especulo, pero esos carajos abusan”. Y lo peor, los chavistas encontraron una foto donde sale Embajada Radonski más contento que el carajo al lado del presidente de Daka, el señor Ramadan Mahmoud Dagga, allí están los dos como anunciando un ofertón. Y Dagga fue la que le estaban clavando al consumidor.  Es decir, el gobierno les dio los dólares y los carajos salieron a vender como que estuvieran en Arabia Saudita. Una vaina que no tiene perdón de nadie, y nosotros tuvimos que salir a defender a esa cuerda de ladrones mientras el pueblo, el que esperamos que vote por nosotros, le da la razón al Maduro y se pone a hacer cola para comprar un televisor que se los trajo San Nicolás, porque en Venezuela ya es navidad.

No pegamos una. Sin embargo, a pesar de que ya todo el mundo sabe que estamos apoyando a los especuladores, estafadores, o sea, a los ladrones, salimos corriendo a decir que el pueblo quiere un cambio, qué bolas, es decir, que nosotros representamos el cambio que quiere el pueblo, ¿ustedes pueden creer esa vaina? Seguimos creyendo que el pueblo es pendejo y que nosotros somos la de Triana, los inteligentes y los que se la saben todas.

Y el papá de Margot anda arrechísimo, porque compró un televisor en 68.000 bsf  y ahora vio que costaba 8.000 bsf, y salió corriendo para el cuarto y le metió un coñazo tan duro a la puerta, que la gente que estaba haciendo cola en un comercio cercano, salió corriendo desesperada porque pensaron que había estallado una bomba.

  • Aquí manda papá Montero.- Me canta Margot


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7107 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: