Cuadrilátero Electoral

Gran combate en el cuadrilátero:

Señoras y señores, nos acercamos al round quince, faltan pocos minutos y dicen que la pela está pareja. En una esquina, con pantalones blancos, camisa amarilla y gorra tricolor muestra su cara de rabia y mucha arreche ADECOS HASTA LA MUERTE, motivados por la reina del equipo, la tal María Corina que le hace fiestas al público, toma fotos de todo con su celular carísimo y recibe instrucciones de Don King o Don Obama o Don Bush I y Don Bush II, o quien sabe de quién. Está sentada en la sección VIP, lejos de los tierrúos de las gradas, del pueblo que aúpa al otro equipo de CHAVISTAS HASTA LA MUERTE, que ya no cantan aquello de “Patria, socialismo o muerte” por razones obvias, y lucen pantalón rojo, franela roja y gorra roja con vistosas letras blancas que pueden leer hasta los ciegos: PDVSA. Por otro lado, ADECOS HASTA LA MUERTE luce la bandera de USA en las zapatillas, mientras CHAVISTAS HASTA LA MUERTE luce la bandera tricolor en sus botas (que no son ni Adidas ni Nike, sino todo lo contrario, son botas punta y hierro, de seguridad, de trabajo duro). Ninguno tiene prenda Vinotinto porque ya eso es Vino Extinto. Es pavoso. Es inútil y sonso, además.

Señoras y señores, hay nerviosismo. Hay gente en el público con muchos paquetes de harina pan que acaban de comprar, pero se quedaron sin plata para pagar el taxi o el autobús para llegar hasta su casa a hacer las arepas. Son compradores nerviosos, sudan, sufren, porque las empresas Polar cerrarán hasta enero por vacaciones colectivas y tendremos que hacer hallacas con casabe mojado, válgame dios. También está en el otro equipo un apostador famoso, que siempre apuesta algunos churupitos en cada round. Se llama Morel Rodríguez. Se rumora que apostó 500 millones a que gana Dante Rivas la alcaldía de Mariño, en la isla de Margarita, considerada la Cajita Feliz macdonaldiana de las alcaldías, y que ya tiene en salsa al ex gobernador del estado Sucre de CHAVISTAS HASTA LA MUERTE a quien le gana todas las apuestas. Inclusive ya le ganó una vez la plata de los aguinaldos del personal de aquella gobernación. Dios mío, Virgen del Valle, explícame esto. Un apostador de un equipo echando la burra para el monte para que gane el otro equipo, a cambio de embolsillarse unos cobres. ¿Qué pasará en el Zulia o en la Alcaldía Mayor? ¿Cuánto apostarán ahí?

Señoras y señoras, el combate está cerrado. Acaban de decir en una encuesta que los árbitros no saben qué hacer con las papeletas. Según que ADECOS HASTA LA MUERTE gana 160 alcaldías y CHAVISTAS HASTA LA MUERTE gana 175. Ay mi madre, pueblo querido, cómo van a estar sudadas esas hallacas de casabe con tanta guarimba cuando el entrenador, óiganlo bien, dije entrenador no gobernador, Capriles mande a quemar todo el pueblo venezolano porque le robaron todo los CHAVISTAS HASTA LA MUERTE, pues su corazoncito le decía que ganaría las 335 alcaldías, que además va a cobrar porque le deben algo, ¡Humm!, y se llevaba además la madrina de su equipo para hacer una gran fiesta frente al miserable balcón del pueblo, hacia el que apunta la nariz cada mañana y los cañones también mientras piensa a lo Pedro Navaja, “Ah malaya si hubiera sido yo Pedro Carmona y hubiese estado en su lugar. De ahí dentro no me sacara nadie”.

Señoras y señores, la transmisión es en vivo y para todo el mundo. ADECOS HASTA LA MUERTE perdió trece round a fuerza de nocaut pero ha cogido algo de aliento. Brinca, salta, se mueve, tiene estrategias. Ataca, es agresivo, tiene con qué. Fos, se queja de tanta chusma apoyando al otro equipo. Que falta de glamour tienen esos rojos rojitos, pero que bien se ven esas letrotas de PDVSA. Las apetecen, las extrañan, quién pudiera. Atrás del equipo rojo rojito dice CADIVI, imagínense. Noche de Halloween si gana este equipo ADECOS HASTA LA MUERTE. Van a faltar sartenes para freír a tanta chusma chavista.

Señoras y señoras, el round catorce, que fue el catorce de abril precisamente, vaya número traicionero dicen los ADECOS HASTA LA MUERTE, es peor que el mismo 13 un día martes, dicen, pues han pasado más trabajo que un pedigüeño en casa de un mezquino, también lo perdieron porque estaban muy verdes mientras los del otro lado estaban muy Maduros. Este combate puede ser decisivo para montar los portaaviones frente a las costas del cuadrilátero con los diestros marines yanquis dispuestos a invadir para tapar así, con la cochina guerra, sus flatulencias económicas, su déficit fiscal de 16 mil billones de dólares y su parálisis interna. Alguien ha lanzado traquitraquis o estrellitas que parecen las bombas que lanzan los drones yanquis. Cuidado con un tumba rancho, con un chopo casero, con una peinilla, una AK4, una bácula doble boca o cualquier lavativa revienta mondongos, inclusive una peligrosa china destripa ojos, aunque no parece probable ver una china aquí o gomera, a manos que la china la hagan los chinos en la
China (caramba, en qué retruécano me he metido), porque los venezolanos ya no fabricamos ni chinas ni gurrufíos (hoy no fío mañana sí, dice un letrero en la bodega de mi compadre), aunque nuestras muchachitas de 12 a 17 años han traído al mundo 195 mil chinitos durante 2012. ¡Dios mío qué problema, y no hay ni leche, ni pañales ni papel tualé!.

Señoras y señores, ADECOS HASTA LA MUERTE visita a Uribe Vélez, viaja al Norte, busca oxígeno, no sabe qué hacer ya, está mal, está angustiado, qué desesperación, tanta impotencia, hasta cuándo. ¿Hasta 2019? Si acaso. No señor. Fin de mundo. ¿Qué opinará el público? Bueno es notorio que CHAVISTAS HASTA LA MUERTE sigue siendo mayoría, así que a llorar para el valle ADECOS HASTA LA MUERTE, quedan pocos segundos, va sonar la campana,..

Señoras y señores. Dejen el nerviosismo, no se avizoren, como decía mi abuela Ana. Dejemos que la razón venza a la sinrazón, que la cordura venza la incordura, que la el amor venza al odio, que la paz venza a la guerra. Así mismo como está en el Preámbulo de la Constitución, o lo que es lo mismo, como lo dice el poeta Gustavo Pereira en sus sabias reflexiones. Con todo respeto, señoras y señoras, vamos a brindarnos un gran aplauso mientras el árbitro anuncia los resultados el 8D. Y gane quien gane que prevalezca el respeto, la tranquilidad y la esperanza para superar juntos todas las dificultades, sean cuales sean. Nos vamos a comerciales. Ya regresamos.

Isla de Margarita, octubre 2013


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1394 veces.



José Pérez

Profesor Universitario. Investigador, poeta y narrador. Licenciado en Letras. Doctor en Filología Hispánica. Columnista de opinión y articulista de prensa desde 1983. Autor de los libros Cosmovisión del somari, Pájaro de mar por tiera, Como ojo de pez, En canto de Guanipa, Páginas de abordo, Fombona rugido de tigre, entre otros. Galardonado en 14 certámenes literarios.

 elpoetajotape@gmail.com

Visite el perfil de José Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a176030.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO