Los muchachos se duermen entonando el Himno Nacional

La semana pasada asistí tempranito al colegio donde estudian mis hijos, para participar en la asamblea de padres y representantes; una vez más me tocó observar con tristeza la manera como los niños desde el primer grado hasta el quinto de bachillerato entonan nuestro Himno Nacional.

No solo es la flojera de la voz y el desgano con que lo entonan, sino además la actitud corporal: muchachos y muchachas de brazos cruzados y cara medianamente inclinada hacia alguno de los hombros; muchachos y muchachas con las manos en los bolsillos; muchachos y muchachas con las rodillas medianamente dobladas en síntoma de aburrimiento y flojera, muchachos y muchachas absortos con la mirada en el teclado del celular mientras mueven tímidamente los labios de los que seguramente no salen sino murmullos..

Dantesco espectáculo el ver a una juventud que está en pleno uso de su vitalidad y fuerza, entonar con apatía la canción más sagrada de un pueblo, la canción más simbólica de un país, la canción que nos representa y nos da el coraje de ser quienes somos.

Luego de ese inicio de semana me dedique el resto de la misma a recorrer algunas escuelas, a la misma hora de ingreso de los alumnos para tener una idea más clara sobre si la situación es solo de ese plantel y me encontré con el mismo triste escenario en TODOS los planteles que recorrí.

El Himno Nacional de un país es la canción de la identidad nacional, es la canción de la moral republicana, es la canción de quienes somos y de que somos capaces.

No habrá patria mientras no nos formemos como patriotas y la valoración, el amor y el respeto a nuestros símbolos patrios y a nuestros próceres es elemental para la formación de los patriotas.

Hago un llamado al Ministerio del Poder Popular para la Educación a que elabore un plan de rescate del amor a nuestro Himno.

Podríamos empezar por una semana dedicada a la realización de exposiciones, presentación de trabajos, investigación y discusión sobre la canción “Gloria al Bravo Pueblo”; su origen, su historia; discusión sobre la biografía de sus autores, de los cuales la mayoría solo sabe el nombre y eso porque lo dicen en TV cada vez que anuncian “a continuación Himno Nacional de la República de Venezuela, Gloria al Bravo Pueblo, letra de Vicente Salías y música de Juan José Landaeta, entonado por…”.

Una semana de discusión sobre la letra del Himno Nacional línea a línea, discusiones y foros sobre el alcance de la misma; una semana de discusión sobre porque se decidió que la canción Gloria al Bravo Pueblo fuera nuestro Himno, en que gobierno se planteó esa discusión; significación histórica de nuestro himno Nacional, significación histórica sobre el valor del Himno Nacional en la sociedad.

Modo correcto de entonar el Himno; en fin una semana para renovar el valor del Himno y lo que representa.

Las sociedades fuertes siempre han tenido un respeto total a su Himno Nacional y es responsabilidad del estado su impulso y desarrollo.

Se podría crear en cada escuela una sociedad de los Símbolos Patrios que se encargue de la preservación, divulgación y mantenimiento del orden, el amor y el respeto hacia los mismos; esto podría ser conformado por uno o dos representantes de cada aula o de cada año escolar, junto a los profesores de historia y educación física por ejemplo.

Parte esencial de la lucha que llevamos anticorrupción y avance de nuestra sociedad hacia el destino que merecemos y que nuestro comandante Chavez impulsó, es crear conciencia y valores patrios, tener patria no puede ser un slogan publicitario o político; para tener patria tenemos que tener patriotas y eso pasa por lo más básico: la educación.

Reitero pues un llamado al Ministerio del Poder Popular para la Educación a impulsar mediante medidas firmes y concretas el rescate de la entonación del Himno Nacional en los planteles educativos; tomando en cuenta que esto no se puede hacer solamente con la imposición de un horario destinado a esto o la designación de un día para entonarlo completo sino más bien el La discusión aleccionadora que de manera amorosa haga valorarlo y amarlo como se ama a la patria.

Quiero ver a los jóvenes gallardos y firmes entonando nuestro himno de manera clara, altiva y orgullosa; ese será un síntoma de la recuperación del amor a la patria y una luz que nos indique que la nueva sociedad de patriotas está naciendo; ellos serán los que no permitirán el retroceso a las tinieblas de donde venimos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7879 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: