Dólar: El orden de los factores sí altera el producto

Para nadie es un secreto, que el dólar es la divisa imprescindible para comprar bienes y servicios en cualquier parte del mundo, como también son dólares los que recibe Venezuela como producto de sus exportaciones ¡Inclusive por la venta de su petróleo, hierro, aluminio y demás minerales!

Esa es la verdadera fortaleza económica de Estados Unidos, cuando impuso, luego de la segunda Guerra Mundial, que el planeta utilizaría sólo el dólar estadounidense como “paridad cambiaria” en todas las importaciones y exportaciones, en cualquier nación del planeta, con lo cual, hasta el euro tiene como referencia el dólar para fijar su valor en el mercado.

Por esta razón, todas las naciones necesitan dólares, las cuales obtienen de sus exportaciones, cuya demanda determina el valor de su moneda local, el cual es inversamente proporcional al precio del dólar… es decir… mientras más dólares demanda el país más se devalúa la moneda local, ya que a través de ella es que se pueden obtener las divisas estadounidense.

Pero en Venezuela sucede todo lo contrario, ya que sólo por la venta del petróleo, a razón de 2.800.000 barriles diarios a razón de US$ 100 por barril, percibe 280 millones de dólares diarios, es decir ¡Más de Cien Mil Millones de Dólares Anuales! Cifra descomunal para que todos los venezolanos nademos en un mar de billetes verdes… Entonces la pregunta:

¿Qué pasa en Venezuela?

Que en lugar de fijar el precio al Bolívar, el gobierno se empeña de fijar el precio del dólar, con lo cual, el orden de los factores sí altera el producto. Me explico:

Colocar al dólar en la “Rueda Especulativa” permite que los tenedores de dólares negocien la divisa en un Mercado Paralelo, con una ventaja adicional para los especuladores, ya que el dólar es negociado como “droga prohibida”, debido a la Ley de Ilícito Cambiario que condena la venta de dólares ¡Y cómo sabemos! Lo prohibido es lo más escaso y lo más costoso.

La “Rueda Especulativa” es tan rentable para los tenedores de dólares, que para las empresas y comerciantes, es más rentable colocar los dólares en el mercado paralelo que disponerlos para los bienes y servicios, para lo cual les son entregados por el Gobierno: incurriendo en el delito adicional, de vender los productos y servicios, tomando como referencia, no el precio del dólar entregado por el Gobierno, sino el que obtuvieron por la ventas de esos dólares.

¡Y así ha sido siempre! hasta que las personas naturales también se montaron en la “Rueda Especulativa” con sus tarjetas de Crédito.

El problema se complica para el país, ya que somos una economía de puertos, y la “Rueda Especulativa” disparó la inflación y activó las protestas sociales ¡Y lo más grave! Le quitó a los gobiernos (nacional, estadal y municipal) la capacidad de comprar, puesto que el Presupuesto de Compra se redujo con la inflación.

¿Qué hacer?

Invertir el orden de los factores para cambiar el producto… es decir… fijar el precio al Bolívar y no al precio del dólar.

¿Cómo?

Estableciendo una Tasa de Cambio, como por ejemplo, de un 10 % para el Bolívar referente al dólar. Es decir se trata de ¡BOLIVARIZAR la economía!

¿Cómo se aplicaría la BOLIVARIZACION?

PRIMERO: Se dolarizarían los sueldos de La Administración Pública, con lo cual, todos las cuentas de empleados y obreros se convertirían en dólares equivalentes al 10 % en Bolívares: por ejemplo quien gane Bs. 3.000 automáticamente tendría depositado en su cuenta de nomina US$ 300.

SEGUNDO: Eliminación de la Ley de Ilícito cambiario y se dolarizarían las cuentas corrientes y de ahorro en una escala porcentual de entre un 10 % y 20 %

TERCERO: Se obligaría a los comerciantes a fijar los precios en dólares y en Bolívares

¿Qué consecuencias de la BOLIVARIAZACION?

1) Aumentaría el poder adquisitivo de empleados y obreros, y por consiguiente paralización de las amenazas de paros

2) Aumentaría la capacidad de compra de los organismos públicos, sobre todo en cuanto a bienes y servicios

3) Un freno definitivo a la Inflación

4) Sacar al dólar de la “Rueda Especulativa” y por consiguiente un golpe contundente a los especuladores, ya que al fijar en sus mercancías el precio en dólares, se encontrarán con el grave inconveniente, que el precio será tan alto, que será más negocio para los consumidores traer nuevas mercancías del exterior. Eso significará, que las mercancías en Bolívar bajarán su precio de manera drástica.


BOLIVARIZAR consiste en “Cambiar el orden de los factores para alterar el producto”. Ello significa fijar precio al Bolívar y no al dólar, para sincerar la economía venezolana en función a su crecimiento económico, ya que el dólar establecerá el precio del Bolívar, y no un Bolívar que fija el precio al dólar.

¡Y aquí la pregunta!

¿Hay suficientes dólares para “BOLIVARIZAR la economía”?

¡De más! Con más de Cien Mil Millones de dólares anuales sólo por petróleo y otro tanto depositado por los Especuladores en el Exterior, quienes ahora sí les será atractivo repatriarlos hacia los bancos en Venezuela.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3435 veces.



Jorge Mier Hoffman


Visite el perfil de Jorge Mier Hoffman para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jorge Mier Hoffman

Jorge Mier Hoffman

Más artículos de este autor