¿Nervioso yo?

Como guapetones burgueses reaccionan los dirigentes de la derecha ante lo evidente, cada día se les cierra más el círculo a los corruptos, la lucha contra la corrupción va muy en serio. No hay corrupto sin corruptor, esto es un axioma, y en el caso del sistema capitalista, que domina el estado como les viene en gana, el poder del dinero se impone a las leyes y comienza la danza de los millones en toda actividad: comercial, productiva, etcétera, el político que surge por los canales convencionales, salvo muy raras excepciones, terminan amoldándose a los designios del sistema capitalista, pero esto ocurre con naturalidad cuando la ideología de estos partidos o movimientos es pro defensa del capitalismo.
Ahora bien, los corruptos tienen sus políticos que "dan la cara" a la hora de defender su tenebroso sistema corrupto. Los pone a temblar el solo hecho de verse investigados, prefieren que todo discurra en medio de la complicidad, que la política se convierta en politiquería, así lo hicieron durante décadas, “pan y circo” y engaño a los pueblos... Siempre los burgueses cuentan con sus delfines, a cambio les garantizan recursos, una vida de reyezuelos y luego, a compartir el botín del estado o de la posición de poder que obtengan.

Los dineros de los venezolanos se marchaban a las cuentas en el exterior de los grandes burgueses y neo-burgueses. "Con los adecos se vive mejor porque roban y dejan robar", esto nos lo quisieron sembrar en el imaginario como algo normal, hubo quienes proponían "legalizar el 10%", ¡cosas de la cuarta república!, llena ésta de corruptos por doquier. Corruptos que hoy dicen "¿Miedo yo?", de viejo y nuevo cuño, de esta forma vemos hoy al jefe de la mafia amarilla declarando en sus medios que no tiene miedo, solo falta que invite a un duelo, al estilo del lejano oeste gringo, cosa que además ellos admiran.

La burguesía que no se expone en los medios, pero que conspira, manejan a los partidos de la derecha desde sus chequeras, convierten sus programas y postulados en un carnaval de cheques, no obstante, también está temerosa, sus pupilos están en un aprieto y grave. Ya no está el “coco” Chávez, pero ahora se les atravesó Maduro y toda una pléyade de cuadros de la revolución que siguen la batalla, al lado del pueblo siempre, sin traicionar un ápice el legado del comandante eterno ¡Oh, esto es lo último! Dicen los burgueses ¡Quien se atreve a despreciar mis redes de corrupción!...Esto pone más nerviosos aún a la burguesía y sus voceros politiqueros.
Es inexorable que para combatir la corrupción sea menester castigar el hecho en su conjunto, no hay corrupto sin corruptor, a veces el corruptor es el mismo corrupto... se han visto casos y en eso el jefe de la oposición pareciera ser experto; en cambote, junto a sus amigotes se lanza a capturar las ganancias que le reporta tener una gobernación con inmensos recursos como lo es la gobernación de Miranda.

Allí están enquistados los corruptos y corruptores, unidos en un maridaje muy peculiar, y desde esos nichos financian y preparan el asalto al país todo, interesándoles el pueblo exclusivamente para que los respalde en las elecciones y luego lo abandonarán a su suerte con la aplicación de las más terribles medidas para "recuperar" la inversión en esta locura opositora por parte de los encopetados burgueses que han financiado a los políticos de la derecha durante todo este tiempo, también los dólares del imperio están allí, y de la mafia narco de Uribe, y de los narco terroristas de Posada Carriles.

La burguesía y sus voceros políticos tiemblan con una ley habilitante en manos del pueblo, estamos claros en ello, la habilitante en manos de Maduro no es para hacer "un saludo a la bandera", es para profundizar la revolución y producir el vendaval que toda revolución necesita para avanzar y concretar sus objetivos estratégicos que es la construcción de la patria socialista, con un estado socialista, una sociedad socialista y por supuesto una economía socialista…¡tienen razones para aterrarse!. En este orden de ideas, la burguesía toda se une, marcha en coyunda, se asocia, se defiende y usa todo tipo de arma para combatir al pueblo. No es de extrañar las amenazas e intentos de magnicidios, atentados, saboteos y guerra económica...

Los "ángeles" de FEDECAMARAS reaccionan de inmediato y dicen no conocer de guerras, pero es que la guerra para los capitalistas es un gran negocio; producen menos y cobran más, además, conociendo la viveza criolla de nuestros flamantes "empresarios", seguramente piden su buena mesada para luchar contra el régimen chavista y comunista que representa el gobierno del pueblo encabezado por Maduro.

El chillido de los burgueses llega al cielo cuando le trancan el chorro de dólares, pero a la vez maniobran con la divisa que ingresa ilegalmente, crean mecanismos para sumar a la clase media y que ésta se preste por un poco de dinero, que luego se lo sacan de sus bolsillos con su consumismo, o los especulan vendiéndole apartamentos o vehículos a exorbitantes precios, especulan con los alimentos; se declaran en rebeldía y amenazan con destruir al gobierno revolucionario escondiéndole y aumentándole el precio de los alimentos al pueblo para que este se ponga en contra la revolución ¡Cuidadito y les sale el tiro por la culata! Recuerden el 13 de abril... Todo tipo de sabotaje inimaginables, ya conocemos el caso del arroz saborizado y las empresas polar; con una mínima inversión quintuplicaban sus ganancias, pero el arroz regulado desaparecía de los estantes.

Hace algunos días hablábamos de la necesidad de activar el partido, el gran polo patriótico, los Consejos Comunales, las organizaciones de base, las gobernaciones y alcaldías en manos de la revolución para derrotar en buena lid la guerra económica y de desabastecimiento, digamos en las redes que usan para especular al pueblo…por ejemplo, un comerciante que sin son ni ton le coloque un precio excesivo a un producto debe explicar el porqué, aunque las facturas de las grandes distribuidoras aparezcan al día y con el precio legal, en esta batalla una gobernación o una alcaldía cumple un extraordinario rol. En algunas regiones se observa muy activos incluso a los candidatos y candidatas de la revolución, aún sin haber llegado a las alcaldías, pues eso está muy bien y debería extenderse a todo el país y a todos los alcaldes y candidatos. Un alcalde, un gobernador chavista no puede soslayar el tema de la guerra económica, debe ponerse al frente de ésta batalla atacando todo tipo de desviación que se genera en un sistema perverso como el capitalista; un sistema que basa su dominio en la división del pueblo; en el mezquindad y miope visión de algunos falsos dirigentes “revolucionarios”, que por ignorancia o venalidad se pliegan a la lógica capitalista que consiste en especular, especular y especular...

La batalla entonces no solo es contra los enemigos visibles que representan los mafiosos de primero justicia, partido nacido de un hecho de corrupción, recuerden los cheques de PDVSA que hace unos meses presentó Diosdado, "donación" a los hijos de papi y mami que se decidieron a crear un partido. Además la corrupción que significa recibir recursos de un país extranjero que nos agrede constantemente, pero decíamos, no solo luchamos contra este frente, también luchamos contra los reformistas que solo hablan de un socialismo que no toque el sistema capitalista, que permita que nuestros dirigentes vivan como reyes… “ellos se lo merecen, han luchado mucho”, son los pretextos de muchos, algo que es totalmente condenable, ver la política como una herramienta para enriquecerse es contrarrevolucionario, reaccionario totalmente y pro-capitalista… ¡esos también están nerviositos! No lo duden. Esta es una gran batalla, una batalla donde nos enfrentamos todos los días, en donde pretenden ponernos a pelear con el pequeño bodeguero y desviarnos de lo sustancial que es la gran empresa en manos de la burguesía.
Pero volvamos al tema de la corrupción: corruptor y corrupto marchan de la mano, el corruptor normalmente es "un empresario", de esos de maletín algunas veces, pero todo centralizado y en perfecta conexión con la gran burguesía, nacional e internacional que no se pela ningún “negocio interesante”...los burgueses no distinguen a la hora de sobornar, lo quisieron hacer con Chávez, pretendieron endulzarlo, no lo lograron, por eso lo mataron... ahora saben que no podrán con los cuadros de esta revolución, recurren a su arma favorita, el golpe de estado generado por una crisis económica que debilite la base del chavismo y de la revolución es la estrategia definida por esta burguesía asesina.

El solo hecho de que Maduro haya convocado a una batalla nacional contra la corrupción pone a temblar a la burguesía; tiemblan al igual que lo hicieron luego de la batalla de Santa Inés con Zamora al frente; tiemblan al igual que cuando Bolívar llamó a confederarse a Suramérica y el Caribe, habiendo derrotado al imperio español; tiemblan igual que cuando Cipriano Castro enfrentó a las potencias imperialistas y las hizo retroceder; tiemblan como cuando el 23 de enero se visualizaba que fuerzas progresistas tomaran el poder; tiemblan como el 27 y 28 de febrero de 1989 con el pueblo en la calle, aún cuando no había vanguardia; tiemblan como el 4F, o el 27N; tiemblan como el 13 de Abril de 2002 y 15 de agosto de 2004, pasando por la derrota que les propinamos al paro-sabotaje petrolero de 2002... Tiemblan como siempre lo han hecho a la hora que el pueblo ruge y marcha resuelto a la victoria...pero se les sigue oyendo ¡¿Nervioso yo?!

Señores burgueses: les recomendamos lean el artículo del extraordinario articulista Luis Britto Gracía del pasado domingo 06 de los corrientes, desde esa óptica, pues tendríamos que agradecerles, ciertamente, ustedes queman sus últimos cartuchos por tratar de recuperar a Venezuela como lo que era, una colonia yanqui, entregándole los miles de millones de dólares a la burguesía nacional e internacional, pero a la vez nos la ponen papita generando sus crisis para que sigamos avanzando, porque a cada crisis y batalla que nos dan, la misma nos da la oportunidad de salir a construir los mecanismos que necesitamos para garantizarle al pueblo sus derechos. Seguramente sacarán sus cuentas los burgueses; más de 500 mil millones de dólares invertidos en el área social, dólares que ustedes creen le pertenecen, jamás que le pertenecen al pueblo, se llevarán las manos a la cabeza y gritarán ¡culpeChávez!...tienen razón señores burgueses de estar nerviosos, más aún cuando ya no cuentan con un Páez y Santander que traicionen al pueblo como en tiempos de Bolívar; tampoco cuentan con un Juan Crisóstomo Falcón y Guzmán Blanco que les quite a un Zamora de encima, asesinándolo o contribuyendo a ello; no les aparecerá jamás un Juan Vicente Gómez que traicione a su compadre; tampoco contarán con un Betancourt, Caldera y Villalba que secuestraron la insurrección popular del 23 de enero, luego asesinaron a Fabricio Ojeda y derrotaron las guerrillas; tampoco cuentan, señores burgueses, con un pueblo valiente pero sin organización cómo el 27 y 28 de febrero de 1989 que les facilitó una masacre; mucho menos cuentan con la mezquindad, envidia y delación que hizo fracasar el 4F... Solo cuentan con unos "empresarios" conspiradores que les encanta conspirar, pero desde el aire acondicionado de sus oficinas, implementando medidas para que se incremente la especulación y el contrabando; solo cuentan con unos patiquines al estilo de Leopoldo López, Capriles, Ledezma; María Machado y todos los que huyeron despavoridos cuando el pueblo rugió el 12 de abril de 2002...el pueblo civil y militar, ya no cuentan sino con la maniobra, el engaño y la corrupción, así que en este escenario la derrota que les viene es de padre y señor nuestro.

Pretenden los burgueses llenar la patria de corruptos, hacer del soborno algo normal, de la especulación un "mercado emergente", de la traición; el pan nuestro de cada día...pero no lo lograrán señores burgueses. Los vamos a derrotar; con la constitución en la mano, con el pueblo civil y militar unido...Los vamos a derrotar, eso es lo único seguro que tienen. Por eso están nerviosos los corruptores fundamentalmente, también los corruptos; tanto los abiertamente burgueses como los que se disfrazan de rojo rojito. Qué por cierto, ustedes le llaman chavistas, pero lo saben muy bien, no son chavistas, son sus enchufados, los enchufados de la burguesía en el gobierno que debemos echarlos a patadas para el bienestar y la salud de la revolución. Pero claro, los burgueses se ponen nerviosos con esta posibilidad, por ello prenden el ventilador y quieren mancillar a todo el mundo... "pero si Diosdado es corrupto", dicen, pero jamás han sido capaces de presentar una prueba contra Diosdado, "que Chávez era corrupto", pero ¿dónde hay una prueba de ello? Y así sucesivamente...por supuesto que a los verdaderos corruptos que hay dentro del gobierno no los denuncian, se hacen los bobos, no los ven, son sus aliados, sus compinches, sus panas de negocios...seguramente a éstos los catalogan de "excelentes gerentes"...

Yo tengo como regla leer la prensa burguesa para saber lo que no está pasando: al chavista que ensalzan en los medios de la burguesía ya me hace preocupar, al que atacan con furia, ese es mi hermano, ese es mi camarada, ese es honesto, aún cuando no le conozca, inmediatamente goza de mi simpatía.
Sin duda que en esta batalla donde estamos, cada vez que alguien que milita o militó en la revolución cae en las garras de la burguesía, sin duda que nos da tristeza, por eso el pueblo llano le pide a dios que nuestros dirigentes no se dejen tocar por el diablo, a los distintos niveles: nacional, regional y local. Es como una pérdida de un soldado cada vez que se descubre un corrupto en nuestro gobierno revolucionario, pero a la vez esto nos debe dar luces, fortaleza para tener la convicción de que vamos por buen camino.

Todas las revoluciones en el mundo las ha derrotado, más que el enemigo directamente, los infiltrados y traidores. Si vemos la caída de valiosos camaradas en distintas partes del mundo, siempre alrededor hay un traidor, alguien que delata...Fabricio, el Che, Zamora y muchos otros; en una guerra de nuevo tipo, como la que estamos viviendo en Venezuela, los enemigos infiltran el estado, el partido, las organizaciones de base...todo esto comienza, lamentablemente, con un acto de corrupción. La corrupción se convierte para el capitalismo como la humedad para los hongos, por ello el chillido llega a Washington, se activan todas las mafias habidas y por haber; desde Posada Carriles hasta Uribe...entonces toman la decisión... "hay que acabar con el ejemplo"... el ejemplo siempre ha sido un terrible enemigo para los bandidos, por eso lo atacan con todo. Allí está Cuba, no hay nada que irrite más a un burgués que el ejemplo de Cuba, por ello tratarán de evitar que Venezuela se siga convirtiendo en el ejemplo para el mundo.
Combatiendo la corrupción le estamos quitando una poderosa arma a la burguesía y al imperialismo, lo estamos dejando vulnerables, por eso reaccionan como lo hacen cuando Diosdado lanza un tuits, inmediatamente saltan como espantados, se les ve el miedo en su rabia, su prepotencia y su intolerancia. Ante esto, el pueblo debe estar alerta, la FANB, las organizaciones de base, el Partido, el Gran Polo Patriótico, en fin, todos.

El apoyo a Maduro en su solicitud a la AN debe ser total, no podemos retroceder, no podemos bajar la guardia, ni permitir que la incertidumbre generada por la guerra psicológica que nos aplican diariamente; desmoralizarnos, desestabilizarnos, eso es lo que la burguesía quiere, pero no lo lograrán por más que lo intenten, esta batalla histórica el triunfo será para el pueblo, le llegó la hora a la burguesía y sus acólitos politiqueros y la batalla contra la corrupción de verdad los tiene locos de remate, pero ¡¿Nervioso yo?!...


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1364 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor