La disputa política se traslada al interior del Chavismo.

En las próximas semanas los venezolanos presenciaremos un sordo pero feroz enfrentamiento entre diversas tendencias de la burocracia que se autodenominan “revolucionarias”, lo que se plantea ahora en Venezuela es la disputa por el rumbo que tomará la revolución.


Una vez que los representantes políticos visibles o invisibles de la derecha fascista han quedado derrotados y enterrados, la disputa política se traslada al interior del chavismo. Eso lo hemos venido viendo desde hace más de seis meses, y los acontecimientos que hemos vivido y los que vendrán lo ratificarán.


El diputado Luis Tascón ha sido objeto de una “purga” en el MVR. Caso contrario, no se sancionó a Freddy Bernal ni a Juan Barreto , quienes se dijeron calificativos bastante subidos de tono, se enfrentaron públicamente, en la Plaza Bolívar de Caracas, acusándose mutuamente de fraude en las elecciones internas de su partido para la elección de los candidatos a concejales. Chávez los llamó a botón y todo quedó ahí… a los diputados de la comisión de finanzas de la Asamblea Nacional también les quitaron la cabeza por ordenes del líder del proceso, por corruptos, pero no hay sanciones legales solo se les relega y más nada… estas son unas muestras apenas.



Las disputas en el interior del MVR son reflejo de contradicciones ideológicas entre distintos grupos, los civiles y los militares, por el control del partido y de las parcelas de poder dentro del Estado. Aquí lo importante no es si son civiles o militares pues se supone que debe haber una unión cívico-militar, la cual estos miembros del principal partido de la democracia actual no profesan. Dónde quedaron los principios fundamentales bajo los cuales se ha construido esta revolución bolivariana?.


En otras palabras, no hay nadie dentro del MVR ni del PPT ni del PCV ni del MEP ni de PODEMOS, ni del Gobierno, que estén defendiendo la Democracia Participativa y Protagónica, es que no les conviene?. Todos siguen con las conductas puntofijistas y cuartorepublicanas llenas de vicios y corruptelas que condujeron en pasado muy reciente a que el pueblo le retirara el apoyo a los partidos tradicionales de esa época los adecos y los copeyanos. No son prácticas puntofijistas cuando un partido sanciona a un diputado por decir públicamente sus ideas? ¿Y no son prácticas cuartorrepublicanas las de que un diputado acate obedientemente las sanciones y baje la cabeza como lo hacían en el pasado?

Porqué se repiten entonces todas esas conductas que hemos rechazado tanto, las cuales queremos que cambien?

No es que seamos desobedientes e indisciplinados pero no es lo mismo ni se escribe igual…


¿Acaso el pueblo venezolano no se ha pronunciado en las calles, desde 1.989 con un costo considerable de muertos, heridos, detenidos y perseguidos, cuando la democracia de entonces, la de la cuarta república imponía el poder de los partidos por encima del poder soberano del pueblo? Siente de verdad el Pueblo que esto ha cambiado?



Presidente Chávez: ¿Es que después de tantas vueltas vamos a llegar al mismo punto en el cual la soberanía del pueblo va a seguir pisoteada por unas cúpulas o cogollos de corruptos y vividores que actúan de espaldas al pueblo y bajo su sombra?


El caso de La Hojilla, La Lampara de Diógenes, Dossier, son patéticos. Unos “revolucionarios radicales” se proclaman jueces supremos de la Revolución Bolivariana, con derecho a descalificar y ridiculizar a todo aquel que no se comulgue con sus ideas, con el apoyo en su momento de quienes les convienen. Los infiltraron, dividieron y destruyeron. Una muestra de lo que son capaces de hacer las cúpulas del poder cuando se ven golpeadas.



Las causas de las disputas parecen conducir a terrenos bastante tenebrosos, en los cuales estarían de por medio corruptelas, trafico de influencias, protagonismo, candidaturas, publicidades escandalosas, una investigación de fiscalía debería estar en movimiento... por lo que es una noticia criminis.



De cualquier forma, la conclusión es que nada sabe el pueblo sobre las causas reales y verdaderas que condujeron a la crisis de VTV. Nuevamente la democracia participativa y protagónica es pateada por los que consideran que hay verdades que el pueblo no debe conocer.

Igual razonamiento se aplica a la crisis dentro del MVR. En vez de generar un debate amplio y participativo sobre las diferentes ideas y tendencias políticas en disputa, el partido de gobierno está recurriendo a las más desgastadas tácticas ortodoxas usadas por los estalinista-neoadeca. Las diferencias políticas se silencian comiendo arepas con chocolate, o simplemente se acallan mediante sanciones, como si las ideas se pudieran negociar o suprimir por la fuerza. Una verdadera democracia promovería un debate público que abordara todos los puntos en los que hubiera diferencias. Pero el camino que se recorre es el de la represión, y el de la negociación oculta, que lleva a que algunos “próceres de la revolución” cambien de opinión cada 24 horas. Nada que ver con el discurso ideológico que ha llevado el Comandante William Izarra por todos los pueblos Venezolanos.


El caso Manuit es también reflejo de una pelea burocrática entre sectores no calificados para hablar de honestidad. Probablemente Manuit sea un mafioso, con multitud de actos de corrupción, como lo acusan diversos parlamentarios. Ahora se convierte en la papa caliente, ¿Pero, acaso no hay mafiosos dentro del MVR? Porqué se quedaron callados? Tienen rabo de paja y por eso no se acercan a la candela? La pregunta habría que hacerla al revés. ¿Dónde están los honestos entre la alta dirigencia chavista?... El que esté libre de pecado que tire la primera piedra…


Si la pelea fuera simplemente dentro de la burocracia, no habría ningún problema…. Pues políticamente la resolverían, pero estas pugnas reflejan, primero que todo, que quienes están al frente de numerosas instituciones del Estado les quedan grandes las botas revolucionarias para estar allí. El pueblo es el único afectado por la mala administración de tanto coleado dentro de la dirigencia chavista. Y en segundo lugar, la burocracia con la corrupción están arremetiendo fuertemente contra todo lo que huela a organizaciones populares y luchas reivindicativas.



Entonces que se está haciendo para combatir el burocratismo y la corrupción? No es solo con un Gobierno paralelo, los cambios deben venir de esa nueva Asamblea Nacional porque sino, no se está haciendo nada…. Y quedaremos arando en el mar.









Esta nota ha sido leída aproximadamente 2665 veces.



Emelina Morillo Pérez.


Visite el perfil de Emelina Morillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emelina Morillo Pérez

Emelina Morillo Pérez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas