La fuerza motriz de la Revolución Bolivariana

Al ser la lucha de clases la fuerza propulsora de la historia y que la clase llamada a liberar a la humanidad de la barbarie capitalista es la clase trabajadora; en nuestra patria no hay duda que la clase trabajadora en estrecha unión con las clases desposeídas, con el pueblo oprimido, es decir, el poder popular, es la única coalición que puede llevar adelante la revolución bolivariana hasta darle un carácter definidamente socialista.

Esta definición por simple que parezca implica que el pueblo en su lucha contra el capitalismo no puede dejarse liderar por la pequeña burguesía que tiende siempre a conciliar con el burgués. Es claro que la pequeña burguesía debe estar incluida en el programa de lucha del pueblo oprimido, pero no como líder sino como agente que debe ser detalladamente sujeto al control social.

Entonces, tal y como nos enseñó el querido Lider Supremo Hugo Chávez la revolución bolivariana debe jugársela con las bases populares, con el que no tiene nada que perder, con los oprimidos por el capitalismo.

En nuestro país, la crítica a la economía política ha sido tratada como una ciencia extranjera y muchos opinadores que se llaman intelectuales han “demostrado” que las condiciones históricas nuestras han deformado e impedido el progreso del modo de producción capitalista y, por tanto, el problema es la mala fe de los comerciantes que especulan con las mercancías.

Estas supuestas demostraciones no hacen más que mostrar que ha habido poco margen de acción para revitalizar la crítica de la economía política a las condiciones venezolanas, y que los “profesores” son solo escolares que deben aprender mucho del instinto de los obreros y de los consejos comunales. Estos “analistas” solo piensan en la crítica de la economía política como un conjunto de dogmas interpretados con el lente pequeñoburgués, es decir, de manera tergiversada, que supedita el interés del poder popular al maltrato de sus agentes burócratas que “interpretan” lo que interesa al pueblo. Para tapar su ignorancia sobre la teoría revolucionaria, los “eruditos” se cubren de citas históricas y literarias.

La crítica a la economía burguesa puede seguir siendo científica sólo mientras la lucha de clases se manifieste, y no mientras se persiga ahogar el sentimiento revolucionario y patriótico de un pueblo que no ha dejado de perseguir el ideal de una sociedad socialista desde el año 1999.

En los círculos intelectuales de revolucionarios pequeño burgueses no se trata de si es justo o no uno u otro aporte del socialismo científico, sino de si es útil o perjudicial para el capital que desarrollará ahora si la patria, de si es cómodo o incómodo con los razonamientos de la burocracia. Las investigaciones científicas imparciales son sustituidas por servilismo al capitalismo con rasgos de socialismo. Este tipo de investigaciones en nada se parecen a los aportes fundamentales del Comandante Chávez y el pueblo oprimido plasmados en el Plan de La Patria.

Por cuanto la crítica al capitalismo en Venezuela favorece a las masas populares, sólo puede ser liderada por las clases proletarias y movimientos populares revolucionarios que tienen como misión histórica el destruir el modo de producción capitalista y abolir definitivamente las clases sociales, es decir, sólo puede ser liderada por el pueblo trabajador.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2537 veces.



Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: